El Universal/ GDA. 20 enero
De acuerdo con algunos cálculos anualmente cada persona en el mundo emite alrededor de 190 kilos de Co2, equivalente en gases de efecto invernadero, por llevar a cabo el planchado de ropa. Foto con fines ilustrativos. Archivo LN
De acuerdo con algunos cálculos anualmente cada persona en el mundo emite alrededor de 190 kilos de Co2, equivalente en gases de efecto invernadero, por llevar a cabo el planchado de ropa. Foto con fines ilustrativos. Archivo LN

Ciudad de México. Siempre las abuelas y las mamás nos han dicho que es importante estar impecable en cualquier momento.Pero cuántas veces planchar la ropa o cualquier prenda es un dolor de cabeza y más cuando nos damos cuenta que no sirvió de nada, pues a los cinco minutos ya están presentes las primeras arrugas en la tela.

Una buena noticia para las personas que no les gusta hacer esta tarea, es que recientemente se ha posicionado una tendencia, en la que se le recomienda a la gente que deje de planchar la ropa, para evitar el calentamiento global y, por consiguiente, combatir el cambio climático.

Pues por más inofensivo que parezca esto, no lo es, debido a que contribuye al calentamiento global, ya que planchar la ropa produce una cantidad de electricidad y de calor que al sumarse en todo el mundo, la proporción es sobresaliente, lo que afecta al planeta.

Todo indica que la iniciativa surgió el 8 de septiembre del 2019, en una fanpage especializada en cambio climático, después de que se viralizó el post “Zero Waste Pilipinas 2030” y poco a poco tomó fuerza.

En él se explicaba que planchar la ropa contribuye al cambio climático. El creador y autor de dicho post es el conocido científico filipino Mark Sultan Gersava y defensor del medio ambiente, en el que informó y expresó que dejaría de planchar su ropa para reducir con esta acción las emisiones de carbono al planeta.

Además, compartió algunos datos de los efectos nocivos al medio ambiente por el uso de planchas, en el que dice que anualmente cada persona en el mundo emite alrededor de 190 kilos de Co2, equivalente en gases de efecto invernadero, por llevar a cabo esta acción.

Ante esta situación el defensor del medio ambiente, revela que si siete mil millones de personas dejarán de planchar su ropa, se podría disminuir el Co2 en 13 millones de toneladas métricas al año. Una cantidad importante que reduciría los efectos del cambio climático en la Tierra. GDA/El Universal/México