BRANDVOICE

Beneficios de la lactosa para los niños en crecimiento

La lactosa participa en la absorción de calcio y otros minerales, como zinc y cobre, muy importantes sobre todo durante la etapa del crecimiento.

La lactosa es el principal carbohidrato de la leche, es un disacárido formado por 2 moléculas: una glucosa y una galactosa. Estas moléculas se utilizan como fuente de energía por lo que son clave en el desarrollo de los niños.

La digestión de la lactosa depende de la presencia de una enzima llamada lactasa, normalmente presente en la mucosa del intestino delgado. Gracias a su acción, la lactosa se digiere efectivamente en el tracto digestivo después de ser consumida, permitiendo la absorción de los azúcares que la constituyen (glucosa y galactosa).

La galactosa obtenida a través de la digestión de la lactosa desempeña varias funciones biológicas y participa en diversos procesos de inmunidad y desarrollo cerebral, importantes para el desarrollo saludable de los lactantes. También, forma parte de varias moléculas que son constituyentes básicos de las membranas de las células nerviosas y de los glóbulos rojos.

La lactosa participa en la absorción de calcio y otros minerales, como zinc y cobre, muy importantes sobre todo durante la etapa del crecimiento.

En condiciones normales, una pequeña parte de la lactosa no es digerida en el intestino delgado y llega intacta al intestino grueso. Es aquí donde las bacterias de la microbiota intestinal pueden utilizarla como alimento, generando un efecto prebiótico al favorecer el crecimiento de bacterias beneficiosas para el organismo. De esta manera, la microbiota contribuye positivamente en múltiples actividades: funciones inmunitarias y mejoría del tránsito intestinal, garantizando una adecuada consistencia de las heces.

Nestlé® mantiene una incesante búsqueda para desarrollar y ofrecer alternativas novedosas de alimentación para los niños, en base a investigación en fisiología y nutrición infantil. Tras años de múltiples estudios, la formulación del alimento lácteo NAN® SUPREME 3 es uno de los resultados de ese proceso.

Con una combinación pionera y vanguardista, NAN® SUPREME 3 ha sido diseñado para ayudar a nutrir a tu hijo y proveerlo de elementos que serán aprovechados por diferentes estructuras de su organismo durante su crecimiento. Es el único alimento lácteo que contiene lactosa, 2 oligosacáridos sintéticos (2 fucosil lactosa 2′-FL y Lacto N neo Tetraosa, LNnT), proteína de fácil digestión A2 y probióticos para ayudar a potenciar el desarrollo integral de los niños, a nivel inmune, cognitivo y metabólico.

AVISO IMPORTANTE: LA LECHE MATERNA ES EL MEJOR ALIMENTO PARA EL LACTANTE. Este producto no debe ser utilizado para la alimentación del lactante. Alimento lácteo NAN® SUPREME 3, consumir a partir de los 24 meses. Marcas registradas usadas bajo licencia de su titular Société des Produits Nestlé S.A., Case Postale 353, 1800 Vevey, Suiza.