Doriam Díaz. 31 octubre
Una de la obras en la exposición josefina será este bronce llamado Sueño. Foto: Tommaso Malfanti para LN.
Una de la obras en la exposición josefina será este bronce llamado Sueño. Foto: Tommaso Malfanti para LN.

Siempre ha sido arte de exportación: Deredia para el mundo, y en el 2019 será Deredia para Costa Rica. En febrero del próximo año se inaugurará en el centro de San José, la primera exposición de grandes dimensiones del escultor costarricense Jorge Jiménez Deredia en Costa Rica. En bulevares, espacios públicos y plazas de la capital se exhibirán 27 obras monumentales en mármol, bronce y granito.

La exposición se llamará Jiménez Deredia en San José: La fuerza y la universalidad de la esfera y estará cinco meses alojada en la ciudad. Se verán esculturas creadas entre el 2003 y el 2018 desde el bulevar frente al Correo Central de Costa Rica hasta la plaza de la Democracia.

Esta iniciativa de la Municipalidad de San José, como parte del programa Arte en espacios públicos, servirá, además, para impulsar a la capital como destino turístico y cultural. “Desde hace rato hemos querido que Jorge haga una exposición en San José. Es nuestro escultor más reconocido a nivel mundial y siendo este su país natal era bueno pensar en una exposición aquí”, detalló Johnny Araya, alcalde josefino.

Araya ha visitado grandes exposiciones en espacios públicos extranjeros del artista radicado en Italia, entre ellas la de Florencia (2006), la de Roma (2009) y la de México (2015-2016) y siempre soñó con una exhibición de este tipo en nuestro país. A Jiménez Deredia, quien ya se encuentra en el país, le emocionó la propuesta y, desde hace más de un año, trabajan para finiquitar los detalles.

Aquel sueño será realidad y la monumental logística que requiere este proyecto ya se echó a andar: han llegado a Limón seis contenedores con esculturas que viajaron en barco desde La Spezia, en Italia.

'Fuerza ancestral' es una de las Génesis del escultor. Foto: Tommaso Malfanti para LN.
'Fuerza ancestral' es una de las Génesis del escultor. Foto: Tommaso Malfanti para LN.
Corazón de la capital

La gente podrá observar no solo las conocidas Génesis –conjunto escultórico en que se muestra la transmutación de una figura– de Jiménez Deredia, sino también elementos individuales extraídos de esos grupos, sus mujeres –solas, en pareja o cuidando una esfera– y trabajos más recientes, por ejemplos aquellos inspirados en el barco y el viaje de la vida.

Son piezas enormes y muy pesadas; de hecho, una de las piezas pesa 60 toneladas –compuesta de cuatro elementos– y tendrá que ser movida por una grúa especial que levanta hasta 150 toneladas.

Mientras en Italia se terminan de fundir obras nuevas que estarán en la exhibición, Jiménez Deredia corre en Costa Rica para velar que todo salga como han planeado.

“La exposición en San José tendrá un recorrido que va a penetrar en los Museos del Oro y de Jade y se va a desarrollar en el corazón de la ciudad: la avenida central. La idea de esta exposición es que todos los costarricenses, de cualquier clase social, puedan entrar en contacto con mi trabajo y con la información que habrá disponible entender por qué el arte es importante para un pueblo”, detalla.

'Centinela', escultura de Jiménez Deredia. Foto: Tommaso Malfanti.
'Centinela', escultura de Jiménez Deredia. Foto: Tommaso Malfanti.

Y agregó, reflexivo: “Es importante poderle comunicar a la gente lo que he trabajo durante los últimos 20 años, mi esfuerzo por entenderme como costarricense y por entender los símbolos que me representan y que trato de expresar en las obras”.

En el Museo de Oro Precolombino –bajos de la plaza de la Cultura– y en el Museo de Jade se profundizará en los conceptos e ideas del artista, se explicará su visión artística, la cual parte de nuestro legado precolombino. Además, habrá fotografías de Ignacio Guevara y Tommaso Malfanti, así como posibilidades para que los visitantes conozcan más acerca de cómo se hace una escultura, para trabajar la arcilla y el mármol, y para mirar y tocar una escultura inconclusa del artista en mármol griego.

Todo esto pretende prolongar la exposición que estará al aire libre y ofrecer también opciones a diferentes públicos como los niños, los no videntes, los adultos mayores y los que quieran experimentar el arte más allá de la contemplación.

