Fanny Tayver Marín. 5 diciembre
Jonathan McDonald ha jugado 1.704 minutos en el Apertura 2018. Fotografía: Prensa Alajuelense
Jonathan McDonald ha jugado 1.704 minutos en el Apertura 2018. Fotografía: Prensa Alajuelense

Dos minutos antes de la hora pactada, Jonathan McDonald ingresó, este miércoles, a la sala de prensa del Estadio Alejandro Morera Soto.

No es habitual que el atacante sea quien atienda a los medios de comunicación durante la semana, pues siempre lo hace después de los juegos.

Pero esta vez fue él a responder las consultas, como uno de los líderes del equipo en la cuenta regresiva para el partido definitivo contra Herediano, que será el domingo a partir de las 11 a. m. en el Morera Soto y en el que está en juego un boleto a la gran final frente a Saprissa.

El goleador rojinegro no tenía ningún apuro y su conversación con los periodistas duró más de 15 minutos.

Mac habló de la serie en la que los florenses llegan con un marcador de 2-1 a favor; también se refirió a lo que espera del juego que viene y que el escenario ideal para Liga Deportiva Alajuelense sería anotar en los primeros minutos.

También indicó que en su caso, él cambiaría sus dos títulos de goleo por salir campeón; así como otros tienen diferentes motivaciones y que “hay futbolistas que juegan por plata simplemente”.

— ¿Cómo manejarán el partido del domingo?

Tenemos claro que tenemos 90 minutos, los 90 minutos más importantes del torneo, porque no hay más allá. Si queremos jugar 180 más tenemos que superar estos 90 minutos. Sabemos y entendemos que es un gol, pero tampoco nos podemos descuidar atrás, porque ahí sí se puede complicar un poco más el juego.

Así que hay que afrontarlo con muchísima responsabilidad y sobre todo ganas de ganar el partido.

— El estadio estará lleno, ¿cómo pesa eso?

Sin duda apelamos a eso, sé que los 90 y resto de minutos que dura el partido, la afición estará con nosotros empujando y lo necesitamos. Nosotros apelamos al esfuerzo y al sacrificio de todos, no solo de uno o dos compañeros, sino el de todos, para sacar esto adelante.

Si bien es cierto, en esos momentos importantes en el pasado, en que debemos revertir las series, la Liga se ha caracterizado por el compañerismo, por el sacrificio y por querer entregarlo absolutamente todo dentro de la cancha. Este próximo domingo no va a ser la excepción.

Queremos ser campeones, queremos llegar a esa final, pelearla a como dé lugar y sin duda ya es tiempo de que todos tengamos una Navidad feliz.

— En el Morera Soto, Róger Rojas, Jonathan Moya y usted juegan mucho y atacan mucho, ¿cree que es un partido perfecto para ese juego ofensivo?

Primero lo que quisiera es que sea un partido bien ordenado, para nosotros en todos los aspectos, que los que defienden lo hagan bien y que los que atacamos lo hagamos de maravilla.

Yo creo que es el partido en el que necesitamos que todos estemos conectados y si me lo pregunta a mí, tenemos un tridente muy fuerte.

Sabemos de lo que los delanteros de este equipo son capaces y ya eso es decisión del profesor, si juega con uno, con dos o con tres, pero si bien es cierto, todos hemos anotado, todos estamos claritos a la hora de concretar, así que el domingo más que nunca tenemos que llegar con la mente bien clara, porque las opciones que queden de anotar, hay que concretarlas y ojalá un gol lo más rápido posible, así lo podemos manejar y Herediano tiene que salir a atacar un poco más.

— Alajuelense no ha ganado un partido después de la fase regular, ¿ha mostrado la Liga alguna señal de debilidad con eso o son circunstancias de los juegos?

Son instancias donde ningún equipo regala nada. Si bien es cierto, el que pestañea pierde, es circunstancial.

