Arturo Pardo V.. 7 marzo
Foto Shutterstock
Foto Shutterstock

Un editor científico-matemático para la población no vidente es uno de los proyectos que se están desarrollando desde IncluTEC. Se llama EULER y brinda la capacidad de facilitar la lectura, la revisión, edición, importación y exportación de diferentes formatos, pasándolo a uno estándar que sirve para recursos educativos de matemática.

Su funcionamiento se da por medio de un sintetizador de voz que indica lo que se está viendo en la pantalla, ya sea fórmulas o problemas de diferente complejidad. Además de brindar una herramienta de aplicación de problemas, es útil en el proceso de enseñanza-aprendizaje y la comunicación de personas con discapacidad visual con otros.

El proyecto está pensado para estudiantes de cualquier nivel educativo, siendo útil para cualquier persona ciega o de baja visión. Por el momento la simbología matemática con la que cuenta es para educación primaria y secundaria básica, pero, para mediados de año, también incluirá simbología de secundaria avanzada.

El proyecto todavía está en desarrollo, pero, en junio, contará con una actividad que servirá para validarlo con la participación de potenciales usuarios de la plataforma. Esta cita se llevará a cargo tanto por la organización de Inclutec así como por el Consejo de la Persona con Discapacidad (CONAPDIS).

Según Mario Chacón, coordinador de Inclutec, dentro de los objetivos de esta validación está el funcionamiento de la herramienta, así como la revisión de que brinde las posibilidades de uso necesarias para la población meta, en función de la accesibilidad.

Además, se busca entender si la herramienta servirá para dar un valor agregado y de apoyo en los procesos de estudio de los usuarios. Entre los principales méritos de EULER se puede mencionar que servirá tanto en versiones web como escritorio, que su acceso es gratuito y que hace la importación y exportación de datos en un formato estándar MathML.

Multiplicación de ofertas inclusivas

Inclutec es un grupo de interés del TEC dedicado a desarrollar proyectos tecnológicos para promover la inclusión social de diferentes poblaciones con el fin de reducir las brechas de comunicación.

Otro trabajo que se está realizando actualmente desde este grupo es un traductor de texto en español a la Lengua de Señas Costarricense (Lesco), para el uso de la comunidad sorda. Funciona con un avatar de una figura humana en 3D que, además de las señales en Lesco, tiene expresiones faciales.

Una iniciativa más es el desarrollo de una Fórmula de Gestión de Información sobre discapacidad, la cual ya cuenta con Lesco, y cumple con pautas de accesibilidad visual. Además, incluye diferentes lenguas indígenas como bribrí, cabécar, mgäbe y maleku.

Por último, también ha contribuido con el Observatorio de Tecnologías Accesibles e Inclusivas (OTAI) desde donde se desarrollan estudios de cumplimiento de accesibilidad digital.