12 mayo
Popular con datos viejos

En la era de la computación, los bancos tienen bases de datos de sus clientes, principalmente en el sector crediticio. El problema es no actualizarlas, lo cual las hace inútiles. Hace meses recibo del Banco Popular recordatorios por atrasos en mi crédito. Como lo solicita el mensaje, fui dos veces a las agencias de Puntarenas y de El Roble, pero es un error porque se trata de otro cliente, anterior propietario de mi número de celular. Sin embargo, siguen los mensajes. ¿Qué debo hacer?

Steven Villarreal Kayen, Esparza

Aviso sindical

Es decepcionante escuchar a Albino Vargas anunciar paros y el llamado a huelga apenas finalizó el discurso del nuevo presidente. Como dijo Carlos Alvarado, se impone en este momento trabajar, trabajar, trabajar. Solo entre todos podremos sacar este país adelante. Es hora de tender puentes, de buscar alianzas, como se ha dicho hasta la saciedad.

Si bien es cierto nadie quiere nuevos impuestos, es urgente resolver el problema fiscal lo más pronto posible. No hacerlo significará más pobreza y desempleo. El nuevo presidente dejó a un lado el partidismo y nombró un gabinete pluralista que da esperanzas. Es hora de unir y no de separar.

Ricardo Bolaños Salas, Santo Domingo de Heredia

Nubes oscuras

La administración Alvarado Quesada inicia funciones con mucha ilusión, pero ya se presentan en el horizonte las nubes oscuras de siempre: sindicatos dispuestos a defender sus prebendas, diputados obstructores cuyo único norte es bloquear cualquier iniciativa y, sobre todo, la dictadura de los mandos medios que manejan sus feudos e impiden cualquier avance.

Con vehemencia lo pedimos: sean parte de la solución y no del problema, pero si acaso no les nace colaborar, entonces den un paso al lado, no ayuden, pero no estorben. Bien lo decía don Pepe, “si quieren que barra, no se me paren en la escoba”.

Gustavo Elizondo Fallas, Santa María de Dota

Paz y trabajo

Tengamos presente la última estrofa de nuestro himno: “Vivan siempre el trabajo y la paz”. Muchos costarricenses engrandecen nuestra patria, pero es triste que con tantas oportunidades de trabajo, otros dediquen su tiempo a segar vidas humanas con el afán de despojarlas de sus pertenencias.

El gobierno y la Iglesia católica deben promover la enseñanza. Los medios de comunicación también sienten su responsabilidad en el campo educativo. Cuando toda la población tome conciencia de que un país educado progresa, gracias a la diversidad de valores que promueve, Costa Rica resplandecerá más ante el mundo.

Mario Eduardo Arrieta Villalobos, San José

Cambio de equipo

Con el cambio del equipo director del Gobierno, un nuevo y positivo aire se respira en el país. Es preocupante la situación en general y se requiere del apoyo ciudadano en todos aquellos emprendimientos que permitan una solución responsable y pronta.

Esperamos que en la Asamblea Legislativa impere el patriotismo y que los diputados entiendan y se alejen de lo partidista para que en este gobierno de unidad nacional se luche por lograr sacar a Costa Rica adelante.

Como cálculo político, los otros partidos deben entender que están en el Congreso en un momento histórico y que la ciudadanía evaluará a cada agrupación al término de su gestión, cuál fue su patriotismo, su entrega y su probidad, asunto que cada uno usará como plataforma, para bien o para mal, en próximas contiendas electorales.

William Monge Román, Curridabat

Adultos con TEA

El 6 de este mes leí un artículo en la Revista Dominical sobre los detalles del programa “Pablo” del canal NatGeo Kids, que narra las vivencias de un niño con el trastorno del espectro autista (TEA). Tras leerlo, me entristeció saber que la comunidad médica solo se enfoca en los niños con este trastorno sin tomar en cuenta que también existen adultos autistas o con asperger que enfrentan diariamente problemas, como por ejemplo, no poder trabajar, estudiar, tener una relación de pareja o amigos, etc., y muchos de ellos, si no cuentan con la ayuda de sus padres, terminan marginados en la calle o en la cárcel por conductas propias de su condición (muchas veces malinterpretadas por la gente) solo por un absurdo estereotipo. Las personas adultas con TEA también necesitan apoyo.

Rodnny Hayden Cordero, San José