El Explicador

Todo sobre el proyecto de ley del cáñamo industrial y el cannabis medicinal en Costa Rica

Cáñamo no es lo mismo que marihuana. Explicamos paso a paso qué es la industria del cáñamo y cómo podría beneficiarse Costa Rica con esta iniciativa.

El Explicador | Todo sobre el proyecto del ley del cáñamo industrial y el cannabis medicinal en Costa Rica

El proyecto de ley que legaliza la producción, industrialización y comercialización del cannabis medicial y del cáñamo con fines industriales en Costa Rica, fue aprobado en primer debate en el plenario de la Asamblea Legislativa el martes 19 de octubre de 2021 (con 33 votos a favor y 13 en contra).

A continuación ofrecemos una guia para entender cómo funciona esta industria.

Cáñamo industrial vs. marihuana

El cannabis es una planta, la marihuana es una droga que deriva de esa planta, y al cáñamo industrial se lo conoce en comercio como una cepa de esa planta con fines industriales, que contiene menos TCH (ya casi explicamos esto).

Hay más de 170 especies de plantas de cannabis. Sus semillas, flores, hojas y extractos se usan para aplicaciones industriales, mediciales y recreativas. Las más conocidas son:

--Cannabis sativa (cáñamo industrial y marihuana)

--Cannabis indica (marihuana)

--Cannabis ruderalis (menor uso comercial)

Esta planta tiene diferentes variedades y cepas, cultivadas para diferentes propósitos, según explica la Fundación Canna, de España, que se dedica al estudio y la divulgación de información sobre la planta. La especia más usada es el cannabis sativa.

Esta es una planta herbácea de crecimiento anual, robusta y aromática. Se cree que proviene de Asia del este, pero actualmente se cultiva en todo el mundo. La fibra, las semillas, las flores y los tallos del cannabis sativa han sido utilizados por la humanidad desde hace miles de años en una multitud de derivados, usos y productos.

La marihuana es una droga que se puede hacer con una mezcla de hojas y flores secas del cannabis; de las plantas hembras.

El cannabis sativa es la planta y la marihuana es la droga. Si bien se extrae de la especie de flora, es apenas uno de los cientos de usos que posee esta planta.

En 1961, Naciones Unidas incluyó al cannabis en una lista negra de drogas por la marihuana. Esto se tradujo a una prohibición internacional de su crecimiento y su cultivo. En 1964 se descubrió el THC, (tetrahidrocannabinol, principal constituyente psicoactivo del cannabis) y se incluyó la planta en la lista de sustancias prohibidas en 1968.

En los años 80, Francia desarrolló cepas de cannabis con contenidos de THC muy bajos. Esto permitió que se pudiera volver a utilizar para alimentos, telas, materiales de construcción, entre otros, sin complicaciones legales. Esta cepa especial, con niveles bajísimos de THC, es lo que llamamos cáñamo industrial.

De acuerdo con Fundación Canna, este desarrollo científico fue acompañado de cabildeos en el Parlamento Europeo para que finalmente se aprobaran regulaciones a los países de la Unión Europea para cultivar el cáñamo industrial, pero con niveles de THC del 0,3% o menos.

Productos hechos con cáñamo - Wikimedia Commons.

Posibles beneficios del cultivo del cáñamo industrial y medicinal para Costa Rica

Como vimos, el cáñamo industrial se define como una cepa de cannabis sativa con menos de 0,3% de THC. El cultivo de este cáñamo puede derivar en un abanico de productos. Según el estudio de Procomer, publicado este mes, se podrían hacer suplementos, soluciones tópicas, o CBD (cannabidiol; elemento no psicoactivo del cannabis) incorporado en alimentos y bebidas.

El análisis desarrolla la posibilidad de potencializar el cáñamo en productos de aplicación industrial como:

--Bioplásticos y construcción sostenible.

--Alimentos como lácteos, productos de panadería, semillas y snacks.

--Productos de cuidado personal como jabones y lociones, así como textiles.

El cáñamo puede exportarse como materia prima, pero se le saca más beneficio a la exportación de productos finales.

El proyecto de ley aprobado en primer debate en Costa Rica, llamado Ley de Producción de Cannabis y Cáñamo para Fines Medicinales, está orientado a:

--Regular y permitir el acceso y la utilización del cannabis (con niveles de THC elevados) y sus derivados para uso exclusivamente medicinal y terapéutico.

