Cables

Ola polar provoca tormentas invernales y golpea la mayor parte de Estados Unidos

El gobernador de Texas, Greg Abbott, emitió una declaración de desastre para el estado

Washington. Una gran parte de Estados Unidos estaba bajo tormenta invernal “sin precedentes” este lunes al tiempo que vientos del Ártico desplomaron la temperatura generando cientos de cancelaciones de vuelos, peligro en el tránsito y un gran corte de energía eléctrica en Texas.

El gobernador de Texas, Greg Abbott, emitió una declaración de desastre para el estado y el Servicio Meteorológico Nacional (NWS) advirtió que más de 150 millones de estadounidenses estarán sujetos a alertas de tormentas invernales.

El NWS describió las condiciones como “una área de clima invernal peligroso que es expansiva y sin precedentes” de costa a costa, que registrará temperaturas bajas que serán récord.

Abott urgió “a todos los texanos a permanecer alerta ante un clima extremadamente duro”.

Más de 2,7 millones de personas había perdido el suministro eléctrico, de acuerdo a PowerOutage.US y las temperaturas en Houston cayeron a -9 grados celsius.

El presidente Joe Biden emitió una declaración de emergencia para Texas el domingo, por medio de la cual se habilita la ayuda federal a los esfuerzos estatales.

El frente frío llegó por Canadá y alcanzó incluso el norte de México, donde un apagón tenía esta lunes sin electricidad a unas 400.000 personas.

Gran parte de Estados Unidos se ha visto afectado por temperaturas frías durante días, con cerca de la mitad de sus ciudadanos ahora bajo algún tipo de alerta de clima invernal.

Las temperaturas han bajado en todo el país, y sólo algunas zonas del sureste y suroeste lo han esquivado.

La ola de frío ha provocado fuertes nevadas y tormentas de hielo que han provocado un aumento de la demanda de electricidad y cortes de luz.

El hielo en las carreteras fue el causante de varios accidentes mortales, incluido un choque de más de un centenar de automóviles en Texas la semana pasada que dejó al menos seis muertos.

El aeropuerto internacional que sirve a Austin, capital de Texas, anunció la cancelación de todos los vuelos debido al “tiempo histórico” y el George Bush Intercontinental de Houston también fue cerrado.

“Más de 150 millones de estadounidenses” están actualmente bajo distintos tipos de advertencias de tormentas de invierno y de hielo, así como de heladas y temperaturas extremas, dijo el NWS.

“Esta impresionante embestida de mal tiempo invernal en gran parte de los 48 (estados) inferiores se debe a la combinación de una fuerte alta presión ártica que suministra temperaturas bajo cero y una banda de tormenta activa que arrastra olas de precipitación”.

Al menos otros seis estados -Alabama, Oregon, Oklahoma, Kansas, Kentucky y Misisipi- han declarado emergencias relacionadas con el clima, informó CNN.

En Oregon había más de 300.000 personas sin energía eléctrica.

El NWS advirtió que “cientos de temperaturas máximas y mínimas diarias se han roto o se romperán durante esta prolongada ‘zambullida polar’, con algunos récords de temperaturas bajas de febrero e incluso de todos los tiempos en peligro”.

En una amplia zona conocida como las Llanuras del Sur, que abarca partes de Texas, Oklahoma y Kansas, se espera que las temperaturas caigan hasta 8 grados Celsius por debajo de los pronósticos típicos para esta época del año.

El NWS agregó que se esperaba una nevada de 30 centímetros desde el valle de Ohio y los Grandes Lagos (medio-oeste) hasta Nueva Inglaterra (este).

Florida seguirá siendo el lugar más cálido del territorio continental de Estados Unidos, con máximas por encima de lo normal y temperaturas que, en general, rondarán los 27 grados.

LE RECOMENDAMOS

En beneficio de la transparencia y para evitar distorsiones del debate público por medios informáticos o aprovechando el anonimato, la sección de comentarios está reservada para nuestros suscriptores para comentar sobre el contenido de los artículos, no sobre los autores. El nombre completo y número de cédula del suscriptor aparecerá automáticamente con el comentario.