Fabrice Le Lous. 3 enero
Qasem Soleimani (centro). Foto: AP
Qasem Soleimani (centro). Foto: AP

El pasado 3 de enero de 2020, Estados Unidos asesinó a uno de los líderes más poderosos de Irán: el general Qasem Soleimani. Cuatro días más tarde, este 7 de enero, Irán ripostó enviando entre 15 y 22 misiles a bases militares en Irak donde hay presencia de soldados estadounidenses.

Estos hechos ocurren en momentos de tensión militar y política entre Teherán y Washington. Previo al asesinato de Soleimani, ambos países protagonizaron una escalada de violencia por más de una semana. Se teme que todo esto pueda desembocar en hechos aún más graves.

En redes sociales hay cierto temor (y muchos memes) por una posible Tercera Guerra Mundial. ¿Es para tanto? Te explicamos lo ocurrido y detallamos si la preocupación por un conflicto de escala mundial es fundada o no.

¿Quién era Qasem Soleimani?

La Casa Blanca confirmó este viernes 3 de enero el asesinato de Qasem Soleimani, tras una operación militar conducida por drones en el aeropuerto internacional de Bagdad, en Irak.

Soleimani era el líder de las fuerzas especiales iraníes Quds, encargadas de conducir operaciones fuera de Irán. Bajo las órdenes de Soleimani, las Fuerzas Quds apoyaron al grupo militar Hezbolá en Líbano y a las fuerzas de Siria de Bashar al-Assad. Según la Casa Blanca, el dirigente asesinado y su grupo son responsables de “cientos de muertes de estadounidenses”.

Los hechos

27 de diciembre de 2019: El ataque más reciente que se le atribuye a Soleimani es el perpetrado el pasado viernes, cuando cohetes de milicianos proiraníes estallaron en la base iraquí de Kirkuk, y dieron muerte a un contratista norteamericano.

27-28 de diciembre de 2019: Estados Unidos respondió con cinco bombardeos en Irak y Siria que causaron la muerte de 25 milicianos pro iraníes, según datos oficiales de Washington.

31 de diciembre d 2019: Tras el sepelio de los 25 caídos, miles de milicianos fueron a la fortificada Embajada de Estados Unidos en Bagdad al grito de “Muerte a Estados Unidos”. Lanzaron objetos, prendieron fuegos, vulneraron portones y quebraron ventanas blindadas. Algunos milicianos incluso se adentraron en el recinto, por unos minutos. Aunque no se registraron heridos, el hecho representó una humillación al más alto nivel para Washington y el presidente Donald Trump prometió venganza.

3 de enero de 2020: En una operación militar llevada a cabo por drones, Estados Unidos atacó el aeropuerto internacional de Bagdad, en Irak, y asesinó al líder militar iraní Qasem Soleimani. Donald Trump ordenó el ataque y tras el éxito de la misión, tuiteó:

“Irán nunca ha ganado una guerra, pero nunca ha perdido una negociación”.

La lideresa del Congreso, Nancy Pelosi, criticó que el presidente dio visto bueno de esta operación sin consultar al Poder Legislativo.

Así quedó el vehículo en el que viajaba Soleimani en el aeropuerto de Bagdad, donde fue asesinado. Foto: AP
Así quedó el vehículo en el que viajaba Soleimani en el aeropuerto de Bagdad, donde fue asesinado. Foto: AP

3 de enero de 2020: Alí Jamenei, líder supremo político y religioso de Irán desde 1989, prometió una “dura venganza” contra los “criminales” responsables de este ataque.

7 de enero de 2020: Irán atacó dos bases militares en Irak con precencia de soldados estadounidenses, en venganza contra Washington por el asesinato de Soleimani. Hasta la mañana de este miércoles 8 de enero, la versión oficial de Washington es que no había bajas estadounidenses, y tampoco se sabe de muertes iraquíes. Teherán habría avisado a Bagdad del ataque horas previas, y esto habría dado chance para abandonar las bases. Sin embargo, se trata de un golpe militar que funciona como mensaje: Irán diciéndole a Estados Unidos que tiene armamento capaz de viajar cientos de kilómetros y da dar en el blanco.

Horas depués del ataque, Javad Zarif, ministro de Asuntos Exteriores de Irán, tuiteó un mensaje oficial diciendo que tras el ataque del 7 de enero, Teherán no pretende continuar las hostilidades con Estados Unidos. Pero avisando que sí piensa responder a cualquier otra ofensiva que provenga de Washington.

Ojo: el conflicto estadounidense - iraní es de vieja data. Estos países no mantienen relaciones diplomáticas formales desde 1980. Cuando Estados Unidos urge de alguna acción burocrática con Irán, estas suceden en la Embajada de Suiza en Estados Unidos. Cuando Irán urge de acciones burocráticas con Estados Unidos, estas ocurren en la Embajada de Pakistán en Washington DC.

Washington impuso sanciones económicas en Irán en 1995, con un embargo comercial. En 2015, tras llegar a un acuerdo sobre armas nucleares que buscaba desarmar a Irán en este campo --ante el conocimiento de programas para desarrollar este tipo de armas--, Estados Unidos levantó el embargo y las sanciones económicas. Sin embargo, en el 2018 Trump lo volvió a imponer. Desde entonces, Alí Jamenei prohibió cualquier conversación directa con Estados Unidos.

(Video) ¿Por qué EE. UU. mató a un general de Irán?

