Ángela Ávalos. 18 junio

El Hospital México alquilará cuatro salas adicionales a partir del 8 de julio y por un plazo de un año, luego de que la Junta Directiva de la Caja autorizara la compra de esos servicios para sacar las operaciones pendientes.

Los directores de esa institución acordaron este lunes aprobar un contrato de alquiler por ¢1.684 millones, con el cual se pretende sacar 3.000 operaciones, informó la Gerencia Médica.

La medida forma parte del Plan de Atención Oportuna a las Personas, de la Caja Costarricense de Seguro Social (CCSS), y es mientras se avanza el proyecto para construir una torre con 21 salas de operaciones nuevas y Unidad de Cuidado Intensivo.

En este momento, el México tiene 10 quirófanos y la intención es acercarse a los 17 que tenían antes del problema eléctrico que sacó de operación a todas sus salas, en julio del 2015.

Recientemente, según informó la CCSS, habilitaron cinco quirófanos más para realizar alrededor de 93 operaciones diarias programadas.

Según un comunicado de prensa, el alquiler de los quirófanos ayudará a desahogar cirugías pendientes en especialidades quirúrgicas como Cirugía General, Cirugía Maxilofacial, Otorrinolaringología y Ortopedia.

De todo el listado, el paciente que más tiempo lleva esperando es uno que aguarda una operación de reemplazo de rodilla desde febrero del 2013.

Hace un año, la CCSS anunció que el Hospital México tendrá tener una moderna torre de cuatro pisos, 21 quirófanos y una moderna unidad de Cuidados Intensivos en un plazo de 20 meses. Este es el diseño. Foto: CCSS
Hace un año, la CCSS anunció que el Hospital México tendrá tener una moderna torre de cuatro pisos, 21 quirófanos y una moderna unidad de Cuidados Intensivos en un plazo de 20 meses. Este es el diseño. Foto: CCSS

“El personal que realizará las intervenciones quirúrgicas es del Hospital México y está contemplado el transporte especializado en caso de que haya necesidad de trasladar algún paciente en forma urgente a las instalaciones del este hospital”, informó la CCSS.

Douglas Montero Chacón, director del Hospital México, dijo que se trata de un empujón para ir acercándose a la cantidad de quirófanos que tenía el hospital antes del problema del 2015.

Lo sucedido en ese entonces, obligó al hospital a buscar salas prestadas entre los mismos hospitales de la Caja.