Política

Ocho candidatos compiten para sustituir a Johnson como primer ministro británico

Unas horas antes del anuncio, aún había once candidatos para suceder a Johnson, pero tres de ellos abandonaron la carrera

Londres. El Partido Conservador de Reino Unido aprobó el martes la candidatura de ocho diputados para suceder al primer ministro saliente Boris Johnson en Downing Street, después de que hayan recibido el número de apoyos necesarios para entrar en liza.

Como estaba previsto, el exministro de Economía, Rishi Sunak, la exministra de Defensa Penny Mordaunt, la jefa de la diplomacia Liz Truss y el diputado Tom Tugendhat están entre los candidatos, anunció el comité 1922, el grupo parlamentario conservador encargado de establecer las reglas de la elección.

También figuran el nuevo ministro de Finanzas Nadhim Zahawi, la representante y consejera legal del gobierno Suella Braverman, el ex secretario de Estado para la Igualdad Kemi Badenoch y el ex ministro de Salud Jeremy Hunt. Todos los candidatos recibieron el respaldo de 20 de sus compañeros, umbral mínimo para competir por el liderazgo del Partido Conservador y por ende, Downing Street, puesto que el partido es mayoritario en la Cámara de los Comunes.

Johnson dimitió el jueves salpicado por una serie de escándalos y tras una oleada de dimisiones en su gobierno. Sin embargo, seguirá en el cargo hasta que sea elegido su sucesor el 5 de septiembre. A partir del miércoles, los ocho candidatos deberán contar con el apoyo de 30 diputados si quieren pasar a la primera vuelta de la votación.

Una segunda ronda se celebrará el jueves y, si es necesario, habrá otra el lunes. Al final, solo quedarán dos candidatos en pugna por el puesto y el voto final estará abierto solamente a los adherentes del partido.

Unas horas antes del anuncio, aún había once candidatos para suceder a Johnson, pero tres de ellos abandonaron la carrera, entre ellos el ex ministro de Salud Sajid Javid. Las casas de apuestas sitúan a Rishi Sunak y a Penny Mordaunt como los dos principales favoritos, seguidos de Liz Truss.

Durante su arranque de campaña el martes, Sunak evitó criticar y “diabolizar” a Johnson, su antiguo jefe, al que considera “una de las personas más extraordinarias” que ha conocido. El político conservador, de 42 años, dimitió la semana pasada, junto con otro ministro, en protesta por la administración de Johnson, acorralado por los escándalos.

Su salida provocó una oleada de dimisiones que terminaron con la renuncia del primer ministro. Actualmente está en el punto de mira de los virulentos ataques de los partidarios de Johnson, que le acusan de haber provocado su caída. Por el momento, la campaña se limitó a algunos videos grandilocuentes, polémicas de todo tipo y promesas vagas.

La mayoría de los candidatos aseguran que aplicarán una bajada de impuestos pero sin dar detalles de cómo financiarán sus medidas. Zahawi, de 55 años, considera que existe una campaña para “ensuciarlo” después de que la prensa revela que había una investigación fiscal en su contra. El ministro prometió publicar su declaración de impuestos cada año si es elegido primer ministro.

Sunak, sin embargo, se mostró más prudente que sus rivales respecto a una bajada de impuestos en un contexto de fuerte inflación: “Es una cuestión de ‘cuando’, no de ‘si’” se llevarán a cabo. Durante su mandato como ministro de Economía, Sunak fue criticado por no haber hecho lo suficiente para evitar el aumento del coste de la vida.

El nombre del futuro primer ministro se conocerá el 5 de septiembre tras un voto de los adherentes del Partido Conservador. Pero para el Partido de oposición Laborista es demasiado tarde. El martes, presentó una moción de censura en el parlamento, que tendrá que ser votada el miércoles, según fuentes del partido.

El Gobierno se negó sin embargo a ofrecer tiempo para debatir la iniciativa en el Parlamento, lo que para los laboristas es un “grave abuso de poder”. “Teniendo en cuenta que el primer ministro ya ha dimitido y que está en marcha un proceso [para sustituirle], no creemos que sea un uso útil del tiempo parlamentario”, dijo Downing Street.

Hay poca esperanza de que esta moción consiga el respaldo de los ‘tories’ ya que, de ser aprobada, llevarían a la celebración de elecciones generales, donde los conservadores podrían perder la mayoría lograda en 2019 gracias a la popularidad de Johnson.

LE RECOMENDAMOS

En beneficio de la transparencia y para evitar distorsiones del debate público por medios informáticos o aprovechando el anonimato, la sección de comentarios está reservada para nuestros suscriptores para comentar sobre el contenido de los artículos, no sobre los autores. El nombre completo y número de cédula del suscriptor aparecerá automáticamente con el comentario.