José Pablo Alfaro Rojas. 11 julio

El capitán de la Sele, Bryan Ruiz, le restó importancia al peso de llevar la camiseta número 10 de Pelé y afirmó que le gustaría terminar su contrato y retirarse con el Santos.

El volante ofensivo asistió a la conferencia de prensa organizada por su nuevo club con una sonrisa y recalcó que hizo todo lo posible para llegar a este club, a razón de los buenos recuerdos que le dejó la ciudad, después de alojarse aquí durante el Mundial de Brasil 2014, cuando Costa Rica avanzó hasta los cuartos de final.

Bryan Ruiz conoce el 'locker' de Pelé en el camerino del Santos en el estadio de Vila Belmiro
Bryan Ruiz conoce el 'locker' de Pelé en el camerino del Santos en el estadio de Vila Belmiro

"Sería un sueño (retirarme en el Santos), pero depende de cómo ocurran las cosas. Quiero rendir lo mejor posible y que los dos años en el Santos sean óptimos, en el fútbol cualquier cosa puede suceder”, explicó Ruiz.

El futbolista de 32 años explicó que hace un año, cuando el Santos quiso ficharlo por primera vez, su objetivo era mantenerse en el Viejo Continente para jugar la Liga de Campeones de Europa con el Sporting de Lisboa.

Bryan dice que las circunstancias actuales son diferentes y reconoce la exigencia que tendrá en el eje medular del club.

"Sé la responsabilidad que conlleva jugar en el mediocampo del Santos. Con respecto al número, no es tan importante para mí. Es un honor llevar la 10, pero voy a jugar con el pensamiento de que lo más importante es el escudo del Santos".

Después de su paso por el balompié de Portugal, y tras disputar el Mundial de Rusia, el jugador le solicitó al club una semana de vacaciones en Costa Rica para recuperar fuerzas.

Reconoce que se espera mucho de él, pues al Santos le falta un jugador que colabore en la generación de juego ofensivo.

"Se necesita alguien que pause o acelere según las condiciones del partido. Tengo esa experiencia de jugar detrás de los atacantes", concluyó Ruiz.