Cables

Al menos 255 fallecidos deja violencia en frontera colombo-venezolana en lo que va del 2022

Ambos países aspiran a reabrir la porosa frontera de unos 2.200 kilómetros y restablecer las relaciones diplomáticas

Bogotá. Unas 255 personas resultaron asesinadas en lo que va del año en la frontera de Colombia con Venezuela, escenario de un sangriento conflicto entre disidentes de la exguerrilla Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) y rebeldes del Ejército de Liberación Nacional (ELN), informó la policía este miércoles.

Sólo en agosto se registran 11 homicidios, la mayoría “en el marco de esa confrontación” entre ambas organizaciones, que se disputan el control del narcotráfico, la minería ilegal y la extorsión, dijo a W Radio el coronel Luis Fernando Atuesta, comandante de la policía en el limítrofe departamento de Arauca (noreste).

El número ya supera el balance global del 2021, cuando se reportaron 187 muertes, de acuerdo a un consolidado de la entidad compartido con la AFP. La frontera continúa en llamas en los primeros días de Gobierno del presidente de izquierda Gustavo Petro, que asumió el 7 de agosto con la promesa de restablecer las relaciones con Venezuela, rotas desde el 2019.

A las masacres, se suman los desplazamientos y confinamientos que se imponen a sangre y fuego, en medio de los combates entre grupos que se apartaron del pacto de paz firmado con las FARC en el 2016 y tropas del ELN, la última guerrilla reconocida en el país.

El fin de semana mataron del lado colombiano a “cuatro ciudadanos venezolanos” que vivían en en el estado de Apure, y sus cuerpos aparecieron junto a “unos carteles” que decían “por violadores y por ladrones”, detalló el coronel Atuesta.

Bogotá y Caracas anunciaron el martes que avanzan hacia la normalización de las relaciones bilaterales, congeladas por el expresidente conservador colombiano Iván Duque (2018-2022), quien terminó su Gobierno como uno de los principales opositores en la región de su par venezolano, Nicolás Maduro.

Ambos países aspiran a reabrir la porosa frontera de unos 2.200 kilómetros y restablecer las relaciones diplomáticas, entre otras medidas.

Además, Petro se comprometió en su discurso de investidura a trabajar por una “paz verdadera y definitiva”, que contempla respetar lo acordado en La Habana con las FARC, negociar con los rebeldes del ELN y ofrecer beneficios penales a los demás grupos si renuncian a la violencia.

El ELN, sostuvo diálogos con el Gobierno del Nobel de Paz Juan Manuel Santos (2010-2018), pero fueron sepultados por Duque tras un atentado contra una escuela de la Policía que dejó 22 muertos, además del agresor.

Los grupos armados en Colombia, mayor productor de cocaína del mundo, suman más de 10.000 combatientes, según el centro de estudios independiente Indepaz.

LE RECOMENDAMOS

En beneficio de la transparencia y para evitar distorsiones del debate público por medios informáticos o aprovechando el anonimato, la sección de comentarios está reservada para nuestros suscriptores para comentar sobre el contenido de los artículos, no sobre los autores. El nombre completo y número de cédula del suscriptor aparecerá automáticamente con el comentario.