Agencia AFP. 8 noviembre
La Reserva Federal, dirigida por Jerome Powell, señaló que la economía “ha estado creciendo con una fuerte tasa”. Foto AP.
La Reserva Federal, dirigida por Jerome Powell, señaló que la economía “ha estado creciendo con una fuerte tasa”. Foto AP.

Washington, EE. UU. La Reserva Federal (FED) de Estados Unidos mantuvo –este jueves 8 de noviembre– las tasas de interés y destacó el sostenido buen desempeño de la economía pese a una desaceleración de las inversiones.

La entidad reiteró que espera “nuevos aumentos graduales” de las tasas mientras la economía siga creciendo pero su comunicado no dio indicios de que será más agresiva para enfrentar la inflación.

De hecho la decisión podría ser leída como una señal de que la Reserva Federal, dirigida por Jerome Powell, cree que se atenuaron los riesgos de un recalentamiento de la mayor economía mundial.

El Comité de Mercado Abierto de la FED mantuvo las tasas federales entre 2% y 2,25%.

Casi todos los economistas esperan para diciembre el cuarto aumento de las tasas en el año pero tras un reciente informe que mostró que los salarios están empezando a aumentar, ahora se esperan indicios de cual será el ritmo del endurecimiento de la política monetaria el año que viene.

La Reserva Federal señaló que la economía “ha estado creciendo con una fuerte tasa”, sólido aumento del empleo, desempleo en caída y con el gasto de los hogares en fuerte incremento.

No obstante la entidad advirtió que “las inversiones fijas de las empresas se han moderado respecto a su elevado ritmo de comienzos de año”.

Eso podría ser visto como una indicación de que la FED podría ser más cautelosa y podría aumentar menos de tres veces las tasas el año que viene.

También puede interpretarse como una consecuencia de las confrontaciones comerciales en las que se envolvió el presidente Donald Trump y que han causado inquietud en la FED pues teme que los elevados aranceles terminen por minar la confianza, los costos y los planes de inversión de las compañías.

Las deliberaciones de la Reserva Federal estuvieron enmarcadas en un clima políticamente pesado.

Trump ha criticado reiteradamente a la organización por considerar que su manejo de las tasas de interés es muy agresivo. Eso significa que un endurecimiento monetario más lento podría generar la suspicacia de que la FED sucumbió a las presiones políticas.