Fútbol Nacional

Albert Rudé lanzó mensaje contundente en la víspera del clásico decisivo por boleto a la final

Alajuelense recibirá este miércoles a Saprissa, en el round definitivo de esta serie semifinal y Albert Rudé confía en que la afición empujará a su equipo a la final del Clausura 2022

Alajuelense recibirá este miércoles a Saprissa, a partir de las 8 p. m., en el clásico donde solo uno de los dos avanzará a la final del Clausura 2022.

La Liga optó por entrenarse en el Estadio Alejandro Morera Soto y tras la última sesión previo a este nuevo careo contra Saprissa, el técnico español Albert Rudé lanzó un mensaje contundente: “Lo que queremos es acabar esto sin la gran final”.

Para dar un paso más hacia ese propósito, Alajuelense tendría que dejar en el camino este miércoles a Saprissa.

Sabemos que está apretado, jugar con tan pocas horas de recuperación es un hándicap que lo tenemos nosotros y lo tienen ellos, pero nosotros contamos con muchas herramientas, las estamos utilizando y el equipo va a llegar al 100%.

Va a llegar al 100%, ahora sí estará full recovery para poder jugar los minutos que nosotros creamos necesarios, incluso poder iniciar si así lo consideramos.

Hay poco tiempo para preparar, los detalles son claves, los hemos preparado, los hemos analizado y hemos preparado todas las variantes posibles y cuando digo todas las variantes posibles, incluyen perfectamente todos los parados que el rival pueda llegar a utilizar, ya sea de inicio o de emergencia.

Este miércoles esperamos un estadio a full, a reventar, sabemos que va a ser así. Este martes entrenamos aquí precisamente para empezar a visualizarlo, para empezar a sentir ya el estadio y visualizarlo lleno, a como va a estar.

La gente va a ser nuestro jugador 12 y nos va a llevar al objetivo, estamos seguros de eso. Con su apoyo todo es posible.

Entenderán que nos llegan jugadores de un viaje muy largo, después de un partido con muchísima presión, con lo que se jugaban, con pocas horas de recuperación, con un tema de sueño intercambiado por las nueve horas de diferencia de cambio horario y los ponemos a jugar en el Estadio Nacional una semifinal contra Saprissa.

Hubo jugadores que los tuvimos que sacar, porque realmente no podían darnos más que lo que nos habían dado en ese momento, como puede ser el caso de (Carlos) Mora, Celso (Borges) y Johan (Venegas). Han tenido unos tratamientos especializados para la recuperación y nosotros estamos contando con ellos al 100.

No es que lo consideramos una ventaja el gol de visita, es que es una ventaja, por el valor doble. Hay competiciones que no lo dan, que no dan el valor doble del gol fuera de casa y aquí sí, en caso de empate te da el pase.

Lo entendemos como una pequeñita ventaja, que puede ser al final muy determinante, pero no para salir a especular. No lo tomamos como una ventaja especulativa, sino como una ventaja que nos puede ayudar en ciertos momentos.

Nosotros tenemos muy claro lo que queremos y sabemos cómo tenemos que ir a buscarlo.

Siempre elegimos los once y los dieciocho en función del plan de juego, en función de las necesidades del equipo. Nosotros tenemos unos planes, los entrenamos con el equipo, sentimos al equipo, sentimos a los jugadores y a partir de ahí tratamos de escoger siempre a los que mejor nos pueden aportar en ese plan de juego. Por ahí va, por eso a veces juegan unos y a veces juegan otros.

A nivel personal con mucha tranquilidad como siempre, soy un entrenador intenso, pero una persona tranquila. Intento tomarme las cosas con muchísima tranquilidad, pero muy metido en todos los detalles, hemos analizado muy minuciosamente todo el partido de ida.

Es verdad que nos hubiera gustado ser más contundentes y llevarnos una ventaja más grande porque tuvimos con qué, pero al final no es lo que nos hubiera gustado. Es lo que es. Y que es, es que acabó con empate.

Conseguimos ese gol de visita, pero la serie está empatada a uno y sabemos que en casa tenemos que hacer nuestro juego, tenemos que salir adelante, apoyarnos en la afición que estará desde el primero hasta el último minuto y conseguir lo que todos queremos que es el pase a la final.

Cuando haces un análisis sacas detalles que se pueden corregir hablando con el jugador y mostrándolos en video. A veces no hace ni falta salir al campo. Con hacer consciencia al jugador de que ese movimiento puede ir mejor o peor aquí o allí se puede trabajar.

Nosotros hemos salido a trabajar de forma para recuperar con movimientos tácticos y preparación de partido incluido. Hemos podido trabajar de forma real ciertos detalles y al final sabemos que estos detalles te marcan una serie, que va a estar apretada, sí o sí. No creo yo en series de tanta complejidad que un equipo pueda ganar sobrado.

