Daniela Cerdas E.. 16 octubre
 Actualmente, el 98,5% de los funcionarios en huelga son del sector educación, a pesar de que el martes anterior el movimiento se declaró ilegal en el MEP. Foto: Alonso Tenorio
Actualmente, el 98,5% de los funcionarios en huelga son del sector educación, a pesar de que el martes anterior el movimiento se declaró ilegal en el MEP. Foto: Alonso Tenorio

El ministro de Educación, Édgar Mora, no estaba equivocado cuando dijo que no era único el caso de la maestra que aprovechó los días de huelga para salir con su familia de vacaciones a Cancún, México.

Esta situación se repitió, no en decenas sino en centenares de docentes que afirmaron al Ministerio de Educación Pública (MEP) estar apoyando el movimiento contra la reforma fiscal pero que en realidad aprovecharon la situación para vacacionar fuera del país. Tal actuación se considera una falta grave, según el Ministerio.

De acuerdo con datos del MEP, un total de 556 docentes registraron salidas del territorio nacional entre el 9 de setiembre, un día antes de que comenzara la huelga indefinida, hasta el 8 de octubre de este año. Todos están identificados con nombre, apellidos y número de cédula.

Incluso hay 12 funcionarios que registran 29 días fuera y otros no han regresado todavía. También el Ministerio encontró casos de funcionarios que no reportaron estar en huelga, pero salieron del país por unos días, sin estar de vacaciones.

El reporte es el resultado de un cruce de la base de datos de funcionarios del MEP con el reporte de entradas y salidas que lleva la Dirección General de Migración y Extranjería. Luego se analizó si los que se reportaban fuera del país se habían registrado en huelga o no tenían vacaciones.

El miércoles anterior, el ministro de Educación dijo en el programa “Diálogos” de La Nación que la institución trabajaría con la base de datos de Migración para investigar si más docentes salieron de viaje durante el movimiento, que lleva 37 días.

(Video) Diálogos con el Ministro de Educación Édgar Mora

La investigación surgió gracias a la denuncia de una madre de familia que reportó al MEP que una maestra de la Escuela Buenaventura Corrales, de San José, salió del país durante la huelga.

La docente habría salido de Costa Rica el viernes 28 de setiembre a las 2:48 p.m. y registró su entrada el lunes 1.° de octubre a las 7:24 p.m., según pudo comprobar el MEP mediante los registros de la Dirección General de Migración y Extranjería.

El caso está siendo analizado por el Departamento de Gestión Disciplinaria de la Dirección de Recursos Humanos del MEP.

En detalle

Según el reporte del MEP, de los 556 docentes que están fuera del país, 125 no han regresado, pues no se registra su entrada a territorio nacional.

El promedio de días que cada uno registra en el exterior es de 6,6. Sin embargo, hay 33 funcionarios que registraron entre 20 días y 29 días fuera del país.

Docentes que se fueron de vacaciones durante huelga
Docentes que se fueron de vacaciones durante huelga

El MEP reportó que 79 funcionarios salieron entre 10 y 19 días; otros 165 se fueron entre cinco y nueve días, y 245 viajaron entre uno y cuatro.

Hay un grupo de 34 funcionarios que registraron entrada y salida del país el mismo día.

El Ministerio detalló que el promedio de días que reportaron los 556 docentes en huelga fue de 13. Hay 21 docentes que salieron del país el 9 de setiembre, un día antes de la huelga, algunos todavía no han regresado.

Por ejemplo, hay una docente de apellido Porras que salió de viaje el 9 de setiembre y aún no ha regresado, pero, desde esa fecha, reportó que lleva 22 días apoyando la manifestación contra la reforma fiscal.

Hay otra profesora de apellido Cascante que se fue 29 días de vacaciones, pero que solo reportó tres días en huelga.

De las 46 instituciones que se sumaron al paro, en 45 la participación se disipó y las instituciones laboran con normalidad. Actualmente, el 98,5% de los funcionarios en huelga son del sector educación, a pesar de que el martes anterior el movimiento se declaró ilegal en el MEP.

Falta grave

El ministro de Educación, Édgar Mora, solicitó al Departamento de Gestión Disciplinaria del MEP revisar cada caso y tomar las acciones legales correspondientes.

“A los que más afecta esta noticia es a los sindicatos, porque desprestigia el derecho a la huelga ¿Cómo puede sentirse una maestra que fue a las protestas, participó de las reuniones y demás actividades al enterarse de que muchos de sus compañeros usaron ese derecho para salir del país? Por otra parte, ¿qué pueden pensar los estudiantes? ¿Qué pueden pensar los padres de familia? ¿Qué pueden pensar los mismos huelguistas que sí hicieron un uso legal de su derecho?", dijo el ministro.

Mora dijo que el hecho de que los docentes aprovecharan la huelga para salir de vacaciones “cuestiona el método de protesta que implica el abandono de las aulas y las lecciones”.

Según Nelly Venegas, jefa del departamento de Gestión Disciplinaria del MEP, esto correspondería a una “falta grave”.

“Vamos a revisar cada caso para valorar la apertura de expedientes disciplinarios, estamos ante una supuesta falta grave porque el derecho a huelga es para solidarizarse con el movimiento de huelga, pero no exime al trabajador de su deber de lealtad y buena fe de la relación con el patrono como para salir del país; no es un periodo de vacaciones”, explicó Venegas.

El abogado experto en Derecho Laboral Marco Durante explicó que cuando una persona apoya un movimiento huelguístico que convoca el sindicato al que pertenece, o un grupo de trabajadores de su centro de trabajo, entra en una suspensión colectiva y temporal del contrato de trabajo.

“La suspensión colectiva y temporal del contrato de trabajo, necesariamente debe ser concertada y pacífica, y eso de que sea concertada, que sea acordada, le obliga a participar de forma activa y apoyar la decisión de huelga del sindicato y apoyar las manifestaciones o los actos propios de una huelga. No se vale que un trabajador diga ‘yo me voy a huelga’, y deje a todos los compañeros con la huelga y se vaya de vacaciones, porque las vacaciones tienen un fin distinto”, explicó.

Durante añadió que esto implicaría un uso “inadecuado, abusivo e incorrecto” de la suspensión de contrato que puede dar pie a que el patrono inicie una investigación.

“Si se logra comprobar que bajo la excusa de una huelga, un trabajador saca provecho y se va a vacacionar, eso podría, eventualmente, entenderse como una ausencia al trabajo que podría ser sancionada incluso con el despido sin responsabilidad patronal”, añadió.

Esto, debido a que el Código de Trabajo establece que si se acumulan dos días consecutivos de ausencias injustificadas o tres alternos dentro del mes, el trabajador puede ser despedido sin responsabilidad patronal.