Fabrice Le Lous. 9 enero

Al igual que muchas celebridades, Sam Smith, artista musical del Reino Unido, visitó Costa Rica para pasar fin de año. En su recorrido por las playas ticas, Smith, de 27 años, se ha dejado fotografiar por turistas y también ha degustado una deliciosa bebida tica de cebada, malta y lúpulo, al tiempo que se relajaba en uno de esos crepúsculos donde el sol se diluye en el tiempo y la lejanía... Pero más allá de su carisma y su amabilidad para sacarse fotos con quien le pida, la visita de Smith ha destacado sobremanera porque en setiembre de 2019 se declaró públicamente como una persona con identidad de género no binaria.

¿No sabés qué significa eso? Aquí te lo explicamos todo.

Pero antes miremos a Sam Smith bebiendo una cerveza tica:

Género no binario

Cuando separamos los géneros sexuales en únicamente hombre y mujer, hablamos de binarismo de género (algo compuesto por dos elementos).

El binarismo de género hace referencia a las formas tradicionales, pero los dos géneros tradicionales no son las únicas formas de identidad sexual que existen. Es decir, hay personas que no se sienten identificadas con lo que nuestra cultura entiende como “hombre” o “mujer”, sin importar el órgano sexual con el que nacieron.

Sam Smith, una persona no binaria que ha vendido más de 10 millones de álbumes con la música que compone e interpreta, y que ha ganado 4 Grammys y un Óscar, reconoce en la experiencia de su género aspectos femeninos y aspectos masculinos, pero no siente comodidad con los pronombres “él” o “ella”. En inglés, de hecho, pidió que se refieran a su persona como “they/them” (en vez de “he/him”), un pronombre neutro que no existe en español —lo cual vuelve un tanto retador llamarle correctamente en castellano, mas no imposible, como veremos más adelante—.

El no binarismo reivindica que la identidad de género no termina únicamente en percibirse como hombre o como mujer.

Recurrimos a artículos publicados en la Fundación del Español Urgente (Fundéu) y en Vice para explicar mejor el no binarismo en estos bullets:

--Una persona de género no binario no se identifica completamente como hombre ni como mujer.

--Quienes sienten que pertenecen a esta definición son una minoría muchas veces invisibilizada, que se siente incómoda cuando debe marcar la casilla de los géneros tradicionales en los documentos oficiales, y que reclama por una tercera posibilidad.

--Las personas no binarias no están a gusto con la terminación en -a de las palabras, ni con la terminación en -o. En idiomas como el inglés o el alemán, que poseen pronombres neutros, piden que se les llame con esos pronombres. En español, lo ideal para llamarles correctamente es evitar el uso de pronombres masculinos y femeninos, y limitarse a nombrarles por sus nombres, llamarles “persona no binaria”, o bien usar los pronombres que estas personas prefieran.

Ojo: en la comunidad de personas no binarias (al igual que en la comunidad de personas trans) son muy usados los pronombres terminados en -e: hablamos de los neologismos elle/elles (también llamados ‘pronombres compuestos’). Esos pueden usarse también para referirse a personas como Sam Smith.

Ahora veamos a Sam Smith haciendo canopy en Costa Rica:

Repasemos las principales identidades de género en el mundo

La identidad de género es la percepción que una persona tiene sobre su propio género, sin estar estrictamente limitado a cuál es su órgano sexual biológico. La identidad no tiene que ver con la orientación sexual, que está ligada a la atracción afectiva y sexual que las personas sentimos por otras (entre las orientaciones están: heterosexualidad, homosexualidad, bisexualidad, asexualidad, pansexualidad, demisexualidad… etc. Una persona no binaria puede identificarse con cualquiera de las orientaciones).

Cisgénero: persona cuya autopercepción de género coincide con su sexo biológico asignado al nacer (hablamos de hombre cisgénero y de mujer cisgénero). La mayoría de la población mundial es cisgénero.

Transgénero: persona cuyo género no coincide con su sexo biológico asignado al nacer.

Persona no binaria (también llamada genderqueer o agénero): persona que no se identifica completamente como hombre ni como mujer, y que prefiere ser llamada no binaria.

Pangénero: persona que se identifica con diversas identidades de género de forma simultánea.

Género fluido: persona que no se identifica con una única identidad de género, sino que va fluyendo entre ellas (por ejemplo, a veces se siente más cerca de lo tradicionalmente conocido como mujer, y a veces más cerca de lo tradicionalmente conocido como hombre).

Naciones Unidas aprueba estas definiciones, en pro de una mejor comprensión de las diferencias entre seres humanos y una mejor convivencia entre las personas.

Ojo 2.0: Por si te lo preguntás, la palabra transexual se refiere a una persona que se ha sometido a un tratamiento hormonal o a una cirugía de asimilación de sexo para obtener la apariencia física del sexo opuesto. Las personas transgénero o no binarias pueden o no ser transexuales.

