Editorial

Editorial: Cumbre parcial, diversa y positiva

El reconocimiento de que la democracia y el desarrollo deben ser integrales es un referente de acción clave de la Novena Cumbre de las Américas

Desde la Primera Cumbre de las Américas, celebrada en 1994 en Miami por iniciativa del entonces presidente Bill Clinton, hasta la novena, que concluyó el viernes en Los Ángeles, mucho ha cambiado en el hemisferio, y no para bien.








LE RECOMENDAMOS

En beneficio de la transparencia y para evitar distorsiones del debate público por medios informáticos o aprovechando el anonimato, la sección de comentarios está reservada para nuestros suscriptores para comentar sobre el contenido de los artículos, no sobre los autores. El nombre completo y número de cédula del suscriptor aparecerá automáticamente con el comentario.