Política

Muere el presidente de Chad por heridas sufridas en un combate contra rebeldes

Idriss Déby Itno falleció horas después de ser reelegido como mandatario

Yamena, Chad. El presidente de Chad, Idriss Déby Itno, en el poder desde hace 30 años, murió este martes debido a las heridas recibidas en una operación militar contra los rebeldes en el norte del país durante el fin de semana, anunció el vocero del Ejército.

“El presidente de la República, jefe de Estado y jefe de las fuerzas armadas, Idriss Déby Itno, acaba de expirar, defendiendo la integridad territorial en el campo de batalla. Con gran amargura anunciamos al pueblo chadiano su muerte, el 20 de abril del 2021”, afirmó el vocero, el general Azem Bermandoa Agouna, leyendo un comunicado en la televisión pública.

Deby, de 68 años, militar de carrera, llegó al poder en 1990 tras un golpe de Estado y acababa de ser reelegido para un nuevo mandato de seis años, con casi el 80% de los votos, según resultados parciales publicados el lunes por la noche.

Uno de sus hijos, Mahamat Idriss Déby Itno, de 37 años y comandante de la guardia presidencial, va a dirigir el consejo militar encargado de reemplazar al presidente, según el Ejército.

“Se ha instaurado un consejo militar dirigido por su hijo, el general Mahamat Idriss Déby Itno”, agregó el vocero militar.

Ministros y oficiales de alto rango habían informado de que el jefe de Estado acudió el sábado y domingo al frente, donde el Ejército se enfrentaba a los rebeldes, que habían lanzado una ofensiva desde su retaguardia en Libia, el día de las elecciones, el 11 de abril.

Déby, que accedió al poder en 1990 a través de un golpe de Estado contra el dictador Hissène Habré, ganó desde entonces todas las elecciones y enmendado en dos ocasiones la Constitución para poder seguir presentándose a las urnas, entre ellas una en el 2005 para poner fin al límite de dos mandatos, reimpuestos en el 2018, sin que le afectaran.

Los rebeldes aseguraron el lunes en un comunicado que Déby había resultado herido, pero la información no había sido confirmada oficialmente.

El lunes, el ejército de Chad afirmó que había matado a más de 300 rebeldes, implicados en una incursión en el norte, y que cinco militares murieron en combate. El gobierno aseguró en aquel momento que la situación estaba bajo control.

No obstante, el lunes por la mañana se desplegaron tanques por las principales avenidas de la capital, Yamena, dando lugar a escenas de pánico en algunos barrios, observó un periodista de la AFP. Horas después fueron retirados.

El grupo rebelde Frente por la Alternancia y la Concordia en Chad (FACT) había afirmado el domingo en un comunicado que “liberó la región de Kanem”, al norte, escenario de los combates del sábado.

También afirmaron que 36 soldados resultaron heridos y que 150 rebeldes fueron capturados, “incluyendo tres responsables”.

Déby, recientemente ascendido a mariscal, centró su campaña electoral en la “paz y la seguridad” en el país, considerando que su gobierno las había mejorado.

Sin embargo, Chad forma parte de una una región convulsa. Enclavado entre Libia, Sudán y República Centroafricana, entre otros, es un factor de peso en la guerra contra los yihadistas en el Sahel a la que contribuye con tropas y armamento.

En febrero del 2019, rebeldes chadianos que entraron desde Libia con la intención de derrocar a Déby, fueron frenados por tropas francesas. En febrero del 2008, un ataque rebelde llegó a las puertas del palacio presidencial, pero logró ser detenido in extremis.

LE RECOMENDAMOS

En beneficio de la transparencia y para evitar distorsiones del debate público por medios informáticos o aprovechando el anonimato, la sección de comentarios está reservada para nuestros suscriptores para comentar sobre el contenido de los artículos, no sobre los autores. El nombre completo y número de cédula del suscriptor aparecerá automáticamente con el comentario.