Sofía Chinchilla C.. 11 julio
El médico denunciado es jefe de la sección de Ginecología, Obstetricia y Neonatología del Hospital Calderón Guardia. Fotografía de archivo con fines ilustrativos: Rafael Pacheco.
El médico denunciado es jefe de la sección de Ginecología, Obstetricia y Neonatología del Hospital Calderón Guardia. Fotografía de archivo con fines ilustrativos: Rafael Pacheco.

El Tribunal Penal de Cartago fijó el 3 de noviembre del 2020 como fecha de inicio para el juicio del médico Danilo Medina Angulo, a quien la Fiscalía acusó de un presunto abuso sexual en perjuicio de una sobrina política menor de edad.

Medina es el jefe de la sección de Ginecología, Obstetricia y Neonatología del Hospital Calderón Guardia.

La oficina de prensa del Poder Judicial confirmó que la audiencia se celebrará en Cartago.

En un principio, el juicio estaba previsto para el 15 de julio de este año, pero luego la fecha fue cambiada para finales del 2020.

Este medio solicitó una declaración de Medina a través de su abogado, Erick Ramírez, quien indicó que haría la gestión. Al cierre de este artículo, el médico no había comunicado su respuesta.

El Ministerio Público indicó que la Fiscalía de La Unión, de la provincia de Cartago, presentó la acusación contra Medina por el aparente delito de abuso sexual en perjuicio de persona menor de edad desde el 7 de febrero del 2018.

De acuerdo con Santiago Arguedas, el abogado que representa a la menor afectada, el Tribunal juzgará si el imputado cometió cuatro actos distintos de abuso.

Arguedas dijo que los hechos habrían ocurrido en diciembre de 2015 durante una visita de la presunta víctima a la casa del médico y tío político, cuando ella tenía doce años.

El abogado de la menor indicó que no se solicitaron medidas cautelares contra el doctor, quien se mantiene en su puesto, según informó la oficina de prensa de la Caja Costarricense de Seguro Social (CCSS).

El Código Penal establece penas de entre tres y ocho años de prisión como castigo para quienes cometen abusos contra personas menores de edad.

La condena puede ir de los cuatro a los 10 años si la persona ofendida es menor de edad o si el autor de los hechos tiene un vínculo familiar con la víctima. Lo mismo se dispone para los casos en los que el autor se vale de su relación de confianza con la víctima o sus parientes.