Somos muy fuertes en nuestra casa. San Carlos no era un rival fácil, para nada. Lo demostró a lo largo del torneo, lo demostró en la semifinal, que nos hizo sufrir más de la cuenta, más de lo que todos teníamos pensado.

Entre más larga sea la racha, más cerca está de romperse, así que el próximo domingo se va a romper.

— La Liga jugará a las 11 a. m., un horario con el que tienen unas ocho victorias, ¿es una cábala?

No sé, para mí el horario en el que me pongan a jugar voy a jugar y tratar de hacerlo siempre bien. Ya eso va más por lo dirigencial o por la televisora que acomodan los partidos.

Si bien es cierto hemos ganado partidos importantes, yo creo que a esa hora ganamos el clásico acá, le ganamos a Herediano acá, a Grecia, a Limón, a San Carlos, a Saprissa… es un horario en el que no sé si por la circunstancia o por el tema del calor, que nosotros estamos más acostumbrados a entrenar en Turrúcares, en ese horario cercano, tenemos un poco más de ventaja.

Pero en finales o en cosas así, esos detalles son mínimos, pero creo que también a todos nos gusta ese horario de jugar a las 11 a. m.

— ¿Para este partido hay más presión o motivación?

El tipo de futbolista que juega en Liga Deportiva Alajuelense la presión la tiene siempre, desde el primer día que firma el contrato con la Liga, hasta el último que se va. Siempre hay presión de ganar, sea a Herediano, a Saprissa, a Cartaginés, que son los equipos tradicionales, o sea el último lugar de la tabla, tenemos la presión de siempre ganar.

Así que la motivación es circunstancial. No todos los días uno está motivado para hacer lo que a uno le gusta, ahí es donde tiene que salir el profesionalismo y en este equipo hay profesionales que se acostumbran a ganar, tenemos sed de ganar, tenemos sed de ser campeones y para ser campeones hay que ir a cualquier cancha a ganar.

La motivación desde luego está al tope, el que no se motiva con un partido como estos no tiene cuando y la presión de ganar la manejamos en todos los juegos.

— Intentarán buscar un gol lo más rápido posible, ¿qué pasa si ese gol dura mucho en caer?

Un gol es un gol, puede ser al minuto uno, a los 15 segundos o a los diez o no sé cuál será el gol más rápido que ha habido en Primera División, pero puede ser igual al 96 o al 95, pero estamos claros de que vamos a salir a atacar y no queremos ganar solo por un gol. Queremos ser contundentes a como lo hemos sido en la mayoría de partidos en casa.

Tenemos el material humano para así hacerlo. Todo pasa en la autoconfianza que podamos traer cada uno al juego y venir lo más motivado posible y lo más claro posible para que toda pelota que toquemos sea de buena manera.

— Usted que ya está en el club de los 100, ¿cómo cree que jugará ese efecto para Yendrick Ruiz, que venía anotando poco y llegó a esa cifra de goles el domingo?

No sé, cada quien tiene su motivación diferente, no puedo saber si a Yendrick lo motiva más llegar al 100 o al 101, no sé, pero a como hay jugadores que juegan por plata simplemente, no juegan por algo más, se ponen cualquier camisa mientras le paguen bien, así que la motivación que él pueda traer no sé, puede ser que juegue por alcanzar muchos goles en el Herediano o por salir campeón o dejar un nombre en la historia.

Yo cuando anoté mi gol 100 fue mucha la felicidad, pero ahí no acaba. Quería más. Así que me imagino que él va a querer seguir anotando más, siendo contra la Liga en un partido importante.

— ¿Cambiaría sus 13 goles por ganar el campeonato?

Sí, cambiaría mis dos títulos de goleo por salir campeón, desde luego.

— Patrick Pemberton y Leonel Moreira han sido vitales y esta serie de podría ir a tiempos extra y penales, ¿cómo estudia usted a Moreira?

Desde luego que todos nos estudiamos, ya ahora hay muy poco para ocultar, así que todo va por autoconfianza que tengás en ese momento y nada, lo hemos visto.

