Moda

Pianista tico modeló para exclusiva pasarela de Dolce & Gabbana en Milán

David Fung canta, baila, toca piano y también modela. Recientemente, el hijo de la artista Man Yu, tuvo su debut en pasarelas internacionales y fue para la colección masculina de la lujosa firma italiana.

David Castillo Fung ha vivido en 10 días experiencias increíbles como modelo. Apenas el 5 de enero llegó a Milán, Italia, hizo un casting y este sábado 15 debutó en las pasarelas internacionales desfilando para la exclusiva firma Dolce & Gabbana, un hito importante para las personas que trabajan en esta industria. ¿Cómo pasó?

“Sorprendentemente fui elegido” y “Empecé con el pie derecho” son dos frases que dijo el talento de 21 años y quien dio sus primeros pasos en una de las pasarelas más anheladas por modelos de todo el mundo. David, quien tiene como agencia madre en Costa Rica a The Aegency, empezó a modelar desde los 18 años, sin embargo, este 2022 viajó hasta Milán para buscar oportunidades, lo que resultó asombroso es que la primera puerta en abrirse fue una de gran tamaño.

“Aquí en Milán se hacen muchísimos castings de modelaje, esto debido a la temporada y el Fashion Week de Milán. Asistí al casting de Dolce & Gabbana gracias a la agencia que me representa aquí en Italia (Crew Model Management). Allí me presenté ante el director del casting (Décio Santos) como un modelo con características interculturales, es decir, mitad latino y mitad asiático. Sorprendentemente fui elegido”, contó, aún emocionado.

David Fung, como es más conocido, es costarricense con ascendencia china por parte de su mamá, la artista Man Yu.

En esta oportunidad, fue parte de la pasarela en la que Dolce & Gabbana presentó su nueva colección masculina 22-23. Al igual que los otros modelos, el tico desfiló una vez. Él lo hizo usando un brillante traje laminado con geometría de líneas y siluetas.

El joven, quien es pianista, cuenta que desde su llegada a Milán, una de las capitales de la moda del mundo, ha vivido experiencias únicas. En este proceso ha conocido a personas importantes de esta industria y sabe que cada momento vivido lo hace crecer más en este camino.

“Todo ha sido memorable. Desde el momento en el que me levanté ese mismo día (en el que le avisaron que había sido seleccionado), con la mentalidad de que tenía el día libre y que tocaba buscar una serie o peli en Netflix. Recuerdo cuando me llamaron inesperadamente para avisarme que un cliente estaba interesado en mi perfil. De una vez me pidieron un taxi directo a la Metrópoli para que me hicieran el fitting (prueba de vestuario). Cuando me enteré que se trataba de Dolce & Gabbana, cuando vi mi outfit tan reluciente, en fin, la lista (de emociones) sigue y sigue”, rememoró.

“Es el primer trabajo que tengo aquí en Milán y ¡vaya primer trabajo! Esto fue comenzar con el pie derecho, ¿sabe? Dolce & Gabbana es una gran marca. (...) Espero poder trabajar, con el paso del tiempo, con otras marcas y tener nuevas oportunidades”, agregó.

Con relación a su carrera como modelo, Fung, quien ha caminado las pasarelas del Costa Rica Fashion Week y de la Universidad Creativa, tiene la aspiración de modelar para más firmas de lujo, diseñadores y posar para talentos de la fotografía.

“Esto para ir llenando cada vez más mi book, viajar a otros países, conocer más culturas, y sobre todo evolucionar como persona”, puntualizó.

Con su debut, David Fun se une al grupo de jóvenes talentos triunfando en el modelaje internacional. Recientemente el limonense Solomon James desfiló para Louis Vuitton. En el 2018, los ticos Adriana Mora y Adrián Feruma fueron parte de una pasarela especial de Dolce & Gabbana que se realizó en el museo Soumaya de México, a propósito de la apertura de una tienda de la marca en ese país.

Modelo y artista

Para Davin Fung modelar y estar en la pasarela es una extensión del arte con el que ha crecido toda su vida. Ya terminó los cursos que completan el bachillerato en música con énfasis en piano de la Universidad de Costa Rica. Solamente le queda realizar el trabajo comunal universitario para graduarse.

Además de tocar ese instrumento, Fung también se dedica a otras manifestaciones artísticas.

“A lo largo de los años fui recibiendo una educación muy enriquecida por el arte en general, lo que conllevó a que poco a poco se sembrara en mí un interés enorme hacia todo lo que tenga que ver con artes musicales y visuales. Por supuesto el modelaje estaba dentro de dichos intereses.

“Al día de hoy soy pianista, bailarín de kpop (música originaria de Corea del Sur) y géneros urbanos, además de diseñador sonoro, y estoy en desarrollo de ser cantautor”, comentó. Él empezó a modelar luego de que el diseñador y agente Rob Chamaeleo lo contactara tras ver unas fotos en Instagram. Así fue que firmó con The Aegency.

El arte no es casualidad en la vida del modelo. Su madre, la artista interdisciplinaria Man Yu, quien llegó a Costa Rica de su natal Hong Kong, ha sido una gran compañera durante su crecimiento como persona y profesional.

“Estoy muy orgulloso de ser su hijo. Aquí es cuando le puedo afirmar que todo lo que soy y aspiro ser, es gracias a ella. No digo esto solo porque sea mi madre, sino también porque ella es una artista nata, que supo muy bien cómo trazar su propio camino a pesar de las dificultades que tuvo a lo largo de su vida. Es absolutamente mi ejemplo a seguir en todo aspecto”.

Tras repasar su vivencia y un poco de su historia, David Fung destaca su gratitud por todo lo que está viviendo.

“Quiero agradecer enormemente a todas las personas que me rodean, con quienes trabajo, quienes me dan lecciones día a día, y quienes me apoyan. Pienso que todo en la vida sucede por algo, y si en este momento fui bendecido con una oportunidad como esta, es en gran parte gracias a todos mis seres queridos, amigos con quienes me he relacionado pocas veces, y al universo”, finalizó el joven, quien sueña con convertirse en un gran artista musical.

Fernanda Matarrita Chaves

Fernanda Matarrita Chaves

Periodista y Licenciada en Comunicación de Mercadeo de la Universidad Latina de Costa Rica. “Redactora del año” de La Nación en el 2021. Ganó el premio nacional al mejor contenido divulgado sobre Niñez y Adolescencia 2021, otorgado por el Consejo Nacional de la Niñez y la Adolescencia y organizado por UNICEF, el PANI y Punto y Aparte