María Luisa Madrigal. 11 enero
9/01/2019. Heredia. Fotos de camiones remeseros de la empresa transportadora de valores Dunbar. Foto: Albert Marín
9/01/2019. Heredia. Fotos de camiones remeseros de la empresa transportadora de valores Dunbar. Foto: Albert Marín

Al igual que los comerciantes víctimas del robo en Coronado, ocurrido el pasado 3 de enero y donde murieron los tres supuestos asaltantes, muchos otros empresarios optan por mover grandes sumas de dinero por sus propios medios, en lugar de contratar un servicio profesional.

¿Por qué? Lo cierto es que las opciones no son tantas. No cualquier empresa de seguridad está autorizada para realizar estos movimientos. Sin embargo, hay un factor de mayor peso y es el costo del servicio. Contratar un camión blindado para que traslade efectivo podría sonar -y resultar- costoso. Más allá de esto, hay beneficios

Seguridad a través de varias personas entrenadas, carrocería resistente a impactos de alto calibre y un contrato que asegura el dinero al 100% en caso de cualquier eventualidad, son parte de los beneficios por los que se pagan.

La Nación conversó con dos empresas autorizadas a realizar estos movimientos, para explicarle los costos y el detalle de estos.

Haga números

En el costo de los servicios de transporte de dinero influyen diversas variables. La ubicación donde se retire el monto es una de ellas. Si una empresa está dentro de la Gran Área Metropolitana (GAM) pagará menos que una que esté en una zona rural.

En el caso del Banco de Costa Rica (BCR), una de las compañías acreditadas para este tipo de servicios, la tarifa base dentro de la GAM es de $10 y $13 fuera de esa zona.

Dunbar Internacional es otra compañía acreditada. Su precio base dentro de la GAM es de $20 y de $32 fuera. Además, en zona rural hay un cobro por kilometraje: $1,50 por cada kilómetro recorrido.

Después de la ubicación entra en juego el monto. Las empresas determinan el valor base a transportar con una tarifa fija. Lo que supere ese monto tendrá un cobro adicional.

Los $10 que cobra el BCR es apenas por los primeros ¢6 millones. Después de esa cantidad, cada ¢1 millón extra, suma $2 a la tarifa básica.

Mientras tanto, Dunbar cobra $20 por los primeros ¢5 millones, y cada ¢1 millón por encima de este monto costará al cliente $1 más.

Entonces, en el caso del asalto en Coronado, trasladar los ¢30 millones objeto del robo, habría costado a los comerciantes en total $58 con el servicio del BCR y $45 con el servicio de Dunbar.

En el primer caso, los primeros ¢6 millones entrarían en la base de $10. Después tendrían que pagar $2 más por cada millón extra. En total, $48 por los ¢24 millones restantes. Al tipo de cambio actual ($1= ¢615), el monto a pagar sería ¢35.670.

Por mover la misma cantidad durante una semana, una compañía tendría que desembolsar ¢249.690. Al mes: ¢1.070.100

En el segundo caso, Dunbar, los primeros ¢5 millones costarían $20. Los ¢25 millones restantes serían $25. En total ¢27.675 al mismo tipo de cambio. A la semana -transportando la misma cantidad de manera diaria- el monto ascendería a ¢193.725 y al mes a ¢830.250.

¿Cómo funciona el servicio?
Uno de los carros blindados que brinda el servicio en el BCR.
Uno de los carros blindados que brinda el servicio en el BCR.

El traslado de valores forma parte de una cadena de custodia completa y no se limita a mover efectivo. Desde medicinas y artículos tecnológicos hasta documentos importantes pueden usar el servicio.

En el caso del dinero, los custodios lo reciben en efectivo y sellado. En una plantilla de conducción se escribe el monto a transportar, el cliente la firma y se queda con una copia que funcionará como un contrato en caso de cualquier eventualidad. Este documento es el traspaso de la responsabilidad por el dinero a transportar, según detalló Mirko Domínguez, gerente país de Dunbar.

Tras el papeleo, el efectivo se monta en el transporte blindado donde es custodiado por varias personas entrenadas para responder ante cualquier peligro.

Sin embargo, el dinero no se traslada de un punto comercial a otro, sino a un depósito bancario. Lo normal es que el dinero se deposite en bóvedas y tesorerías centrales de los bancos, de acuerdo con Domínguez. En el caso particular de Dunbar, la empresa cuenta con tesorerías de algunos bancos dentro de sus propias instalaciones.

Todo lo transportado cuenta con un seguro. La póliza cubre el 100% del monto sustraído en caso de un evento irregular y protege contra cualquier incidente que ocasione la pérdida del dinero, según Mynor Hernández, gerente corporativo de operaciones del BCR.

No son pocas los comercios que ya optan por este tipo de protección. El BCR tiene 677 clientes y hacen 1.180 servicios diarios. Dunbar no detalló la cantidad de clientes, pero trasladan al mes $1.800 millones, aproximadamente, en cerca de 50.000 recolecciones.