Sabemos que Leo no era un portero que fuera muy penalero empezando, se movía muy antes. Ahora está aguantando hasta el final y todas esas cosas uno las analiza y desde luego que los estamos practicando.

La semana pasada los practicamos, en esta a partir de este miércoles también empezamos a practicar todos.

No queremos llegar a esa instancia, que es una moneda en el aire, ya ahí si en el fútbol no hay justicia, menos en penales.

No queremos llegar ahí, aparte de que tendría que ser un marcador de 2-1 en el partido para ir a penales y no creo que se vaya a dar ese marcador acá.

— Uno le referencia a usted por el juego ofensivo y por los goles, pero en este torneo también ha cooperado bastante en labores defensivas y en jugadas de bola muerta ha sido el principal hombre que saca los intentos del rival, ¿cómo ha sido eso?

Sí, siempre he dicho que hay espacio para mejorar. Antes no era mi fuerte estar en bola muerta en contra, lo he mejorado, inclusive hasta lo hice con la Selección en los últimos dos partidos. Yo creo que un jugador se tiene que destacar por todo, es un combo por darle un ejemplo.

Tenés que saber atacar y tenés que saber defender también, no solo atacar, atacar, atacar… Los jugadores que no somos Messi, ni Cristiano Ronaldo, ni Neymar, que solo se dedican a atacar y ocupan estar claros para que marquen la diferencia, tenemos que hacer todo.

Y ese todo es atacar, defender, bajar, jugar de volante, de contención, de central, si el partido lo amerita, sea lo que sea. Me gusta ganar, no me gusta perder para nada y entre ese me gusta ganar y no me gusta perder tengo que sacrificarme en lo que sea, en lo que yo pueda dar para no perder un juego.

Así que son de los sacrificios que uno tiene que hacer y a la larga dan su fruto y en una jugada decisiva puede ser que me toque a mí sacarla de la línea, aunque no deba estar yo ahí, pero eso se hace un hábito.

Si lo hacés a lo largo del torneo, en un partido equis al final te puede salvar el campeonato.

— Es un partido decisivo, se habla en los medios de comunicación, hay presión, el estadio estará lleno, hay jugadores que por primera vez están en estas instancias, pero ¿cuál es su rol en este momento en el camerino de cara a un partido tan importante?

Mi rol es ser un colaborador de los demás, me gusta ayudar, transmitir vivencias, las situaciones que he pasado, que he vivido y el rol que puedo tomar ahorita es estar atento a cualquier cosa, a cualquier indicio de alguien que no se sienta confiado, que no se sienta motivado, que le haga falta algo para llegar a ese 100% de motivación, a ese 100% de rendimiento y bueno, tratar de ser un facilitador de motivación, de herramientas, de ambición.

De querer siempre ser el mejor, así que todos tenemos roles diferentes en un equipo y bueno, tengo años de estar en la institución, amo a este equipo y mi rol de momento es tratar de que todos estén motivados siempre, sea cual sea el rival.

— ¿Qué es lo que tiene diferente este equipo que si le gana a Herediano y luego va a la gran final contra Saprissa y la gana se deja el título, en relación con las últimas versiones de la Liga que fracasaba?

Bueno, la diferencia en cuanto a planilla es bastante amplia. Yo creo que tenemos jugadores de mucha experiencia, jugadores que han estado en Selección, que han estado en estas instancias muchos años. Tenemos a los hondureños que han jugado esto también, que han jugado a nivel internacional y que han sido seleccionados.

Así que hay que sacarle el máximo provecho a saber jugar estas instancias. Todo aprendizaje de torneos anteriores, de años anteriores, desde que prácticamente empezamos a jugar fútbol es en este momento donde tenés que sacar a relucir toda esa experiencia que has adquirido durante todos estos años para poder llegar a sacar el título.

La diferencia en cuanto a calidad y demás entre una y otra planilla, yo creo que la experiencia es la que marca la diferencia.