7 noviembre
Cabletica se equivocó de casa

Hace más de dos meses contraté el servicio de televisión e Internet de Cabletica. El técnico llamó para hacer la instalación el 31 de agosto, pero no llegó a la hora acordada. Luego, me dijo que el trabajo estaba hecho, pero se equivocó de casa, que cancelaría la orden y yo debía solicitar la devolución de los ¢39.450 pagados. Aún estoy a la espera del reembolso, y me cobraron $75,20 más de mi cuenta sin explicar por qué. Durante estos dos meses he llamado muchas veces a Cabletica, pero nadie me da una respuesta satisfactoria. ¿Cuándo me devolverán el dinero?

José Anthony Mora Rodríguez, Alajuela

Piñata en Cancillería

Epsy Campbell se escuda en su color de piel para justificar sus malas decisiones al nombrar en puestos diplomáticos a personas que no reúnen las condiciones. Ella ha hecho de la Cancillería una piñata de puestos en los consulados. Nombró embajador a Mauricio Herrera, quien quedó en ridículo por el conflicto con México por los aguacates cuando fue ministro.

Así es como en Costa Rica se ganan los puestos de trabajo con altos salarios sin tener la preparación académica para ejercer el cargo. A mí me daría vergüenza aceptar un puesto diplomático sin estar capacitado para cumplir a cabalidad.

Fernando Cordero Alvarado, Desamparados

Choferes sin corazón

Soy un adulto mayor, estudiante de la Universidad de Costa Rica, vivo en La Colina de Curridabat y suelo abordar el bus de la Interlínea frente a la gasolinera San Antonio. El jueves 1.° de noviembre el bus de las 8:30 no se detuvo. Aunque el chofer me vio haciendo señales para que parara, me ignoró. Eso hizo que perdiera la lección del día. Me lo han dicho otros estudiantes que asisten a cursos para adultos mayores de la UCR: cuando el chofer los ve sacando la cédula, no se detiene.

José Pacheco Ramírez, Curridabat

AutoStar debe reporte

Llevé mi vehículo a AutoStar en La Uruca por un desperfecto de fábrica. Una semana después de haber salido del taller me quedé varado. Lo llevé de nuevo y cuando me lo entregaron solicité me dieran por escrito la garantía y un detalle del trabajo efectuado, pero tengo más de dos semanas de estar esperando. Qué mal servicio al cliente.

Miguel Ángel Herrera Córdoba, San José

Historia ejemplar

Leyendo la anécdota y la personalidad de Manuel Jiménez de la Guardia, que nos relata Humberto Fallas (Foro, 1/11/2018), me remonté a la Costa Rica que poco a poco estamos perdiendo. La afectividad, el desprendimiento, el respeto a los padres y a los maestros, la camaradería y el diálogo en el vecindario, el respeto a la dignidad y la vida humana se desdeñan lentamente de los valores patrios, los cuales nos han distinguido como nación.

Una cultura dominante de fanatismos y materialismos nos invade y prevalece. ¿A quién culpar de esta crisis social cultural y humana que se vive en el país? No obstante, la responsabilidad social final es de todos. El liderazgo ético, moral y el rescate debe hacerlo el sistema de educación costarricense. Debe actuar sin más demora.

José Rugama Hernández, barrio México

Asedio en Congreso

Un editorial de La Nación (2/11/2018) menciona a los sindicalistas que llegan a las barras del público de la Asamblea Legislativa a insultar. Es muy cierto que solo aquí se permiten esas pachucadas. En ese recinto se debe dar permiso a gente para aprender cómo se llevan a cabo la sesiones, igual que en otros países. Es necesario que esto se regule y retire a quien altere el orden. Los educadores con compromiso y vocación deberían estar avergonzados de los impresentables que llegan a la Asamblea a representarlos.

Henry Martínez Gallo, Guanacaste

Calvario por tableta

Dejé mi tableta en otro país y al devolverla por mensajería empezó un pequeño calvario en diferentes instituciones (Salud, Aduanas, Procomer), con esperas de semanas, a pesar de que Procomer tiene una “ventanilla única” para eso. Si para mantener estas demostraciones de ineficiencia y burocracia son los nuevos impuestos, no es de extrañar la resistencia pública.

Gerardo Huertas, San José