Ivannia Varela. 23 febrero

(Video) +cotas: ¿Qué debo saber si voy a viajar al exterior con mi mascota?

Si está planeando viajar al exterior con su mascota, el primer consejo de oro es hacer todo con suficiente tiempo, pues de lo contrario los planes podrían truncarse.

La veterinaria Adriana Chacón explicó en esta entrega de +cotas, que es fundamental que el dueño del animal investigue bien los requisitos que se piden en cada país y también, cuáles son las condiciones de las distintas aerolíneas, ya que estas son variantes y algunas naciones o compañías son más exigentes que otras.

“No es lo mismo viajar a Europa, por ejemplo, donde los trámites se tardan de tres a cuatro meses (hasta pueden solicitar pruebas de laboratorio y se exige que el animal tenga un chip implantado) que llevar a la mascota a América del Norte, donde todo se hace más rápido”, señaló la doctora.

Preguntar directamente en las embajadas, en las empresas de transporte aéreo y al veterinario de confianza, son buenas medidas para tener claro qué se necesita al viajar con nuestros buenos amigos de cuatro patas.

En términos generales, Chacón indicó que siempre se pedirá un certificado de vacunas y de desparasitaciones al día, y otro de buena salud del animal. Esto tampoco puede emitirse de la noche a la mañana.

“Hay vacunas que deben haberse puesto 30 días o más antes del viaje, según los requerimientos de los diferentes países.

En caso contrario, el animal podría quedar en cuarentena al llegar a su destino.

Lo del certificado de buena salud es importante porque hay razas, sobre todo las llamadas braquiocefálicas (ñatas) que podrían presentar problemas respiratorios y algunas líneas aéreas se ponen quisquillosas. Ocurre parecido con razas consideradas “peligrosas”.

El Servicio Nacional de Salud Animal (SENASA) debe emitir un certificado sanitario de exportación. Este documento es indispensable.

Asimismo es medular hacer un presupuesto, porque viajar con una mascota implica gastos, a veces, elevados.

Preguntar directamente en las embajadas, en las empresas de transporte aéreo y al veterinario de confianza, son buenas medidas para tener claro qué se necesita al viajar con nuestros buenos amigos de cuatro patas. Shutterstock
Preguntar directamente en las embajadas, en las empresas de transporte aéreo y al veterinario de confianza, son buenas medidas para tener claro qué se necesita al viajar con nuestros buenos amigos de cuatro patas. Shutterstock
Transporte

La manera de transportar a los animales es otro aspecto a considerar. Dependiendo del peso (preguntar en la compañía aérea) puede viajar en cabina o, por el contrario, ir en carga.

Si fuera el primer caso, se recomienda que la transportadora sea cómoda y liviana para colocarla incluso debajo del asiento del pasajero, o bien, que brinde la facilidad de sacar al animalito durante el trayecto, siempre y cuando sea permitido.

Los perros o gatos que viajen en carga (casi siempre los gatos van arriba porque son más nerviosos), deben ir en una transportadora que les permita estar cómodos, que puedan acostarse y dar vuelta. La ventilación es indispensable.

Encima de la jaula se coloca un poco de alimento y agua, para que el dueño pueda alimentar a su mascota durante las escalas, en viajes largos.

Algunos animales de terapia o servicio sí pueden viajar en cabina, pero para ello también se deben cumplir con requisitos especiales fijados por las compañías aéreas.

Al llegar al destino, el proceso de entrada no será un problema, siempre y cuando se lleven todos los documentos en orden.