Daniel Jiménez. 6 noviembre

El niño travieso de baja estatura, menudo y con una cabellera rizada, siempre pedía que lo vistieran con el uniforme de Saprissa. Era inseparable con su pelota y siempre corría de un lado a otro. El tiempo pasó y ya creció, pero sigue con el uniforme morado y con el balón pegado al pie, pese a sus altos y bajos de rendimiento.

Marvin Angulo se acerca a su anotación 50 con el Saprissa en Primera.
Marvin Angulo se acerca a su anotación 50 con el Saprissa en Primera.

Se trata de Marvin Angulo, el 10 saprissista que está cerca de la suma de 50 goles como morado.

Cuando tenía 10 años se levantaba temprano para asistir a la gradería sur del Ricardo Saprissa junto a su padre, quien tiene el mismo nombre.

En esa época, el volante veía los goles de Rolando Fonseca y Hernán Medford, así como las coberturas de Benjamín El Indio Mayorga en el mediocampo.

“Ahora Marvin entra a la cancha con su hijo Mateo, eso era lo que él añoraba de pequeño, pero yo lo que podía hacer era llevarlo a la gradería sur. Ahí él siempre se emocionaba muchísimo viendo al equipo y siempre decía que quería hacer muchos goles ahí adentro (en la cancha)”, relata su padre.

Desde hace rato, el mediocampista dejó de ver los partidos en la gradería sur. A sus 32 años, ha festejado cinco títulos con los morados.

Ahora trabaja para recuperar su mejor versión luego de varias lesiones que le complicaron el peregrinar en los últimos meses y provocaron una inestabilidad en su desempeño.

Pese a ello, su doblete ante Cartaginés (su víctima predilecta) lo tiene como el morado con más goles en la actual planilla del club con 46 tantos.

Marvin Angulo de pequeño. Foto: Cortesía para La Nación
Marvin Angulo de pequeño. Foto: Cortesía para La Nación

“Esa cifra se dice fácil, pero hay que luchar y pasar por muchas cosas. No es solo hacer los goles, es tener paciencia y humildad para poder llegar alto”, indicó el creativo.

Recuerda que su mejor gol es el que le deparó el título a la S en el Invierno 2016, en la cuadrangular frente a Herediano.

“Fue de buena factura, por el momento del partido, estaban por empatarnos y ese gol fue una liberación de tensión. Ese ha sido algo muy importante”, añadió.

En criterio del mediocampista, dejar huella en el Monstruo en cuanto a títulos es complicado, pues el club suele desarmarse en cada mercado de piernas.

Angulo está en el top de jugadores que más cetros ha festejado con la S con un total de cinco: Verano 2014, Invierno 2014, Invierno 2015, Invierno 2016 y Clausura 2018.

“El fútbol ha evolucionado, antes Saprissa ganaba títulos muy seguidos, ahora se gana uno y los jugadores se van al extranjero y por eso ha costado de que se pueda repetir, es complicado que se queden”, explicó.

El creativo espera continuar con el ascenso en su rendimiento de cara a la recta final del certamen en el que tiene un objetivo claro: conseguir su sexta medalla.