Ojo 3.0: Algunas personas de género no binario --como Virginia, entrevistada en este artículo de Vice-- se autodefinen como queer, un término que busca alejarse de todas las etiquetas. Ella lo explica así: “Ser queer es una ideología, es el rechazo al hetero normativismo, a lo cisgénero. Ser queer significa que te planteas tu genero y tu sexualidad desde un punto de vista más ideológico”. (En el caso de ella, a diferencia de Sam Smith, prefiere que se la llame con los pronombres femeninos).

“Estos son términos que han surgido de la experiencia personal”, dice Lou Himes, psicólogo clínico no binario radicado en la ciudad de Nueva York, en este otro artículo de Vice. Himes recuerda que los anteriores son términos relativamente nuevos para académicos, para la medicina y para la sociedad.

Veamos a Sam Smith en un hotel de Costa Rica:

¿Por qué hay debate al respecto de todo esto?

En términos generales, hay debate porque mucha gente es irrespetuosa con las personas que son diferentes de la mayoría o que se salen de lo percibido como lo tradicional. Esto se manifiesta en la homofobia (fobia a la homosexualidad) y la transfobia (fobia a las personas transgénero y/o transexuales). En inglés, el término ‘enbyphobia’ comienza a usarse para referirse a la fobia hacia las personas de género no binario.

La identidad de género no binaria no es nueva. En diferentes culturas y sociedades hay y ha habido identidades de género diversas similares a la que hemos estudiado en este Explicador. Enumeramos algunas:

--En la cultura samoana, a las personas Fa’afafine se les considera como del “tercer género”. Anatómicamente son personas que nacieron con el órgano sexual masculino, pero se visten y actúan de formas consideradas típicamente como femeninas dentro de su cultura. Aquí, las personas Fa’afafine son aceptadas como un género natural que no suele sufrir discriminación.

--En Asia del sur (Nepal, India, Pakistán, Bangladesh), a las personas Hijra no se les considera ni como hombres ni como mujeres. Biológicamente la mayoría nació con el órgano sexual masculino, aunque algunas personas Hijra nacieron con el femenino, y otras son intersexuales, que nacieron tanto con características biológicas atribuidas a los hombres como a las mujeres. Se les reconoce oficialmente como el tercer género, y su comunidad ha sido registrada a través de la historia desde la antigüedad hasta el presente.

--En la cultura mexicana zapoteca, las personas Muxes también componen un grupo considerado a veces como del “tercer género”. Se trata de personas asignadas como masculinas al nacer, pero que, al igual que las personas Fa’afafine samoanas, visten y actúan como mujeres según su tradición social.

Veamos a Sam Smith a punto de leer una de las obras literarias más importantes de la humanidad... En Costa Rica:

Según el Centro Nacional por la Igualdad de personas Transgénero (TransEquality) de los Estados Unidos, con sede en Washington DC, no es difícil ser respetuoso con las personas no binarias. Incluso sin comprender bien lo que conlleva para estas personas identificarse con ese género.

“No necesitás entender lo que significa para alguien ser no binario para respetarle”, indica la entidad. “Algunas personas no han escuchado ni leído mucho acerca de los géneros no binarios, y tienen dificultades para comprenderlos, y eso está bien. Pero las identidades que las personas no comprenden, igual merecen respeto”.

TransEquality enumera esta lista de acciones para respetar a las personas no binarias como Sam Smith:

--Usar el nombre y los pronombres que la persona quiere.

Este paso es crucial, porque las personas y las cosas existen gracias a sus nombres. Muchas personas no binarias se cambian el nombre tras identificarse como tal. En el caso de Sam Smith, “Sam” es un nombre sin connotación masculina ni femenina. Pero en este artículo de Verne, por ejemplo, una persona no binaria entrevistada se llamaba Mónica y ahora prefiere que se le llame únicamente “Mon”. No hacerle caso es caer en irrespeto. En caso de dudas sobre nombres propios o pronombres, lo mejor es preguntar.

--No asumir los géneros de las personas.

Es difícil saber si una persona es de género no binario únicamente con mirarla. Lo mismo pasa con las personas transgénero. Por esta razón, lo ideal es no asumir, y en caso de dudas, preguntar con respeto.

--Apoyar políticas amigables con personas de género no binario.

Al igual que para todo el mundo, es importante para las personas no binarias poder vivir su identidad de género y vestirse como deseen en el trabajo, en la escuela o colegio, y en espacios públicos. Respetar esto es vital para convivir en sociedad. Para que estas personas no se sientan excluidas.

--Entender que para las personas no binarias, descifrar cuál baño utilizar puede ser un reto.

Para muchas personas no binarias, utilizar el baño para hombres o para mujeres puede ser una experiencia insegura, porque otras personas pueden hostigarlas verbalmente o incluso atacarlas físicamente. Las personas no binarias deben sentirse seguras y apoyadas al utilizar el baño público con el cual se sientan mejor.

--Hablar con personas no binarias para entender mejor quiénes son.

No existe una sola forma de ser una persona no binaria o vivir como una. La mejor forma de comprender lo que implica esto en nuestra sociedad, es hablar con estas personas y escuchar sus historias.

Listo. Si te encontrás a Sam Smith por la playa, ya sabés un poco más sobre la identidad de género que le representa. No dudés en buscar más información sobre este tema en aras de crear mayor convivencia en la sociedad.