Nosotros vamos a estar apretados, ellos van a estar apretados y esos pequeños detalles son los que nos tienen que dar el gane. Tenemos claro cuáles pueden ser, no los puedo revelar obviamente, pero estamos seguros de que si estamos finos y nos sale, porque es de te salga en ese momento, podemos decantar la balanza a nuestro favor y pasar a la final.

Cuando analizamos todo el balón parado y cuando te digo todo el balón parado, significa todo el balón parado, cualquier acción que sea de bola muerta, que no esté el balón en dinámica.

Analizamos cada uno de los balones parados nuestros y del rival. Somos muy minuciosos en eso, porque creemos en los detalles.

Todos los balones parados del partido se defendieron de una forma excelente excepto uno. Hubo un córner donde nosotros lo que no hacemos es perder una marca, porque en ningún momento se pierde la marca. Es un duelo que se pierde, no es un descuido de marca o un descuido táctico o estratégico.

Es que un duelo se pierde y eso al final te puede pasar con un jugador como Kendall Waston por ejemplo, que es muy grande y que va muy bien de cabeza, puede pasar.

¿Qué vamos a hacer nosotros? Intentar mejorar eso, qué nos queda, analizarlo. Sabemos que nos falló el duelo y vamos a mejorar eso y lo hemos trabajado. Estamos preparados para intentar sacar ventaja en cada uno de los detalles que podamos y el balón parado no va a ser una excepción.

Es muy difícil hablar de la presión porque la presión la siente cada uno de una forma totalmente diferente. Yo puedo hablar de lo que recojo de mi entorno. No tengo idea de cómo está el rival. Nosotros estamos muy fuertes y la presión no es un parámetro que lo tomemos como algo negativo, sino como una motivación, de dar un paso adelante. Es el momento de dar un paso adelante y estamos haciendo todo lo posible para que así sea.

Al final, lo que queremos es acabar esto sin la gran final. Sabemos que hemos trabajado y ustedes saben que desde el primer día el objetivo era quedar primeros para tener esa ventaja competitiva que es la gran final, pero nosotros estamos mentalizados en no tener que utilizarla. Ahí nos enfocamos.

Yo creo que todos los que vieron el partido que jugamos el domingo se dieron cuenta que había un cambio, creo yo. Te doy mi opinión, yo creo que ha sido así, no puedo hablar por otra gente, pero yo creo que se vio claramente cómo se paró el equipo y cómo compitió el equipo.

Si no hubiera sido por ese detalle del balón parado estaríamos hablando por y la contundencia que nos falló un poquito, habríamos tenido un resultado más holgado, pero al final no es bueno sacar esa ventaja.

Pero de alguna forma nos deja mucho más atentos también, porque sabemos que no podemos ceder absolutamente nada y tenemos que mantenernos fuertes mentalmente, como hicimos en el primer partido y un pasito más.

Es que nosotros llevamos ya tiempo trabajando, no es de ahora. Ya presentamos las iniciativas a nivel psicológico. Estuvimos trabajando con diferentes profesionales, algunos se encargaban a nivel individual, de atender individualmente a los jugadores y otros se encargaban más a nivel colectivo.

Y realmente eso nos ha ayudado a que este factor de rendimiento, que es el psicológico, estuviera también a una altura muy buena el domingo y esperemos que este miércoles se repita otra vez.

Cada planteamiento varía en función de lo que pasa previamente. Lo comenté el domingo luego del partido. Nosotros en las últimas dos veces que habíamos venido a jugar en casa, habíamos partido el partido anterior, tanto con Santos como con Saprissa. Entonces, el planteamiento era uno porque tenías un escenario.

Ahora el escenario ha cambiado y el planteamiento tiene que cambiar también. Ahora será otro tipo de planteamiento porque las circunstancias y el entorno son diferentes.

Ya hemos hecho los ajustes y estamos ya solamente para afinar algunas cositas en las horas que nos quedan y mentalizarnos muy bien para lo que viene.

La otra serie la estuvimos viendo, no hay que perder tiempo y ya que ves el partido, no hay que verlo de forma distendida, sino que te estás fijando en posibles análisis y detalles. Fue un partido muy bravo, planteado tácticamente bastante bien por los dos equipos, fue bastante cerrado el juego y al final se decantó la balanza por detalles. Y será lo mismo.

En estas series juegan equipos que se han merecido clasificar y eso es porque tienen dinámicas buenas, porque tienen buenos jugadores, porque están jugando bien, porque sacan rendimiento. Los pequeños detalles les dará el estar o no estar y seguramente este martes será así y estaremos muy atentos a lo que pueda suceder.

LE RECOMENDAMOS

En beneficio de la transparencia y para evitar distorsiones del debate público por medios informáticos o aprovechando el anonimato, la sección de comentarios está reservada para nuestros suscriptores para comentar sobre el contenido de los artículos, no sobre los autores. El nombre completo y número de cédula del suscriptor aparecerá automáticamente con el comentario.