Ángela Ávalos. 11 enero
La CCSS recomienda a los pacientes que, en caso de que no haya medicamento, deben pedir hablar con el farmacéutico para que les informe cuándo estarán disponibles las pastillas. Un 36% de los ticos mayores de 20 años son hipertensos. Foto: Jose Díaz

Las personas hipertensas que viven en los comunidades de Montes de Oca, Curridabat, Atenas y La Fortuna de San Carlos han enfrentado problemas de abastecimiento de uno de los fármacos que toman como parte de su tratamiento contra la presión alta.

La medicina es una tableta llamada Irbesartán, cuyas reservas se redujeron en varios centros de salud de la CCSS en esos cantones, lo cual obligó a esta institución a redistribuir este producto para evitar interrupciones del tratamiento de 231.000 hipertensos en todo el país.

En un boletín de prensa, la institución informó de que se detectaron bajas en las existencias del producto, situación que obligó a sostener el abastecimiento con el soporte de otras farmacias donde sí hay reserva.

El gerente general de la Caja Costarricense de Seguro Social (CCSS), Roberto Cervantes Barrantes, quien tiene también el recargo de la Gerencia Médica, confirmó que la situación se detectó solo en esas zonas, por lo que se adoptaron medidas para evitar una mayor afectación.

La próxima semana, la CCSS distribuirá tres millones de tabletas en los centros que han reportado problemas, y antes de que finalice enero repartirá 20 millones más.

El compromiso de la institución es finiquitar contratos que están en proceso para adquirir otros 63 millones de unidades de este fármaco para cubrir las necesidades de estos pacientes por los próximos 15 meses.

Esteban Vega de la O, coordinador institucional de servicios farmacéuticos de la CCSS, explicó que el trabajo que se está haciendo es para que en ninguna de las 503 farmacias de la Caja falte este producto.

Vega informó de que el Área de Salud de Montes de Oca se abasteció con tabletas cedidas por la Clínica Central y por el Hospital Nacional de Geriatría y Gerontología. Los pacientes adscritos a este establecimiento de salud puedan acudir a retirar el fármaco.