Sofía Chinchilla C.. 2 abril
El proyecto se incluyó en las sesiones extraordinarias un día después de que 31 legisladores solicitaran su convocatoria. La imagen corresponde a una reunión técnica de diputados de la Comisión de Asuntos Hacendarios con representantes de Sugef y BCCR, en la que se discutió el plan. Foto: Cortesía del despacho de la diputada del PLN Ana Lucía Delgado
El proyecto se incluyó en las sesiones extraordinarias un día después de que 31 legisladores solicitaran su convocatoria. La imagen corresponde a una reunión técnica de diputados de la Comisión de Asuntos Hacendarios con representantes de Sugef y BCCR, en la que se discutió el plan. Foto: Cortesía del despacho de la diputada del PLN Ana Lucía Delgado

El presidente Carlos Alvarado adelantó la convocatoria al Congreso del proyecto de ley para regular la usura.

Según anunció el miércoles el mandatario, la iniciativa para fijar topes a las tasas de interés de los créditos se incluiría el lunes en las sesiones extraordinarias de la Asamblea Legislativa, pero la acción se concretó este jueves.

Minutos antes de las 4 p. m., llegó a la Secretaría del Directorio legislativo el decreto que incluye el expediente 20.861 dentro de la lista de proyectos que tramitan los diputados para paliar los efectos de la pandemia de covid-19 en la economía nacional.

La comunicación lleva la firma del mandatario y de Silvia Lara, ministra a. i. de la Presidencia.

De esa forma, los legisladores quedan habilitados para continuar de inmediato con el trámite del expediente.

El plan establece límites a las tasas de interés que se pueden cobrar por los créditos. Según la versión vigente del plan, en febrero el tope sería del 39% en colones y del 31,35% en dólares, lo cual incluye el dinero prestado mediante tarjetas de crédito.

En tanto, se impondría un límite diferenciado para microcréditos, es decir, los préstamos inferiores a ¢675.000. En colones, la tasa sería del 55% y, en dólares, del 45,66%.

Según el proyecto de ley, el irrespeto a esos límites constituirá un delito, el cual se penaría con entre seis meses y dos años de cárcel.

El gobierno incluyó el plan en las sesiones extraordinarias del Congreso luego de que, el miércoles, 31 diputados solicitaran su convocatoria.

La petición la hicieron 14 legisladores del Partido Liberación Nacional (PLN), ocho del Partido Acción Ciudadana (PAC), cuatro del Partido Restauración Nacional (PRN) y una independiente; así como uno de Nueva República (PNR), uno del Frente Amplio (FA), uno de Integración Nacional (PIN) y uno del Republicano Social Cristiano (PRSC).

Se manifestaron en contra seis congresistas del Partido Unidad Social Cristiana (PUSC), seis de Nueva República, uno del PRSC, uno del PRN y un independiente.

El proyecto de ley aún es objeto de las modificaciones que decidan hacer los diputados.

De momento, el texto establece que las tasas de usura deberán ser revisadas por el Banco Central cada seis meses, es decir, en los meses de enero y julio de cada año.

Asimismo, prohíbe a los emisores de créditos fragmentar créditos regulares en montos iguales o inferiores al del microcrédito, para lo cual ordena a la Sugef revisar mensualmente que los préstamos cumplan con la normativa que podría establecerse.

De lo contrario, la Superintendencia General de Entidades Financieras (Sugef) tendrá que interponer las denuncias pertinentes en el Ministerio Público.