Donald Trump, presidente de Estados Unidos, ordenó el ataque contra Soleimani. Foto: AP
Donald Trump, presidente de Estados Unidos, ordenó el ataque contra Soleimani. Foto: AP
¿Qué pasará ahora?

Es lo que todos se preguntan y es la raíz del debate en redes sociales sobre una posible Tercera Guerra Mundial.

En junio de 2019, Donald Trump dijo que Estados Unidos estuvo a 10 minutos de atacar fuertemente a Irán, pero aseguró que él abortó el ataque después de que un general le dijera que morirían más de 150 civiles en daños colaterales. Es decir, un ataque de gran magnitud de Washington contra Teherán ya se venía ideando con antelación. Ahora que ya se dio una primera gran ofensiva (el asesinato de Soleimani) y que Irán tomó revancha con un ataque contra una base estadounidense en suelo iraquí, la interrogantes por una nueva guerra afloran.

Hay quienes critican el actuar estadounidense afirmando que todo es parte del sistema económico del país americano, donde la producción y venta de armas tiene muchísima relevancia (y una industria gigantesca que emplea a millones de personas). El documentalista Michael Moore (autor de Fahrenheit 9/11, Where to Invade Next, entre otros) tuiteó este 3 de enero, junto con las fotos de Soleimani y Trump:

“Hola, compatriotas. ¿Ustedes conocen a este hombre? ¿Sabían que era su enemigo? ¿Cómo así, nunca han oído de él? Para final de este día, ustedes serán entrenados para odiarlo. Estarán felices de que Trump lo haya asesinado. Harán lo que se les diga. Alístense para enviar a sus hijos e hijas a la guerra”.

“La guerra es buena. La guerra es una distracción necesaria. La guerra es paz. ¡Trump es nuestro comandante! Hagan silencio… Duerman… No hubo colusión (con Rusia)... La llamada fue perfecta (con Ucrania)... Acabo de matar a un hombre en la 5ta Avenida solo porque puedo. Lo siento, pero debido a esta emergencia nacional, tuvimos que posponer la elección”.

Pero Qasem Soleimani sí era conocido en Irán y en Oriente Medio. Conocido, respetado y escuchado. El periodista Yashar Ali, quien publica en New York Magazine y Huffington Post, asegura que Soleimani tenía más poder que el propio presidente de Irán (en Irán el presidente de Gobierno no es el Jefe de Estado y está por debajo del líder supremo, Alí Jamenei).

“Soleimani era extremadamente cercano al líder supremo de Irán. Tenía más poder que el mismo presidente. Las Fuerzas Quds son responsables por asesinatos, terrorismo y estrategias no convencionales de guerra aplaudidas por Irán en países como Irak, Siria, Líbano y Yemen. También son responsables por actos terroristas exitosos y fallidos en Argentina, Estados Unidos, India y Alemania”, explicó el periodista Yashar Ali en su cuenta de Twitter.

En el hilo donde expone la importancia del militar iraní asesinado por Estados Unidos, el periodista publica este video de Soleimani hablándole a una multitud sobre las amenazas de Trump. En el video, Soleimani dice a su audiencia:

“Trump ha hecho comentarios idiotas en Twitter contra Irán. Responder a estos comentarios está por debajo de la dignidad del presidente de la gran nación islámica de Irán, así que yo responderé como soldado de esta nación. Hace más de un año que Trump fue electo presidente, pero su retórica sigue siendo la que se usa en un casino o un bar”.

Soleimani recibió vítores de sus seguidores durante ese discurso. El periodista Yashar Ali considera que Estados Unidos debe esperar una respuesta militar iraní de la misma magnitud a la respuesta que daría Washington si hubiesen asesinado al vicepresidente Mike Pence.

“La gente que compara esta muerte con la de Osama Bin Laden no sabe de lo que está hablando”, redactó Yashar Ali.

Según analistas, la respuesta iraní que se puede esperar es más una de operaciones encubiertas que una ofensiva frontal. A cargo de ataques sigilosos, meticulosos, Soleimani es responsable de dar muerte a más de 600 soldados estadounidenses en Oriente Medio. El mismo Trump retuiteó la cifra este 3 de enero de 2020.

A pesar de todo, las posibilidades de una Tercera Guerra Mundial no parecen cercanas. El mundo previo a la Primera y Segunda Guerras Mundiales no se parecía al mundo actual, donde casi todas las fronteras de los países están establecidas y hay consenso general sobre ellas entre las potencias que dominan la economía y el poder militar en el mundo.

Rusia y China, dos potencias mundiales que no sostienen las mejores relaciones con Estados Unidos y son las que encabezan la lista de quienes podrían al menos intentar enfrentarlo militarmente, ya se manifestaron al respecto del asesinato de Soleimani, pero sus declaraciones no dan pauta para pensar en guerra.

Pekín se dijo “altamente preocupada” por el suceso, pero hizo un “llamado a la calma” entre los países.

Rusia condenó el evento, diciendo que se trata del “peor escenario posible que pone en riesgo la paz de la región”.

Otras potencias mundiales hablaron sobre lo ocurrido, pero actualmente la Unión Europea y los gigantes asiáticos Corea y Japón son claros aliados de Estados Unidos.

No hay indicios para pensar --por ahora-- que las relaciones entre Estados Unidos e Irán tienen el potencial de desencadenar una Tercera Guerra Mundial. Este desastroso escenario es más comidilla de tuiteros y facebookeros en el mundo entero que otra cosa. En Twitter la etiqueta #WWIII ya se ha usado 2 millones de veces este 3 de enero. La mayoría de las veces con memes divertidos 🤷‍♂️