Política

Román Protasévich, de activista adolescente a enemigo del régimen bielorruso

En 2012, a los 17 años y cuando todavía estudiaba secundaria, fue detenido por dirigir dos grupos en la red social rusa Vkontakte contra el presidente Alexander Lukashenko

Minsk. El periodista bielorruso Román Protasévich, detenido después de que el avión de Ryanair en el que viajaba fuera obligado a aterrizar en Minsk el domingo, comenzó su activismo en internet cuando era adolescente.

En 2012, a los 17 años y cuando todavía estudiaba secundaria, fue detenido por dirigir dos grupos en la red social rusa Vkontakte contra el presidente Alexander Lukashenko.

Uno de ellos se llamaba "Estamos hartos de este Lukashenko", que gobierna Bielorrusia con mano de hierro desde 1994, un año antes de que naciera Protasévich.

"Me golpearon en los riñones y el hígado", contó entonces "Oriné sangre durante tres días después. Me amenazaron con acusarme de asesinatos sin resolver", explicó.

Durante el interrogatorio, agentes de los servicios de seguridad bielorrusos, todavía llamados KGB como en la época soviética, le pidieron las contraseñas de sus grupos en línea.

Luego trabajó como fotógrafo para medios bielorrusos y en 2017-2018 recibió una beca Václav Havel para aspirantes a periodistas independientes.

Protasévich abandonó Bielorrusia en 2019 tras empezar a trabajar en el influyente canal opositor de Telegram Nexta ("Alguien" en bielorruso).

Más tarde se convirtió en redactor jefe del canal, que actualmente cuenta con más de 1,2 millones de suscriptores.

Este canal tuvo un papel importante en la organización de las protestas contra Lukashenko, informando a sus abonados de los detalles, las horas y las fechas de las concentraciones.

El activista, que vive a caballo entre Polonia y Lituania, dos centros de exiliados bielorrusos, es ahora el editor del canal BGM, que cuenta con 260.000 suscriptores.

Su pareja, Sofia Sapéga, detenida el domingo junto a él, es estudiante de Derecho en la Universidad Europea de Humanidades (EHU) de Vilna.

Román Protasévich cubrió la campaña de las elecciones presidenciales de 2020 en la que la representante de la oposición, Svetlana Tijanóvskaya, se enfrentó a Lukashenko.

Tras la victoria de este último, estallaron protestas masivas sin precedentes y las autoridades respondieron con violencia.

Bielorrusia emitió en noviembre una orden de detención contra Protasévich por su trabajo en Nexta, asegurando que estaba "involucrado en actividades terroristas".

En su perfil de Twitter, el opositor se definía entonces con ironía como "el primer periodista terrorista de la historia".

La "actividades terroristas" puede conllevar la pena de muerte en Bielorrusia.

Cuando el avión de Ryanair fue secuestrado y obligado a aterrizar en Minsk, los pasajeros escucharon a Protasévich decir que "se enfrentaba a la pena de muerte".

Su último tuit, el 16 de mayo, se refería a su cobertura fotográfica de la visita de Tijanóvskaya a Atenas, la ciudad de donde salió el vuelo de Ryanair con destino a Vilna.

LE RECOMENDAMOS

En beneficio de la transparencia y para evitar distorsiones del debate público por medios informáticos o aprovechando el anonimato, la sección de comentarios está reservada para nuestros suscriptores para comentar sobre el contenido de los artículos, no sobre los autores. El nombre completo y número de cédula del suscriptor aparecerá automáticamente con el comentario.