Yeryis Salas. 17 junio
El viernes pasado, un grupo de vecinos entró a la fuerza a una de las viviendas de esta alameda, en Desamparados, para sacar a tres niños que supuestamente eran retenidos a la fuerza por sus padres. Fotografía: Alejandro Gamboa Madrigal
El viernes pasado, un grupo de vecinos entró a la fuerza a una de las viviendas de esta alameda, en Desamparados, para sacar a tres niños que supuestamente eran retenidos a la fuerza por sus padres. Fotografía: Alejandro Gamboa Madrigal

Los padres arrestados por supuestamente haber retenido el viernes pasado a sus hijos en su casa, en San Rafael Abajo de Desamparados, quedaron en libertad este fin de semana, según conoció este medio.

No obstante, la Fiscalía no divulgó si se les impusieron otro tipo de medidas cautelares al padre, de apellidos Aburto Bermúdez, y a la madre, apellidada Bustillos García.

La pareja fue arrestada este sábado, luego de que un grupo de lugareños ingresó a la fuerza a su vivienda y sacó a los menores, la noche del viernes.

El Patronato Nacional de la Infancia (PANI) informó el sábado de que los niños quedaron bajo el cuidado de su abuela materna, quien habría denunciado previamente la sustracción de sus tres nietos, de 1, 7 y 11 años.

Un video de Facebook, tomado la noche del viernes, muestra a una mujer que afirma ser la abuela, quien realiza fuertes declaraciones sobre la situación que atravesaban los menores en el hogar de sus padres.

Ella aseguró tener la patria potestad sobre sus nietos; sin embargo, el PANI y el Ministerio Público indicaron que los niños estaban bajo la tutela de sus padres.

Este lunes por la mañana La Nación visitó la vivienda donde residen los menores, pero nadie atendió a los llamados.

El Patronato anunció que este martes dará a conocer más información sobre lo sucedido.

Según una vecina, quien no brindó su identidad, antes del evento de la semana pasada era prácticamente desconocido para la comunidad que la pareja de esa casa tuviera hijos.

La mujer afirmó que algunos días antes del viernes la abuela visitaba el lugar, al parecer, para revisar lo que acontecía con sus nietos, pero “nunca se oyó que hubiera un chiquito ahí. No se oían golpes, no se oía nada”, afirmó la vecina, quien agregó que la familia “alquila un cuartico, ahí es solo para que viva una persona”.

El jueves, un día antes del hecho, el Organismo de Investigación Judicial (OIJ) recibió la denuncia por sustracción de menores.

En la tarde del día siguiente, la Policía Judicial supo de que los niños estaban en una propiedad en San Rafael Abajo de Desamparados.

El director del OIJ, Wálter Espinoza, confirmó que oficiales estuvieron afuera de la casa durante la tarde y parte de la noche del viernes, pero no observaron ningún movimiento que ratificara que había personas adentro. Al no tener una orden judicial que les permitiera entrar a la vivienda, se fueron del lugar.

Poco tiempo después de irse, recibieron la alerta de que un grupo de personas ingresó a la casa y sacó a los menores, contra la voluntad de los padres.

“Como a las 7:30 p. m. se oyó un escándalo, y eran todos los vecinos botando los portones con martillos”, indicó la lugareña.

"Recibimos manifestaciones y, este sábado, al recibir la orden judicial se allanó la vivienda con el ánimo de encontrar alguna evidencia que nos permitiera determinar la existencia de un hecho delictivo”, explicó Espinoza.

La mujer relató que la madre fue detenida en la madrugada del sábado, mientras que el padre fue arrestado tras regresar a su casa, horas después del suceso.