Irene Rodríguez. 17 marzo
Este astrolabio, el más antiguo descubierto hasta hoy, fue hallado en el sitio donde se hundió el barco portugués Esmeralda. Esta embarcación fue parte del segundo viaje de Vasco Da Gama a India, que se efectuó entre 1052 y 1506. (Fotografía: David Mearns)
Este astrolabio, el más antiguo descubierto hasta hoy, fue hallado en el sitio donde se hundió el barco portugués Esmeralda. Esta embarcación fue parte del segundo viaje de Vasco Da Gama a India, que se efectuó entre 1052 y 1506. (Fotografía: David Mearns)

Acompañó a Vasco da Gama durante su segunda expedición por India entre 1502 y 1506 y, este domingo, una publicación científica confirma que el astrolabio Sodré es el más antiguo descubierto hasta hoy y ya está listo para entrar al Libro Guinness de los Récords.

Este instrumento de navegación habría sido fabricado entre 1496 y 1501 y fue encontrado en una expedición como parte de una iniciativa de mayor envergadura llamada Proyecto del Barco Hundido Esmeralda. La embarcación Esmeralda fue la que acompañó a Da Gama en su expedición. Esta nave se hundió cerca de la isla Al Hallaniyah, Omán, en el occidente de Asia.

Dicho proyecto ya ha rendido una serie de descubrimientos arqueológicos, pero para los investigadores de la Universidad de Warwick, en Reino Unido –quienes lideraron esta parte del trabajo científico–, los astrolabios tienen un valor sumamente importante.

Los astrolabios eran instrumentos muy comunes en las embarcaciones españolas y portuguesas. Se trataba de dispositivos de navegación cuya función era determinar la posición y altura de las estrellas en el cielo, y con base en esto, los navegantes determinaban dónde se encontraban.

“Los astrolabios son considerados los más raros y preciados artefactos encontrados en los barcos hundidos o naufragios. Solo se han encontrado 104 ejemplares en el mundo”, destacó a la prensa Mark Williams, uno de los investigadores.

El instrumento
Este es el astrolabio en el sitio donde fue hallado. Fotografía: David Mearns
Este es el astrolabio en el sitio donde fue hallado. Fotografía: David Mearns

¿Cómo es este astrolabio recién hallado? El reporte científico, publicado este domingo en la revista International Journal of Nautical Archaeology, señala que se trata de un disco con un diámetro de 175 milímetros y 344 gramos de peso.

Además, es –hasta el momento– el único astrolabio de disco sólido con una proveniencia verificable, y esto se debe también a que es el único dispositivo de este tipo que está decorado con un símbolo nacional: el escudo real de armas de Portugal.

Según los investigadores, este dispositivo llena un vacío cronológico en el desarrollo de estos icónicos artículos. Se cree que es un instrumento de transición entre el astrolabio planisférico clásico y el astrolabio tipo rueda abierta que entró en uso en algún momento antes de 1517.

Este artefacto fue recolectado en noviembre del 2016, y desde entonces fue sometido a una serie de análisis para determinar su función y posible historia.

Para ello, fue imprescindible utilizar tecnología en tercera dimensión. Los investigadores utilizaron un escáner láser de siete axis, que es capaz de cubrir 50.000 puntos por segundos con una precisión de 60 micrones (un micrón o micrometro es la milésima parte de un milímetro). Con esta tecnología, se creó un modelo virtual del astrolabio.

El análisis de los resultados reveló una serie de 18 marcas de escala en intervalos uniformes, pero los científicos aún no tenían claro lo que esto significaba.

Ingenieros de la compañía WMG realizaron otro análisis y mostraron que el espacio entre las marcas de escala era equivalente a intervalos de cinco grados. Esto fue una evidencia crítica para determinar la edad del aparato, pues se comparó con los otros descubiertos hasta el momento.

“Sin este escáner láser, no habríamos podido ver las marcas de escala, porque eran invisibles a los ojos. No sabríamos que existen. Este análisis probó que más allá de un disco, efectivamente era un astrolabio marino. Esto nos ayudó a posicionar correctamente el astrolabio Sodré en su cronología y demostrar que se trató de un instrumento de transición”, señaló en un comunicado de prensa David Mearns, uno de los investigadores.

Un análisis independiente de la Universidad A&M, en Texas, Estados Unidos, confirmó que es el astrolabio marino más antiguo descubierto hasta la fecha.

“Utilizar la tecnología mejoró nuestro entendimiento de cómo este disco pudo haber trabajado en el siglo XV. Sabemos que podremos utilizar esto en el futuro. Quién sabe, se podrían encontrar cosas aún más antiguas”, concluyó Williams.