Irene Rodríguez. 15 septiembre
Parte del proyecto
Parte del proyecto "Curridabat, Ciudad Dulce" consiste en tener lugares en los parques para que las abejas lleguen a dejar su miel y que estas puedan polinizar en la zona y contribuir con la flora del parque. Fotografía: Municipalidad de Curridabat

El cantón de Curridabat fue anunciado la tarde de este martes como la ciudad ganadora de una de las categorías del premio Wellbeing Cities 2020.

Este galardón se le otorga a ciudades que buscan el bienestar de los habitantes en un entorno amigable con el medio ambiente. Es otorgado por una organización internacional que impulsa espacios amigables para el desarrollo y el bienestar de personas de todas las edades.

La ciudad costarricense ganó en la categoría “Priorizar el bienestar de los habitantes”. En ella compitió contra Edimburgo y Glasgow en Reino Unido y contra Tirana, en Albania.

Curridabat fue seleccionada por los distintos proyectos de la iniciativa “Ciudad Dulce”, que busca mejorar, a través de distintas actividades, la relación con el medio ambiente, entre estos, estudios de biodiversidad, espacio a los polinizadores en los parques de la ciudad, inventario de plantas en cada parque público y proyectos de investigación sobre la calidad de agua y la recuperación de zonas verdes.

“La iniciativa Ciudad Dulce acerca al desarrollo de la ciudad de una forma en que se da una relación balanceada entre la naturaleza y los miembros de la comunidad”, cita la página de Internet del premio.

“La visión de Ciudad Dulce reconoce a los polinizadores (especialmente a las abejas) de ser los guardianes de las plantes, árboles y la tierra y por ello son el centro del diseño urbano. (...) Según esta visión los desarrollos urbanos, las actividades y los eventos contribuyen a hacer realidad que esta sea una ciudad dulce”, añade.

Otras ciudades premiadas

Otra de las categorías del reconocimiento premió a la ciudad que mejor construyera una “economía vibrante”, esta fue ganada por Curitiba, en Brasil.

Por su parte, Burdeos, en Francia, fue galardonada como el lugar con mejor espacio a la naturaleza y biodiversidad.

Buenos Aires, en Argentina, recibió el premio a la ciudad con mejor salud urbana.

Finalmente, Nueva York, en Estados Unidos, fue electa como la de mejor marco de sociedades cohesivas, donde diferentes comunidades y diferentes culturas tienen los espacios y herramientas para sentirse incluidas y conviven entre sí.