Fabrice Le Lous. 27 noviembre, 2019
Un Samsung al que su batería prendió fuego. Foto: AP.
Un Samsung al que su batería prendió fuego. Foto: AP.

Teléfonos que explotan en Costa Rica. El reciente caso de Sonia Leyla Riobo, una turista argentina que demandó al Instituto Costarricense de Electricidad (ICE) por daños sufridos tras explotarle un teléfono que les compró, nos ha puesto a hablar de este tema.

Los teléfonos celulares pueden explotar, y es una posibilidad que existe desde hace algún tiempo. En 2004, 83 celulares prendieron fuego en Estados Unidos por problemas con sus baterías. En 2016, el explosivo Samsung Galaxy Note 7 se convirtió en el primer teléfono en ser descontinuado y Samsung tuvo que indemnizar o reemplazar el producto a miles de compradores.

En los últimos años, en el mundo, no pocas personas han perdido la vida debido a explosiones de sus aparatos telefónicos. Aquí te contamos algunos casos, explicamos por qué ocurren estos siniestros, y exploramos el camino legal que podés tomar en Costa Rica si esto te pasa a vos.

Muertes por explosiones de teléfonos

Estos son algunos casos de personas que han muerto por explosiones de teléfonos celulares:

--Uma Oram. Esta joven de 18 años, vecina de Kheriakani, India, murió mientras hablaba por teléfono con un pariente. Su teléfono explotó hiriéndola en la cabeza, la mano, el pecho y las piernas. Esto caso sucedió el 19 de marzo de 2018.

--Netavalgarh Pachhli. Este señor falleció a sus 60 años tras explotar su teléfono dentro de la bolsa de su chaqueta, en la madrugada, cuando iba del baño a su recámara. Los reportes indican que el hombre fue quemado vivo. El suceso ocurrió a mediados de diciembre de 2018 en Chittorgarh, India.

--Alua Asetkyzy Abzalber. La joven murió a sus 14 años en su cama mientras escuchaba música en Bastobe, Kazajistán. La batería de su celular habría explotado a su lado, mientras lo cargaba. Esto ocurrió el 30 de septiembre de 2019.

El caso de Sonia Riobo

En el suceso de Sonia Leyla Riobo, la turista argentina que demanda al ICE, el celular era un BMobile Speed 5. Un producto originario de China y de gama baja. Según la información compartida a La Nación, Sonia buscó este aparato por el plan postpago para poder comunicarse durante las semanas que pasó en Costa Rica visitando a sus amistades.

Para este Explicador le consultamos al abogado de Sonia, Rodolfo Alvarado, si lo correcto es demandar a la operadora que vendió el aparato (el ICE) o al fabricante del mismo (BMobile). Alvarado considera que lo correcto es a la operadora, pues en todos los casos, los fabricantes de teléfonos serán foráneos.

“El ICE es el responsable de conformidad con la teoría de la responsabilidad objetiva, tal como lo establece el artículo 35 y la jurisprudencia de nuestros tribunales”, valora Alvarado.

El artículo 35 al que se refiere, es de la Ley dice lo siguiente:

El productor, el proveedor y el comerciante deben responder concurrente e independientemente de la existencia de culpa, si el consumidor resulta perjudicado por razón del bien o el servicio, de informaciones inadecuadas o insuficientes sobre ellos o de su utilización y riesgos.

El abogado argumenta que aunque el ICE no sea el fabricante, participa en la cadena consumo, y fue quien tuvo relación directa con su representada (la turista). “Fue justamente el ICE quien le suministró el celular y a raíz de dichas consideraciones, tiene responsabilidad en lo ocurrido”, finaliza Alvarado.

El ICE ha calificado lo ocurrido como un “caso aislado”. El área de prensa de la compañía dijo a La Nación que ellos “activaron todos los protocolos de atención al cliente” y que también contactaron y se reunieron con el fabricante del celular. En los últimos meses, aseguran en el ICE, se han reunido con representantes del fabricante y con los asesores legales de la turista argentina.

Sin embargo, el abogado Alvarado insiste en que el instituto “se ha mostrado desinteresado de haber dado un celular con las condiciones y garantías de excelencia que explotó”. Dice que fue “imposible” negociar antes de ir a juicio, y comenzó entonces el proceso legal.

A esto, el ICE ha respondido que se presentará ante los Tribunales de Justicia para contribuir con el caso “conforme a derecho y a los principios del debido proceso”.

¿Qué hacer si mi teléfono explota en Costa Rica?

Primero, serías protagonista de un caso muy raro.

