Marvin Barquero. 4 marzo
Al 2017 (último dato contabilizado) Riteve hizo un total de 1.142.184 inspecciones primeras periódicas, de las cuales 64% fueron de automóviles, 13% de carga liviana, 12% de motocicletas y el resto de taxis, buses, cabezales, camiones y remolques. Foto: José Cordero
Al 2017 (último dato contabilizado) Riteve hizo un total de 1.142.184 inspecciones primeras periódicas, de las cuales 64% fueron de automóviles, 13% de carga liviana, 12% de motocicletas y el resto de taxis, buses, cabezales, camiones y remolques. Foto: José Cordero

La Asociación de Importadores de Vehículos, Maquinaria y Afines (Aivema), cuyos afiliados importan carros nuevos; la Cámara Costarricense Automotriz, compuesta por quienes introducen al país los usados; y la Asociación Nacional del Sector Empresarial Automotriz (Ansea), defendieron el servicio brindado por la compañía Riteve SyC, única que bajo un contrato de concesión y hasta julio del 2022, brinda el servicio de revisión técnica vehicular (RTV) en Costa Rica.

En declaraciones por separado, las tres organizaciones recordaron los graves problemas en tiempos anteriores a Riteve (antes del 2002), cuando el Ministerio de Obras Públicas y Transportes (MOPT) concesionó la RTV en talleres mecánicos, así como el tiempo del denominado Ecomarchamo, que se obtenía en estaciones del Ministerio.

La apertura a más oferentes en la RTV se tiene prevista para el 15 de julio del 2022, cuando se termine la ampliación por 10 años al contrato con Riteve. Así se estableció en la Ley de Tránsito por Vías Públicas Terrestres y Seguridad Vial, publicada en el alcance 165 de La Gaceta 207, del 26 de octubre del 2012.

La discusión adquiere relevancia en vista del informe Regulación y competencia en el servicio de revisión técnica vehícular, realizado por la Comisión para la Promoción de la Competencia (Coprocom).

Ese ente está adscrito al Ministerio de Economía, Industria y Comercio (MEIC) y dicho informe se preparó en vista de un compromiso adquirido por Costa Rica en el proceso de adhesión a la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE). El pacto es para analizar sectores que no están regulados por la competencia, como el alcohol, el servicio postal y Riteve.

William Traver, expresidente de Ansea, que agrupa a alrededor de 100 talleres de distintos servicios para autos, dijo que esa organización teme que vuelva a pasar lo sucedido con el “Ecomarchamo” y los talleres, cuando el entorno se prestó para que la RTV fuera muy blanda y tolerante. Recordó que él personalmente y Ansea colaboraron con el MOPT para establecer las reglas claras de la revisión en la transición hacia Riteve e incluso presentaron un manual en aquel entonces.

Empero, dijo, la revisión técnica es un buen negocio y es muy posible que talleres afiliados grandes puedan hacer inversiones en maquinaria y establecimientos y competir cuando se den las licitaciones.

Lilliana Aguilar, presidenta de Aivema, advirtió de que cuando se establezca la apertura la base de los parámetros para regular la calidad, eficacia y eficiencia del servicio debe ser lo que ofrece actualmente Riteve. “En un nuevo esquema, todo debe ser de ahí para arriba; nunca para abajo”, enfatizó.

Recordó también que Costa Rica había tenido “situaciones muy preocupantes” cuando los talleres mecánicos tenían las inspecciones técnicas vehiculares.

“Como usuarios de ese sistema (Riteve) hemos visto que ha mejorado ostensiblemente la situación de la flota vehicular. El único problema que veo se da porque muchas unidades circulan sin asistir a la revisión, pero eso no es un problema de la empresa que da el servicio sino del Gobierno”, señaló Aguilar.

Por su lado, José Carballo, presidente de la Cámara Costarricense Automotriz, calificó de excelente el servicio de la empresa actual encargada de la RTV. “Me siento muy contento y satisfecho plenamente con la llegada de Riteve. Hace que todos los costarricenses tratemos de mejorar las condiciones de los vehículos que usamos, tanto los usuarios como los vendedores”, declaró.

“Tendría temor que se abrieran especialidades (solo revisión de motos o solo de autos) y perdiéramos lo bueno que hay, por correr otro riesgo”, enfatizó el dirigente de los empresarios que importan autos usados.