Editorial

Editorial: Gobierno por objetivos

El gobierno por objetivos, capaz de justificar lo que los funcionarios hicieron con los recursos financieros y de otro tipo puestos a su disposición, ayuda a fortalecer el sistema democrático. Instamos a los dos vicepresidentes a precisar las labores concretas que emprenderán durante los próximos años en áreas tan vitales como las enunciadas a grandes pinceladas por el gobierno.

En nuestro país, la función de los vicepresidentes de la República es reemplazar al presidente en su ausencia, pero eso no implica ocio en otros momentos, pues, para garantizar la eficacia de los eventuales reemplazos, los vicepresidentes deben estar enterados en todo momento de los asuntos de la presidencia. También es usual asignar a los vicepresidentes funciones específicas, normalmente de coordinación, para aliviar la carga de trabajo al presidente.








LE RECOMENDAMOS

En beneficio de la transparencia y para evitar distorsiones del debate público por medios informáticos o aprovechando el anonimato, la sección de comentarios está reservada para nuestros suscriptores para comentar sobre el contenido de los artículos, no sobre los autores. El nombre completo y número de cédula del suscriptor aparecerá automáticamente con el comentario.