“Esta exposición tiene un doble valor: disfrutar de la belleza del arte y ofrecer un contenido antropológico muy importante. Es una forma de acercar a los costarricenses a lo que han sido sus raíces, las raíces más profundas del ser costarricense, de dónde venimos, la visión de mundo que engendró a este país. Esto es algo en lo que Jorge ha trabajado de forma muy seria y es un contenido muy importante que va a generar la exposición”, explicó Johnny Araya.

Durante los cinco meses habrá una visita guiada por día a la exposición de lunes a viernes y habrá dos horarios los sábados y domingos. También se editará un libro sobre la exposición.

¿Cuánto costará esta exposición? Por ahora, la cifra no está definida. Araya detalló que están tratando de utilizar la capacidad instalada de la Municipalidad y que hay una inversión de ¢40 millones en el transporte de la piezas de Italia a Costa Rica. Asimismo, cinco patrocinadores están apoyando con ¢50 millones y el propio artista está cubriendo algunos gastos.

En los próximos meses se dará a conocer la ubicación de las esculturas y el resto de detalles sobre la gran apuesta de la Municipalidad para el 2019.

'Plenitud' vendrá a San José luego de su paso por Lucca en Italia. Foto: Tommaso Malfanti para LN.
'Plenitud' vendrá a San José luego de su paso por Lucca en Italia. Foto: Tommaso Malfanti para LN.
Jiménez Deredia: “Esta una exposición que debo hacer, que quiero hacer”

–Me dijo que una de las motivaciones para esta exposición es que el país necesita aclarar temas en este momento histórico y es una idea que ha repetido antes. ¿A qué se refiere exactamente?

–¿Cuál es problema de la globalización que estamos viviendo? Es confundir globalización con homologación. Con los flujos de información global, se están homologando los pueblos. Ahora te dicen qué es lo que tenés que comer, los autos que hay que tener, la ropa que debés de vestir y hasta de qué tenés que morir; la alimentación, por ejemplo, no corresponde a la historia de la alimentación de un pueblo. Tenemos que aclarar quiénes somos los costarricenses. Los costarricenses nos sabemos diferentes, pero no sabemos por qué y hay símbolos muy claros que nos dicen por qué somos así y no de otra manera. Tenemos que estar en la globalización, pero cómo lo haremos: esa es la pregunta. Si sabemos de dónde venimos, vamos a estar mejor en la globalización. Necesitamos sentir con profundidad para poder ver lejos. Un pueblo que no sabe de dónde viene, no sabe dónde va.

”Costa Rica es un pueblo que construyó muy claramente una idea de mundo en la época precolombina y le ofreció una plataforma diferente a los conquistadores y a la Colonia. Era una plataforma horizontal y no una plataforma piramidal, y esa idea de mundo se sintetizó en un objeto: la esfera. Es un símbolo potentísimo porque sintetizó el sentimiento de un pueblo que lo construyó. Nosotros hemos heredado, en el inconsciente colectivo, una visión de mundo horizontal, que nos ha dado cosas importantes. La sociedades no se inventan, las sociedades evolucionan; es un proceso histórico. Aquí se construyó una idea de mundo y esa idea la llevamos todos dentro.

”Una génesis mía no es otra cosa que la descodificación de una esfera precolombina. No quiero hacer un revival de la cultura precolombina; me interesa entender el legado espiritual que el pueblo costarricense tiene y hacer una renovación simbólica de ese legado”.

–Será volver en grande a Costa Rica. ¿Qué implica este regreso?

Emocionalmente, implica muchísimas cosas porque te pones desnudo ante tu país. Es muy complejo cuando uno regresa al país al que nació porque acá te vieron crecer, aquí era el chiquillo que jugaba fútbol… Hay un cariño muy especial de los costarricenses hacia mi trabajo; eso lo respeto muchísimo y yo hago esto por ellos. Esta exposición implica muchos riesgos.

”Tengo una idea de mundo, tengo una fe y eso es lo que trataré de exponer ante todos los costarricenses. Implica recuerdos de infancia, que tienen un valor importante, como el olor de la tierra. Tener una exposición con el olor de la tierra aquí no es lo mismo al olor de la tierra en el Foro Romano. Esta lluvia, este vapor, este olor, me trae miles de recuerdos y me va a acompañar mientras expondré. Esta es una exposición que debo hacer, que quiero hacer y asumo todos los riesgos que implica”.

Este trabajo se llama 'Autorretrato'. Foto: Tommaso Malfanti para LN.
Este trabajo se llama 'Autorretrato'. Foto: Tommaso Malfanti para LN.