Le preguntamos sobre este caso a Cinthya Zapata, directora de la Comisión Nacional del Consumidor (CNC) del Ministerio de Economía, y ella avala que una consumidora con daños físicos por una falla de un producto, demande al comerciante, pero explica que no se debería llegar a estas instancias, sino que el proveedor (en este caso el ICE) debería buscar un arreglo antes; apenas sepa que uno de sus productos está defectuoso.

Zapata explica que el consumidor es “la parte más vulnerable de la cadena de comercialización”, y que no se debe cargar al consumidor de responsabilidades.

Cuando un comerciante sabe que uno de los productos que vendió tuvo un fallo, y que, en este caso, atentó contra la vida de una consumidora, lo que debe hacer según la Ley es lo siguiente:

--Alertar a todo el mundo por seguridad. Decir públicamente: “este producto salió defectuoso; ha demostrado estas características y lo tenemos que retirar” (así hizo Samsung con su Galaxy Note 7).

--Se hace un “recall” o llamado a todos los consumidores del producto. Se les rastrea y se les propone un cambio de producto o una devolución de dinero a cambio del aparato en mal estado.

--En caso de que la falla de sus productos haya ocasionado daños físicos a uno o más consumidores, la empresa debe indemnizar por los daños sufridos (de salud y materiales) a la(s) víctima(s). Esto sí debe verse por la vía judicial.

Ojo: Si a vos se te estalla el teléfono mientras leés este Explicador o después de hacerlo (ojalá nunca te pase), tenés que llamar primero al teléfono de la Comisión Nacional del Consumidor al 800-Consumo (800-266-7866).

Aquí no plantearás una denuncia, pero sí darás los datos a la Comisión para que esta logre sacar el producto del mercado en caso que se compruebe que está mal. Luego, en la Comisión te asesorarán sobre qué otros pasos debés seguir para que te reparen por la mala experiencia.

“Los importadores y proveedores se convierten en garantes del producto y en responsables solidarios ante el consumidor. No es que yo pongo un producto en el mercado y queda a la suerte de cada consumidor. El consumidor puede reclamar por lesiones en sede judicial”, explica Cinthya Zapata, del CNC.

¿Por qué explotan los celulares?

En su momento, Samsung buscó librarse de toda culpa por las repetidas explosiones del Galaxy Note 7, acusando a terceros (fabricantes de sus baterías). Pero finalmente admitió que su producto prendía fuego porque las baterías de ion de litio que encargaban, no cabían bien en su compartimiento (el diseño del compartimiento no era adecuado para las baterías). Esto le costó unos $5 mil millones a la empresa.

Estas son algunas razones por las cuales un teléfono puede explotar, según el ingeniero electrónico Juan Manuel Gómez, director del canal de YouTube Mundo Electrónica, en una entrevista que dio a El Tiempo (Colombia, GDA):

--Las baterías de ion de litio, que son las baterías de la gran mayoría de los celulares que usamos, son altamente inflamables y son vulnerables a cambios repentinos y extremos de temperatura. Cuando la vulnerabilidad de estas baterías es expuesta (sobrecarga, altas temperaturas), algunas pueden incendiarse.

--Los fabricantes de teléfonos más reconocidos tienen rigurosos controles de calidad que hacen que sus dispositivos cuenten con medidas de seguridad que evitan sobrecargas, pero hay marcas disponibles en el mercado que no son tan reconocidas y que no cumplen con tantos controles (entiéndase que el caso de los Samsung Galaxy Note 7 es un ejemplo aislado en el historial de la conocida marca surcoreana). Según Gómez, comprar teléfonos de marcas desconocidas y poco confiables, aumenta el riesgo de que un accidente ocurra.

--Usar cargadores no originales puede ser contraproducente para la salud de la batería.

--Dejar el teléfono con luz solar directa por mucho tiempo o dejarlo expuesto a la luz del sol o a calor extremo en el interior de un vehículo.

--Cargar el celular con el circuito eléctrico de carga averiado.

"Este tipo de baterías tiene un proceso de carga delicado. Si se llega a alterar por algún motivo, puede generar calentamiento y desencadena la explosión", explica el ingeniero en el artículo citado.

Ojo 2.0: Es muuuy improbable que tu teléfono vaya a explotar. Pero es recomendable ponerle cuidado a esas razones y no exponer el cel a temperaturas muy elevadas, no usar accesorios de carga inadecuados y no conectarlo a sistemas eléctricos deficiente.

¿Nunca has visto cómo explota o prende fuego un teléfono celular?

Y aquí hay una compilación de videos de teléfonos explotando. En el segundo 42 hay un iPhone, por aquello.