Esteban Valverde. 11 enero
Leonel Moreira y Oscar
Leonel Moreira y Oscar "Conejo" Pérez en Pachuca. Foto: Club Pachuca Tuzos

Leonel Moreira llegó como refuerzo al Pachuca y con solo semana y media de entrenamientos, ya formó parte de un partido oficial de su escuadra. El jugador no esconde que la buena actuación ante Atlante en la Copa MX, el martes, lo llena de confianza para buscar ganar minutos.

El costarricense, de momento, todavía no actúa en la Liga MX; no obstante, su buen nivel lo hace estar motivado para pelear en la sana competencia que tiene con Alfonso Blanco y Óscar El Conejo Pérez.

El futbolista habló desde territorio mexicano con La Nación y repasó las primeras sensaciones después de su primer encuentro oficial.

"Esa era la idea desde el principio, trabajar de buena manera, empezar de bien, máxime que uno es extranjero y hay que demostrar más. Contento porque todo salió bien y ahora a seguir entrenando fuerte para cuando llegue otra oportunidad", dijo.

Moreira tuvo una parada espectacular cuando el partido iba 1 a 1, el nacional detuvo un fuerte derechazo a escasos tres metros y luego desde la misma distancia paró otro balazo.

La parada le dio la vuelta a los noticieros mexicanos y costarricenses.

“Bien, gracias a Dios estaba en una buena posición. Como siempre he dicho, lo más importante es que sacamos la victoria y dimos un buen paso en este inicio en el Torneo de Copa. La clave para actuar es el trabajo y el talento que Dios me regaló, porque sin dudarlo es Él, uno a base de trabajo y ya de tiempo, debajo del marco, sabe cómo actuar”, explicó.

El seleccionado nacional intenta sacarle el mayor provecho a sus compañeros, quienes acumulan mucha experiencia juntos.

Pérez, por ejemplo, fue el portero de México durante la Copa del Mundo de Corea y Japón 2002, mientras que Blanco está en Pachuca desde la temporada 2014 - 2015.

“Bastante puedo extraer porque hay un portero que es ícono de México, como es el Conejo y Alfonso que tiene bastante trabajo en Pachuca. Ellos me han aconsejado para adaptarme lo antes posible y yo escucho para aprender”, declaró.

Una ventaja que tiene el exflorense es su buen juego con los pies, esto le llama la atención al técnico Paco Ayestarán.

“Él es un gustoso del arquero que pueda salir jugando desde atrás, porque eso da una ventaja, se puede armar un contragolpe, se puede tener mayor variación de acción”, agregó.

Leonel enfatizó que el paso al exterior no lo veía lejano pese a ser portero y tener 28 años. Moreira reveló que siempre mantuvo la fe que la experiencia de jugar afuera le llegaría.

“Pienso que es un paso muy importante en mi carrera, la verdad que para un portero siempre es difícil, pero se me dio y ahora lo disfruto al máximo. No veía lejos el chance porque pongo todo en manos de Dios, yo sabía que Él me iba a sacar de Costa Rica”, expresó.

El futbolista se propuso desde que arribó territorio mexicano demostrar que podía ser diferente y por esto eligió utilizar el número tres.

“El jugador que me diga que no trabaja para salir al exterior, mejor que no juegue... Esto es un sueño, ahora estoy cumpliendo un sueño en un país que es una de las potencias del fútbol. Feliz y agradecido con Dios”, añadió.

Leonel Moreira considera que dio el paso correcto para comenzar a pelear sanamente por más minutos en el Pachuca.