--Autorizar la producción y comercialización del cáñamo (con niveles de THC muy reducidos) de uso industrial y alimentario.

--Promover el desarrollo económico y social mediante el incentivo de la producción, industrialización y comercialización del cáñamo y el cannabis psicoactivo con fines exclusivamente medicinales y terapéuticos

Estos son los principales puntos del plan:

1. Las licencias de cannabis medicinal se establecerán vía decreto ejecutivo. No habrá costo para estas licencias.

2. La regulación del cáñamo es simplificada y se le da libertad de cultivo, ya que no se le categoriza como droga al no tener efectos psicoactivos.

3. Se regula el autoconsumo y autocultivo medicinal.

4. Se brindan incentivos a organizaciones de productores y pequeñas empresas.

5. Se autoriza el uso y aprovechamiento del cannabis con fines médicos y terapéuticos en la producción, elaboración y almacenamiento de productos sin ánimo de lucro, y con fines de investigación científica o docencia universitaria.

6. Se autoriza a la Caja Costarricense de Seguro Social (CCSS), en conjunto con las universidades públicas, a realizar investigaciones y producir en sus laboratorios medicamentos y productos de uso terapéutico autorizados por el Ministerios de Salud.

7. Se crea un impuesto sobre las rentas obtenidas por la realización de actividades autorizadas para cannabis de uso médico o terapéutico, y el cáñamo de uso industrial y alimentario. La tarifa es del 5% de las utilidades netas.

8. El tributo indicado anteriormente no podrá ser gasto deducible para el pago de impuesto de renta ni tampoco podrá ser compensado con otro impuesto.

Productos hechos con cáñamo - Wikimedia Commons.

Ty Cherry, presidente de la Fundación EarthCorp (Florida, Estados Unidos), quien estudió Nutrición Clínica y Nutrición Bioquímica en las universidades McGill y de Florida, comentó que a través de su fundación, han tratado de desarrollar la producción de cáñamo industrial en Costa Rica desde 2015, pero entonces las leyes eran “muy estrictas”.

Cherry cofundó la Coalición de Cáñamo de Costa Rica (CCC), una plataforma que divulga información sobre el cáñamo industrial, desarrolla la participación de comunidades y puede proveer sistemas para un desarrollo adecuado de cáñamo, según su director.

Ellos abogan por la posibilidad de que se pueda cultivar cáñamo industrial en todo el país por cualquier individuo interesado o por organizaciones, con una regulación mínima y sin costo de licencias. En cambio, abogan porque la producción de cannabis medicinal (con contenidos de THC mucho mayores) sí se haga bajo estricta supervisión del Estado en todos los niveles, y con un cobro regulado de licencias.

Dentro de la última versión del proyecto de ley estas dos diferencias en la gestión del cáñamo industrial y del cannabis sí están contempladas.

Estos son posibles beneficios para Costa Rica si se lanza la producción de cáñamo industrial, según Ty Cherry, de la Fundación EarthCorp:

--Creación de empleos y empresas.

--Producción de aceites y semillas que pueden ser valiosas para uso doméstico y foráneo (exportación). Se pueden hacer alimentos de calidad.

--La fibra de la planta puede usarse para el desarrollo de textiles o de materiales de construcción, como madera, cemento de cáñamo y paneles de cáñamo.

--Plásticos cuyo origen no sean petroquímicos sino el cáñamo.

--Se pueden crear superconductores de energía.

Según el estudio de Procomer, hay tres grandes tipos de cultivo para Costa Rica que tienen mayor potencial industrial:

1) CBD: es la opción más rentable, según Procomer, pero con una inversión más alta y precios y volatilidad mayor.

2) En grano: cuenta con utilidad y extensiones moderadas con inversión inicial media/baja respecto al CBD y mayor estabilidad de precios y baja intensidad en uso de mano de obra.

3) En fibra: tiene una inversión inicial menor que la producción para CBD, pero requiere amplias extensiones de terreno. Baja intensidad en uso de mano de obra y precios de materia prima.

Productos hechos con cáñamo - Wikimedia Commons.

Sobre cuántos empleos se podrían generar, dependerá de cuántos productores deseen ser parte de esta oportunidad. La diputada Zoila Rosa Volio, autora de esta iniciativa, rechaza hacer especulaciones, pues también hay que esperar para saber cómo se implementaría este cambio en la economía del país.

