El Mercurio/ GDA. 22 enero
Buceo en la Isla del Coco. Foto con fines ilustrativos. Fotógrafo: Alonso Tenorio
Buceo en la Isla del Coco. Foto con fines ilustrativos. Fotógrafo: Alonso Tenorio

Nueva Guinea. El descubrimiento de cuatro nuevas especies de tiburones tropicales que usan sus aletas para caminar sobre el fondo marino en aguas muy poco profundas puede ser una noticia aterradora para muchos.

Sin embargo, solo los pequeños peces y los invertebrados deben temerles a estos animales que viven en aguas del norte de Australia y Nueva Guinea. Estos “tiburones caminantes” fueron descubiertos por científicos de la Universidad de Queensland (UQ), en conjunto con Conservation International (CSIRO), el Museo de Historia Natural de Florida (EE. UU.), el Instituto de Ciencias de Indonesia y el Ministerio de Asuntos Marinos y Pesca del mismo país. Los investigadores llevaban 12 años realizando un estudio sobre el tema.

La doctora Christine Dudgeon, autora principal del trabajo, dijo que estos tiburones son los mayores depredadores en los arrecifes durante las mareas bajas, ya que usan sus aletas para caminar en aguas poco profundas.

“Con menos de un metro de largo en promedio, los tiburones caminantes no representan una amenaza para las personas, pero su capacidad para soportar ambientes con poco oxígeno y caminar sobre sus aletas les da una ventaja notable ante sus presas, como pequeños crustáceos y moluscos”, dijo Dudgeon en un comunicado.

Estas características únicas no las comparten con sus parientes más cercanos, como los tiburones de bambú, ni con parientes más distantes, como los tiburones alfombra y los tiburones ballena".

El hallazgo de las cuatro nuevas especies permitió casi duplicar el número total de tiburones caminantes conocidos, los que ahora llegan a nueve.

Dudgeon explicó que estos tiburones ocupan una zona separada de los demás tiburones.

“Los datos sugieren que las nuevas especies sufrieron cambios después de que los tiburones se alejaron de su población original, se aislaron genéticamente en nuevas áreas y se convirtieron en nuevas especies”, dijo Dudgeon.

El estudio fue publicado en la revista Marine and Freshwater Research. “Creemos que aún hay más especies de tiburones caminantes que esperan ser descubiertas”, agregó la especialista. GDA/El Mercurio/Chile