Fanny Tayver Marín. 3 enero
Alexa Aguilar tenía cinco años de jugar con Alajuela y obtuvo el título de campeona nacional con Alajuelense Codea. Fotografía: Rubén Murillo / Prensa Alajuelense
Alexa Aguilar tenía cinco años de jugar con Alajuela y obtuvo el título de campeona nacional con Alajuelense Codea. Fotografía: Rubén Murillo / Prensa Alajuelense

Alexa Aguilar estaba en una encrucijada y confía en haber elegido el camino correcto, al tomar lo que ella misma define como la decisión más difícil de su vida.

Le hubiese encantado continuar formando parte de un equipo en el que podría aprender mucho más al lado de figuras como Shirley Cruz, Lixy Rodríguez, Noelia Bermúdez y María Paula Salas, entre otras que integran la nómina de Alajuelense Codea.

Pero a sus casi 19 años y ante el reto que se avecina con el Mundial Sub-20 Femenino que se efectuará en agosto próximo en Costa Rica y Panamá, ella necesita tener ritmo para luchar por ser una de las afortunadas que vestirán el uniforme patrio en esa cita planetaria.

“Me llevó prácticamente dos semanas y media tomar la decisión, de verdad que fue una decisión muy difícil por todo lo que representa para mí la Liga, pero es una opción que me va a permitir tener más minutos y fue una decisión que tomé pensando en mí”, relató la futbolista a La Nación.

Ser campeona nacional con la Liga Codea es algo que ella misma describe como “un sentimiento inexplicable”, pero ese logro también la impulsó a ir en busca de un sueño más.

Ella sabe que si se mantenía vestida de rojinegra, no iba a tener tanta oportunidad para jugar, porque el equipo tiene muchas figuras consolidadas y si seguía en la Liga, en su puesto pueden desempeñarse Shirley Cruz, Viviana Chinchilla, Raquel Chacón, Sabrina Vásquez y Fabiola Sánchez.

Al analizar el panorama completo, optó por consultarlo todo con su familia, porque no era algo que pudiese definir a la ligera, y sabía que en su casa era donde iba a recibir los mejores consejos.

“Lo analizamos mucho, qué era lo mejor para mí y qué me convenía más. Alajuela para mí representa mi carrera en el fútbol femenino, porque empecé a los 6 años con hombres y a los 13 fue que comencé a jugar con mujeres; a los 14 llegué a Alajuela, donde hice todo mi proceso hasta ahorita, ahí lo hice todo y significa mucho para mí”, relató.

Una de las voces a las que ella le prestó más atención fue a la de su papá, el exfutbolista Guillermo Aguilar Garita.

“Influyó mucho la opinión de mi papá, jugó en Primera División con Carmelita y varios equipos y fue el que me ayudó a tomar la mejor decisión para mí, en lo que me beneficiara”, contó Alexa.

Y agregó: “La entrada de Liga Deportiva Alajuelense llegó a darle un empuje al fútbol femenino, a hacer un cambio, a ver el apoyo que les pueden dar a las mujeres en el ámbito del fútbol, porque en todos los años que he jugado, jamás se había visto algo así. La Liga llegó a aportar un empujón para que el fútbol femenino saliera a la luz y las personas llegaran a apoyar”.

También le da una gran satisfacción saber que al ser sincera, dejó las puertas abiertas en Alajuelense, equipo al que espera regresar en algún momento.

“En este momento me toca enfocarme en otro club, en llegar a hacer las cosas bien, y Dios sabrá qué tendrá destinado para mí más adelante. Ahora sigo enfocada en lo que quiero y en el sueño que tengo por cumplir”, citó.

Cuando ella dio a conocer mediante sus redes sociales que le tocaba despedirse de la Liga Codea, muchos aficionados rojinegros la apoyaron.

“No me lo esperaba claramente, pero estoy muy agradecida con toda la afición, de verdad, con las personas que me pusieron mensajes de apoyo, de éxitos, fue algo grato para mí, fue algo increíble, algo que antes de la Liga no me lo hubiera esperado, creo que antes ni un mensaje de apoyo hubiese recibido y con el cambio que se dio nos benefició, eso me llena mucho, saber que me escribieron y me desearon lo mejor, eso fue increíble para mí”, insistió Aguilar.

Alexa considera que el fútbol femenino está dando pasos grandes, para que terminen de derribarse las barreras y los mitos, aparte de que contribuye al crecimiento deportivo, porque ya es diferente jugar en estadios con canchas buenas y sentir esa exigencia de que hay gente en las gradas.

“Es algo que antes no se veía y que ahora esto pase es un sueño, que se le esté dando méritos a algo que también podemos hacer las mujeres, que es el fútbol, porque antes, ver a una mujer jugando era sinónimo de que era marimacha, que era esto o lo otro, de habladas, y siento que ahora es normal y se le da apoyo. Ahora si una niña quiere jugar, los padres están más anuentes a que lo haga por cómo se están dando las cosas, es increíble y hay que seguir con la lucha”, expresó.

Indicó que todas tienen el compromiso de lograr que este fenómeno no sea momentáneo, porque las futbolistas son conscientes de que con buen fútbol seguirán los estadios llenos y que también será atractivo para que sea televisado y difundido por los medios de comunicación.

“Creo que el torneo que viene será muy competitivo, porque los equipos vienen armándose bien, vienen con buenas jugadoras y creo que este campeonato va a ser de mucho provecho para todos los equipos, va a ser una liga muy competitiva y eso es muy satisfactorio para todas, es muy bueno, porque con esa competencia, el fútbol femenino va a crecer cada vez más".

Alexa Aguilar estudia Educación Física en la Universidad Nacional y el 11 de enero cumplirá 19 años. Manifestó que es probable que la próxima semana se anuncie el equipo al que irá, un desafío que emprende con la firme convicción de hacer las cosas bien y que sea el trampolín que la impulse para lograr ese anhelo que tanto añora.

“El sueño que quiero cumplir es estar en ese Mundial Sub-20 Femenino, esa es mi meta”, finalizó la futbolista.