Fiorella Masís. 11 enero

Desde hace algunos años, Herediano empezó a colocar varias de sus figuras en el exterior, y aunque muchas regresan, la venta de Elías Aguilar y la salida de Leonel Moreira significaron dos ‘triunfos’ para la gestión florense.

Gerson Torres, una de las figuras que Herediano exportó, regresó al país después de su paso por México. El volante disputa un balón con Endrick Alvarado, en un partido de Herediano ante Carmelita. Fotografía José Cordero
Gerson Torres, una de las figuras que Herediano exportó, regresó al país después de su paso por México. El volante disputa un balón con Endrick Alvarado, en un partido de Herediano ante Carmelita. Fotografía José Cordero

Aguilar siempre fue vista como la perla rojiamarilla y exportarlo con una jugosa ganancia terminó siendo un buen negocio para ambas partes.

Por otra parte, está el caso de Moreira. Pese a ser un préstamo, colocar a un portero siempre resulta más difícil y lo hicieron en un mercado competitivo.

Un guardameta costarricense en México no es tema de todos los días y ahora quedará en manos de él demostrar si se puede hacer efectiva una compra por parte del Pachuca.

Entre futbolistas que salen año a año, el gran pendiente de los florenses era dejarse una tajada importante por ello y lo consiguieron con Elías.

“Siempre es importante (hacer una venta), hay que pensar en los beneficios que esto acarrea, no solo para el jugador, sino para el club”, comentó Orlando Moreira, vicepresidente de Fuerza Herediana.

Antes de Aguilar, hay muchos jugadores que salen, pero en un año o menos ya están de vuelta.

Herediano no pierde, pero tampoco gana, porque el club al que se van es el encargado de pagar los salarios.

Uno de los últimos es Gerson Torres. Herediano lo contrató por cinco años y se fue al Necaxa durante un año, pero volvió para este certamen.

También sucedió con José Leitón, quien estuvo casi 12 meses en el Minnesota United y en junio se puso de nuevo la camisa del dueño de su ficha.

¿Pero por qué cuesta tanto transformar el préstamo en venta?

“La primera parte la hace el club, la segunda el jugador. A veces el problema de que no se adaptan, tema de idioma, de que no se llegan a compenetrar donde están, lo que sea, hace que esto dé al traste, porque la calidad la tienen, puesto que se están fijando en ellos y se los llevan”, explicó Orlando Moreira.

Lo que queda claro es que Herediano ha optado por abrir las puertas a sus jugadores y cuando se trata de préstamos, se asegura que seguirán ligados al equipo, si es que así le interesa.

Ejemplo de ello son Gerson Torres, José Leitón, José Guillermo Ortiz, Yendrick Ruiz o Keyner Brown.

Todos pudieron jugar afuera, pero cuando terminaron su aventura, tenían asegurado un campo en el Rosabal Cordero.

“Lo que hemos sido es más abiertos, primero que nada, para que jugadores tengan oportunidad de salir. Mucho futbolista llega al Herediano no por lo que se le paga, porque al final nosotros no pagamos tanto, sino por las posibilidades que tienen de poder salir”, agregó Moreira.

Eso sí, hay muchos tipos de préstamos. También están los que surgen cuando el Team no está interesado en su jugador y lo envía a otro club, donde cumple los seis meses o el año que le queda de contrato.

Así fue con José Mena en mayo de 2017, luego de tener poca participación en el torneo. Algo similar sucedió con Allan Miranda, quien saltó del Herediano al exterior, pero lo hizo después de romper el ligamen.

La tarea rojiamarilla seguirá siendo mantener interés sobre sus figuras y conseguir otra venta, como podría suceder con el joven Allan Cruz.

El mediocampista tiene opciones en el exterior, y aunque el club está dispuesto a venderlo, desean que juegue seis meses más.

“Sería mejor ir a Europa, pero lo que Dios tenga para mí está bien. Me lo tomo con calma, si se da pues bien sino seguir trabajando para salir después”, dijo Cruz.

Futbolistas de Herediano al exterior

Leonel Moreira: Este año se fue al Pachuca a préstamo por un año y con opción a venta.

Elías Aguilar: Lo prestan en febrero de 2018 al Incheon United de Corea del Sur y este año lo venden al Jeju United, del mismo país.

Gerson Torres: Se fue a préstamo al Necaxa en diciembre de 2017 y regresó para el Apertura 2018.

José Leitón: Se fue un año a préstamo al Minnesota United y regresó en junio de 2018.

Juan Pablo Vargas: En agosto de 2018 se va a préstamo al Deportes Tolima de Colombia. Actualmente Herediano tiene una negociación con ese equipo para venderlo, pero si quisieran pueden reactivar el regreso del jugador después de un año, mencionó Orlando Moreira.

José Sánchez: En junio 2018 se va a préstamo a Guatemala, para jugar con el Guastatoya, donde se corona campeón. Regresa en diciembre y lo envían a préstamo a Pérez Zeledón.

Johnny Acosta: En enero de 2018 se va al Rionegro Águilas Doradas de Colombia. Se va por una cláusula. Permanece seis meses y luego pasa al fútbol de la India, en julio 2018. En ese momento era ficha de Herediano. El contrato ya terminó.

José Guillermo Ortiz: Firma con Herediano en diciembre 2016, sin jugar se va inmediatamente al DC United a préstamo con opción a venta, pero regresa en julio de 2017.

Keyner Browm: En agosto de 2016 se va en condición de préstamo al Dynamo de Houston de la MLS, con opción de compra, pero solo permanece cuatro meses.

Yendrick Ruiz: En agosto de 2015 se va a préstamo al Pune FC de la India, pero regresó en diciembre. Después está un año en el Chiang Mai de la segunda división de Tailandia y de nuevo vuelve al país.

Pablo Salazar: En enero 2015 se va un año a los Venados de la segunda división de México. Tenía contrato con el Team, pero había una cláusula que especificaba que en caso de salirle una oferta en el extranjero podía irse. Cuando vuelve al país, firma de nuevo con Herediano.

Allan Miranda: En agosto de 2017 Herediano le rescinde contrato y se va al Antigua de Guatemala.

José Mena: Está seis meses en el equipo y en mayo de 2017 lo mandan a préstamo a Guatemala, donde todavía permanece.

Waylon Francis: En enero de 2014 se va para el Columbus Crew de la MLS, pero ya había terminado su contrato con Herediano. Los florenses no ganaron dinero.