Jairo Villegas S.. 23 febrero
Henry Figueroa tiene muchas dificultades para jugar como lateral derecho. En esta acción, es marcado por el santista José Garro. Fotografía: Mayela López
Henry Figueroa tiene muchas dificultades para jugar como lateral derecho. En esta acción, es marcado por el santista José Garro. Fotografía: Mayela López

Allen Guevara cobró un tiro de esquina y ni siquiera llegó el balón al área. Tuvo la fortuna que le quedó el despeje del zaguero del Santos, pero de nuevo hizo un centro malo.

Henry Figueroa corrió por la derecha, iba solo, pero cuando intentó detener el balón para buscar un centro, se cayó. Allan Miranda se esforzó, pero cuando debe hacer pases al espacio suele fallar.

Alajuelense está lleno de limitaciones y Santos las expuso todas en el propio Morera Soto, este sábado, para recordarle que posiblemente este no es su torneo, y que quizás deba conformarse solo con celebrar el centenario.

El conjunto rojinegro cayó 0-1 en su patio, con una gran anotación de cabeza de José Garro, en un tiro de esquina, acción en que José Miguel Cubero no logró marcar adecuadamente.

Un equipo cuyos laterales (Miranda y Figueroa) no pueden hacer un solo centro en todo el encuentro, está condenado a olvidarse de las bandas para armar juego. Si eso ocurre, pierde una de las armas para doblegar una defensa ordenada como la que implantó Johnny Chaves.

De nuevo la Liga fue exquisita en los pases, pero cuando eran hacia atrás y antes de la media cancha rival. Si se trata de ir al frente, los rojinegros pierden toda la potencia.

En cambio, Santos llevó peligro al marco de Patrick Pemberton con jugadas veloces en que requirió de pocos servicios.

En la banca tampoco se ven soluciones para Hernán Torres. Posiblemente Patrick Pemberton es el mejor de los liguistas, seguido por Alex López, al menos cuando no desaparece.

La Liga desaprovechó una gran opción para acercarse a la zona de clasificación y queda anclado con apenas 12 puntos en la novena posición. Santos le dio gracias por las enormes limitaciones mostradas pues sumó tres puntos vitales para alejarse del descenso, al distanciarse 12 puntos del colero, la UCR.

Alajuelense pareció no iniciar mal. La primera acción de peligro fue en los pies de Allen Guevara. El Cusuco cazó un balón que quedó en el área, remató potente, pero con dirección al portero Douglas Forvis, quien rechazó para el lamento erizo. Uno de los serios problemas de Guevara es su puntería, pues suele quedar debiendo.

Luego vino el turno de los visitantes. Marco Ureña se equivocó en un pase, situación que se repitió una y otra vez, y generó un contragolpe santista. Reymond Salas se quitó la marca de Porfirio López, sacó un trallazo de izquierda y el balón besó el vertical y salió del terreno de juego.

Al minuto 17, Santos soportó un vendaval liguista. Desde larga distancia Alex López soltó un derechazo, pero el esférico reventó en el horizontal. Ureña ganó el rebote largo y Róger Rojas sacó otro remate que apenas desvió Forvis.

Aunque Santos optó por replegarse, procuró armar contragolpes para hacerle daño a su adversario. Al 25, en un ataque rápido, Reymond Salas volvió a rematar desde fuera del área, pero Patrick Pemberton se adueñó de la pelota, para dejar la jugada en solo un susto.

Pese a esas acciones, quizás la más emocionante de la primera media hora estuvo en los pies de Brayan López. El veloz volante ingresó al área encarrerado, pero Patrick apenas desvió su disparo.

Pocos minutos después, Patrick voló espectacularmente para evitar el gol santista. Brayan López tiró y la pelota rozó a Porfirio López, lo que le dio un efecto apenas para el festejo visitante; no obstante, el veterano guardameta la envió al tiro de esquina, milagrosamente.

En el cierre de la primera parte fue tan grande el asedio del Santos, que José Garro abrió la cuenta, al 42, en un tiro de esquina, en el que saltó más que los defensores para acomodar la pelota en la red.

Si Santos no se adelantó antes en el marcador fue por Pemberton y por el silbatero William Mattus, quien no pitó dos penales claros: la falta de Róger Rojas a Brayan López y la mano de Porfirio López.

En busca de mayor efectividad, Hernán Torres relevó a Freddy Álvarez, de discreto partido, por Ariel Lassiter, en el medio tiempo.

Sin embargo, Santos siguió igual de peligroso con sus contragolpes. Al 49′, Steven Williams estuvo a milímetros de aumentar la cuenta, con su remate de cabeza.

Juan Diego Madrigal también estuvo a punto de anotar el 0-2. Fue al 61, en otro contragolpe y en un gran remate desde un costado del área que apenas aruñó Pemberton.

La mala suerte también parece apoderarse de los liguistas. Un cabezazo de Marco Ureña, en inmejorable condición, terminó en el horizontal, al 64′.

En el cierre del encuentro, la Liga se mostró desesperada por la paridad, que nunca llegó. La clasificación parece lejana, más allá de tener dos partidos menos en el calendario. Para Santos fue un gran premio, al planteamiento y al orden mostrado para evadir el descenso.

Alajuelense: Patrick Pemberton, Henry Figueroa, José Miguel Cubero, Porfirio López, Allan Miranda (Anthony López, al 75′), Luis Garrido, Alex López, Allen Guevara, Freddy Álvarez (Ariel Lassiter, al 46′), Marco Ureña y Róger Rojas (Jonathan Moya, al 67′). DT: Hernán Torres.

Santos: Douglas Forvis, Juan Diego Madrigal, José Faerron, José Garro, Rándall Alvarado, Michel Barquero, Denilson Mason, Starling Matarrita (Douglas López, al 79′), Brayan López, Reymond Salas (Edder Solórzano, al 87′) y Steven Williams (Christian Lagos, al 70′). DT: Johnny Chaves.

Gol: 0-1: (42′) José Garro (B. López).

Árbitros: William Mattus, asistido por José Montes y Ricardo Martínez.

Estadio: Alejandro Morera Soto, 6 p. m.