Hugo Solano C.. 5 junio
La casa de López fue allanada y la Policía encontró cocaína y crack, por lo que, además de homicidio, se le podría inculpar por tenencia de drogas. Foto: Cortesía OIJ.
La casa de López fue allanada y la Policía encontró cocaína y crack, por lo que, además de homicidio, se le podría inculpar por tenencia de drogas. Foto: Cortesía OIJ.

Dos sospechosos de asfixiar a un convicto en libertad condicional fueron detenidos este miércoles por agentes del Organismo de Investigación Judicial (OIJ) en Esparza, Puntarenas.

Se trata de un hombre de 36 años, de apellidos López Vega, con antecedentes por tráfico de drogas, asalto, robo agravado y amenazas agravadas; y otro de apellidos Angulo Herrera, de 23 y sin antecedentes.

Los datos del OIJ revelan que ambos fueron aprehendidos en vía pública, cuando agentes de Nicoya y de Puntarenas realizaban un trabajo conjunto para aclarar el asesinato de Michael Raúl Campos Mejicano, ocurrido el 27 de enero de este año.

Los dos habrían asfixiado a Campos, de 36, motivados por una disputa de territorios para la venta de drogas entre dos agrupaciones.

El fallecido descontaba una sentencia ocho años por tráfico de drogas, pero gozaba del cumplimiento del castigo en libertad por el beneficio que le otorgó el Juzgado de Ejecución de la Pena de Puntarenas.

Por esa razón, dejó el Centro de Atención Institucional (CAI) Veintiséis de Julio, en Puntarenas, el 3 de mayo del 2018.

Según la Policía Judicial, Campos se había trasladado a Guanacaste en diciembre porque dos meses antes había sido atacado en un bar de Chomes, Puntarenas. Ahí recibió cinco balazos y sufrió lesiones que lo dejaron parcialmente inmovilizado.

Con la idea de recuperarse, alquiló la vivienda en Zapotal de Nandayure, hasta donde llegaron los homicidas.

De acuerdo con los datos del Organismo de Investigación Judicial (OIJ), el día que lo mataron, Campos Mejicano se encontraba con dos hombres que al parecer le daban seguridad, pero no pudieron librarlo de los asesinos.

Los criminales huyeron con el vehículo Mitsubishi Nativa blanco, propiedad de la víctima, y una tablet negra, ambos propiedad del fallecido.

Vehículo Mitsubishi Nativa robado a la víctima y luego abandonado en Sámara. Cortesía OIJ
Vehículo Mitsubishi Nativa robado a la víctima y luego abandonado en Sámara. Cortesía OIJ

El 1.° de mayo, la Policía Judicial pidió ayuda a la ciudadanía para aclarar el caso y este miércoles se logró la captura de los sospechosos.

Los hombres fueron capturados en Salinas y urbanización Esparsol, en el distrito de San Juan Grande, Esparza, Puntarenas.

Al allanar la casa de López Vega, en Esparsol, la Policía se incautó de cocaína y crack. Por lo anterior, además de homicidio calificado, se le podría juzgar por tenencia de drogas.