Todo sobre impuestos

¿Qué es Cabys? Consejos útiles para evitar problemas en la emisión de comprobantes electrónicos

No lo deje para después. Infórmese bien sobre el Cabys e identifique la clasificación correspondiente para sus bienes y servicios.

A partir del primero de diciembre de 2020, será obligatorio el incluir los Códigos Cabys en los comprobantes electrónicos pero, ¿qué es el Cabys?

Es un catálogo nacional elaborado en conjunto por el Banco Central de Costa Rica y el Ministerio de Hacienda que agrupa los bienes y servicios en categorías y asigna a cada uno de éstos la tarifa del Impuesto al Valor Agregado (IVA) que corresponda según la legislación vigente. En su mayoría se encuentra basado en el clasificador internacional denominado Clasificación Central de Productos (CPC), publicado por Naciones Unidas.

En consecuencia, el Cabys corresponde a una clasificación de productos que cubre los bienes y servicios que se comercializan en el país, y que, al estar basado en una norma internacional, le permitirá al Ministerio de Hacienda controlar de mejor manera el IVA, ya que el sistema implica una mejora en la trazabilidad y al Banco Central, poder actualizar de forma más eficiente los datos utilizados en las cuentas nacionales.

¿Qué deben hacer los contribuyentes?

Ahora bien, teniendo claro qué es el Cabys y por qué resulta importante para las autoridades, es importante analizar cuál es el impacto que tiene en los contribuyentes y qué acciones deben realizarse para que no se generen problemas en la emisión de los comprobantes electrónicos.

En este sentido, lo primero que debe tomarse en cuenta es que la incorporación de este requisito es más que un deber formal, ya que a partir del próximo primero de diciembre, no integrar la numeración de 13 dígitos implicará que Hacienda rechace el comprobante.

Por eso, el primer paso que debe realizarse es conocer el inventario de los bienes y servicios que se prestan y verificar su clasificación según el catálogo.

El mejor consejo es que se informe e identifique la clasificación correspondiente para sus bienes y servicios.

Tome en cuenta que existe una diferencia sustancial entre estos códigos y los códigos aduaneros, por cuanto es común ver que exista una confusión en relación a los mismos, pero lo que se debe de tener claro es que son clasificaciones diferentes y con fines diferentes.

Aquellos contribuyentes que realizan comercio internacional de bienes, deben considerar que existe una correspondencia entre la clasificación SAC y los códigos Cabys, pero siempre debe tomarse en cuenta que un código SAC puede hacer referencia a varios códigos Cabys, por lo que en estos casos es importante revisar cuál es el que mejor se ajusta al producto que quiere clasificar.

Valide con su proveedor de facturación electrónica, que el campo para agregar esta codificación se encuentra disponible en su sistema, así como en su sistema interno contable esto debido a que será obligatorio para este 1 de diciembre próximo, recordemos que la responsabilidad de la asignación correcta de los códigos Cabys, recae sobre el contribuyente que emite el comprobante electrónico.

Por otro lado, se debe tener claro que la tarifa asignada a cada código Cabys, obedece a la tarifa general aplicable para comercializar el bien o el servicio en el territorio costarricense, esto de de conformidad con la Ley del IVA, sin embargo, en caso de requerir facturar a otra tarifa de IVA, se deberán cumplir varios supuestos y validaciones para que el comprobante sea aceptado por la Administración Tributaria.

Finalmente, no deje todo para último, recuerde que debe tomar en cuenta el inventario de los bienes y servicios que comercializa y que a mayor variedad mayor tiempo le tomará la revisión.

Recuerde que el catálogo se actualizará periódicamente por lo que debe estar pendiente para evitar incidentes con la facturación electrónica.

Deloitte

La materia tributaria nos impacta a todos. Desde Deloitte lo mantendremos al día de lo que ocurre en el Ministerio de Hacienda y la administración tributaria, la aplicación de la legislación y los reglamentos sobre impuestos, los cumplimientos y cualquier cosa requerida con la declaración, pago, formularios y demás.