Etiquetas

LO ÚLTIMO SOBRE: sindicalistas



Muchas vidas y mucha sangre,costó la Costa Rica que disfrutamos hoy, y hay que abrir los ojos para comprender que quienes pueden destruirla no vienen de afuera, están dentro.