Carlos Soto Campos. 11 julio
Escultura inspirada en el Muro Occidental de Jerusalén tiene un costo de ¢40 millones, donados por la Embajada de Israel. Foto: cortesía Municipalidad de San José
Escultura inspirada en el Muro Occidental de Jerusalén tiene un costo de ¢40 millones, donados por la Embajada de Israel. Foto: cortesía Municipalidad de San José

Este jueves 11 de julio, la Municipalidad de San José y la embajada de Israel desvelaron una nueva escultura para espacio público josefino: una versión tropicalizada y a escala del Muro de los lamentos.

La escultura fue elaborada por el costarricense Marvin Castro con la asesoría de Luis Alonso Ramírez y de Xinia Benavides de la Asociación Nacional de Escultores de Costa Rica. La piedra de 22 toneladas utilizada en la obra fue donada por el tajo San Buena, de Guanacaste y llevada hasta el taller de Castro.

Allí fue trabajada para mostrar en uno de sus costados una réplica a escala del Muro Occidental de Jerusalén y en el otro, la figura de un león y una estrella de David.

“Trabajé al aire libre en Grecia, fue un proceso arduo pero bellísimo. Me enamoré del proyecto desde el inicio y me alegra poder compartirlo con todos”, comentó Castro.

Del taller del escultor, la roca viajó hasta el parque Los Patos, en barrio Córdoba, que se ubica frente a la avenida Israel en San José.

El llamado “Muro de los lamentos” original, ubicado en Jerusalén, es un vestigio de un templo judío que data del año 536 a. C y se acostumbra que sus visitantes depositen oraciones entre sus ladrillos. La comunidad judía ha mantenido la costumbre de orar frente a este muro por los últimos 2.000 años.

La escultura tiene 4,5 metros de largo, 2 metros de alto y 60 centímetros de ancho. Se ubica en el parque Los Patos, en barrio Córdoba. Foto: cortesía Municipalidad de San José
La escultura tiene 4,5 metros de largo, 2 metros de alto y 60 centímetros de ancho. Se ubica en el parque Los Patos, en barrio Córdoba. Foto: cortesía Municipalidad de San José

"Es un nuevo ícono para celebrar los profundos lazos de amistad y de cooperación que unen a los pueblos de Costa Rica y de Israel”, señaló el alcalde de San José, Johnny Araya, en un comunicado de prensa.

El costo total de la obra, se explicó en el comunicado, alcanza ¢40 millones, donados por la Embajada de Israel en su mayoría.

Los planos para la base en donde se asienta la roca fueron elaborados por el arquitecto Ricardo Fliman. La escultura podrá verse de noche, puesto que tendrá un sistema de iluminación que fue donado por la familia Rosenstock.

“Hoy contamos, en el corazón de San José, con un rincón para estar, que represente a Jerusalén, que permite percibir sus colores y formas. Este espacio es un legado de Israel para la recreación de las familias costarricenses", comentó Amir Ofek, embajador de Israel, en el mismo boletín de prensa.