“Es difícil”, nos dijo Volio en mayo de 2020. “No me gustan las proyecciones de cuántos empleos se van a generar, porque eso va a depender de cuánta gente va a sembrar, y si vienen inversionistas extranjeros o no, entonces no me gusta especular sobre estas cifras. Lo que sí le puedo decir, es que la propuesta cubriría todos los estratos de la cadena de producción”.

Productos hechos con cáñamo - Wikimedia Commons.

Uso medicinal

De acuerdo con los Institutos Nacionales de la Salud de Estados Unidos (NIH por sus siglas en inglés), estos son algunos usos medicinales del cannabis concebido para este fin:

--Algunas drogas que contienen cannabinoides pueden ayudar a tratar ciertas formas raras de epilepsia, náuseas y vómitos asociados con quimioterapia para tratar el cáncer.

--Algunas drogas que contienen cannabinoides pueden ayudar a tratar la falta de apetito y de peso asociadas con el VIH/sida.

--Hay evidencia que sugiere modestos beneficios del cannabis medicinal o de los cannabinoides en dolor crónicos y síntomas de la esclerosis múltiple.

Según las NIH, se han hecho estudios sobre el uso de cannabinoides para tratar: insomnio, estrés postraumático, glaucoma, epilepsia, enfermedad inflamatoria intestinal, síndrome del intestino irritable, entre otros. En este enlace se pueden ver los resultados específicos por cada malestar de salud. No en todos los casos el cannabis medicinal resulta positivo.

Ty Cherry, de la Fundación EarthCorp, advierte que el cáñamo industrial no debe crecer junto al cannabis medicinal por varias razones.

“El cannabis medicinal tiene niveles más elevados de THC. La naturaleza genética del cáñamo industrial causa que los niveles del THC y la calidad del cannabis para usos medicinales se vuelva inservible. Esencialmente, el cáñamo industrial elimina los valores que se buscan en el cannabis medicinal”.

Productos hechos con cáñamo - Wikimedia Commons.

Producción mundial de cáñamo industrial

Entre enero y octubre de 2020, las distintas industrias del cáñamo juntas se estimaron en $5.733 millones, según la investigación de Procomer. Y estos son los cinco subproductos del cáñamo industrial que más dinero producen:

1--CDB: $1.928 millones

2-- Textiles: $1.248 millones

3-- Industriales: $1.099 millones

4-- Cuido personal: $477 millones

5-- Alimentos: $432 millones

Estos son los más grandes productores de cáñamo industrial en el mundo:

1-- Estados Unidos. 220.000 hectáreas de plantaciones (2019; estimaciones)*

2-- China. 46.000 hectáreas de plantaciones (estimaciones de 2017; no existen datos oficiales)*

3-- Canadá. 31.500 hectáreas de plantaciones (2018)*

4-- Francia. 17.000 hectáreas de plantaciones (2017)*

*(datos de Procomer)

En estos países, la producción de cáñamo industrial es un negocio estable, que deja mucha ganancia y que crece rápidamente (una tasa de crecimiento anual compuesto de +22% al 2025, de acuerdo con el estudio elaborado por Procomer).

La producción de cannabis medicinal, por su parte, es legal en 21 países y contempla un mercado de unas 770 millones de personas. De estas, 51% vive en países que permiten la importación.

Se estima que para suplir apenas un 10% de la demanda mundial de cannabis medicinal, Costa Rica tendría que producir casi 62.000 kg de cáñamo medicinal. Esto representa miles de millones de dólares.

Productos hechos con cáñamo - Wikimedia Commons.

Posibles aspectos negativos del cáñamo

Entre los aspectos negativos que puede tener el lanzamiento de esta industria en el país, está la posible proliferación de cultivos de cannabis para la producción de drogas. Aunque hay diferencias físicas entre la planta para la industria y la planta con mayores niveles de THC para la producción de marihuana, la luz verde al cáñamo puede generar cultivos destinados a otros propósitos, clandestinos.

En Costa Rica, actualmente, la marihuana no está legalizada, pero la posesión está despenalizada.

Cultivar marihuana es técnicamente ilegal, pero no hay pena por cultivarla para consumo propio.

No obstante, la marihuana es la segunda droga ilegal que más se decomisa por las autoridades, después de la cocaína.

Productos hechos con cáñamo - Wikimedia Commons.
Fabrice Le Lous

Fabrice Le Lous

Periodista francés radicado en Centroamérica. Becario ICFJ. Exeditor en La Prensa (Nicaragua). Autor del blog El Explicador, un nuevo formato para comprender noticias nacionales e internacionales.