Marvin Barquero. 4 marzo
La empresa Riteve SyC, única que presta en este momento el servicio de revisión técnica vehícular, tiene 13 estaciones fijas y cuatro unidades móviles y en enero pasado dotó a la Dirección General de Tránsito con otras dos unidades móviles para control sorpresa en carretera, como las de los imagen. Foto: Alonso Tenorio
La empresa Riteve SyC, única que presta en este momento el servicio de revisión técnica vehícular, tiene 13 estaciones fijas y cuatro unidades móviles y en enero pasado dotó a la Dirección General de Tránsito con otras dos unidades móviles para control sorpresa en carretera, como las de los imagen. Foto: Alonso Tenorio

La Comisión para la Promoción de la Competencia (Coprocom), aboga porque se allane el camino a la llegada de más oferentes de la revisión técnica vehicular (RTV), servicio cuya apertura está prevista para julio del 2022.

Ese grupo advirtió que al momento de abrirse el mercado se pueden presentar trabas a la llegada de nuevas empresas que ofrezcan el servicio, como exigir experiencia previa a los empleados, exigir que las nuevas empresas instalen líneas de servicio para todo tipo de vehículos, exigir una acreditación previa, obligar a una determinada configuración física de las instalaciones o que en los casos donde sera necesaria una segunda inspección se tenga que realizar en la misma empresa que hizo la primera,

Estas inquietudes de la Coprocom, ente adscrito el Ministerio de Economía, Industria y Comercio (MEIC), se presentan en el informe Regulación y competencia en el servicio de revisión técnica vehicular, realizado como parte de los compromisos adquiridos por Costa Rica en su proceso de adhesión a la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE).

En materia de competencia, el acuerdo con la OCDE es analizar si se justifica técnicamente la existencia de sectores excluidos de la competencia, como el alcohol, el servicio postal o la distribución minorista de combustibles.

La entidad concluye que la RTV cumple con los objetivos por los cuales está en funcionamiento, particularmente reducir la contaminación con la emisión de gases y mejorar la seguridad en carretera con vehículos en mejor estado. También reconoce que las bases legales no permiten concluir, como tampoco lo han hecho la Sala IV y el Tribunal Contencioso y Administrativo, que actualmente se trate de un monopolio.

Lo anterior se sustenta en que es un servicio público, cuya prestación está asignada al Ministerio de Obras Públicas y Transportes (MOPT), mediante una ley. El ente público puede darlo en concesión a una empresa privada, como es el caso con la compañía Riteve SyC, cuyo contrato fue refrendado en el 2002 y prorrogado por otros 10 años en julio del 2012.

Sin embargo, los comisionados de ese grupo señalan que una conclusión eminentemente técnica y económica definiría que sí es un monopolio, pues solo hay una empresa a la cual ir a cumplir con ese requisito de inspección.

Para su investigación, la Unidad Técnica de Apoyo a la Coprocom consultó al MOPT acerca de los criterios previos a la próxima apertura del servicio.

En su respuesta, ese ministerio pone de manifiesto dos inquietudes: una es que los ingresos de los oferentes dependen de la cantidad de clientes, debido a que las tarifas están fijadas por ley y eso tentaría a dar un servicio con menores exigencias para atraer unidades. La otra es que la supervisión de los denominados Centros de Inspección Vehicular (CIVE) se complicaría por la mayor cantidad de puestos y de empresas. La supervisión estará a cargo del MOPT y del Consejo de Seguridad Vial (Cosevi).

El actual ministro del MOPT, Rodolfo Méndez Mata, dijo que desconocía el estudio de Coprocom y que debía consultarlo luego con los especialistas del área para emitir opinión.

“Esta apertura ha mostrado en otros países beneficios para el consumidor derivados del aumento de la competencia, tales como: aumento en el número de estaciones que amplía la posibilidad de elección, mayor amplitud de horarios al público, reducción de tiempos de espera...". Informe de Coprocom.

Por su parte, la empresa Riteve manifestó también que no conocía el informe de la Comisión y que deberá analizarlo antes de dar respuesta a consultas enviadas mediante correo electrónico.

La concesión de la RTV tiene su antecedente en el denominado “Ecomarchamo”. El MOPT autorizó a una serie de talleres (alrededor de 80), en 1997, ese servicio, pero en más de la mitad se encontraron irregularidades. Así que se estableció una revisión integral en 1998 y en el 2002, mediante ley, se concesionó a Riteve SyC originalmente por un periodo de 10 años.

Al 2017 (último dato contabilizado) Riteve hizo un total de 1.142.184 inspecciones primeras periódicas, de las cuales 64% fueron de automóviles, 13% de carga liviana, 12% de motocicletas y el resto de taxis, buses, cabezales, camiones y remolques.

Apertura con beneficios

Según el estudio de Coprocom, la apertura del mercado de la RTV aporta beneficios a los usuarios. La conclusión se basa en el análisis de la experiencia de varios países, entre ellos, España, Chile, Argentina, México, Colombia, Alemania y Reino Unido.

La apertura del servicio a partir del 15 de julio del 2022 se estableció en la Ley 9078, Ley de Tránsito por Vías Públicas Terrestres y Seguridad Vial, publicada en el alcance 165 de La Gaceta 207 del 26 de octubre del 2012. Se establece que el MOPT, por medio del Cosevi, se encargará de autorizar a las empresa que dará el servicio.

Desde luego que la ley establece los requisitos generales que deben cumplir quienes se pretender convertir en oferentes del servicio, pero los detalles finales se establecerán en el reglamento a la ley, aun sin confeccionar.

Mientras tanto, el informe de la comisión adscrita al MEIC detalla las ventajas de una apertura. “La experiencia internacional muestra que en un sistema de gestión en el cual se autoriza a varias empresas a prestar el servicio, existen mayores posibilidades de entrada y mayores posibilidades de que la evolución del mercado se dirija a resultados más eficientes y acordes con las necesidades de los consumidores y profesionales”, declararon los comisionados en el documento.

“Esta apertura ha mostrado en otros países beneficios para el consumidor derivados del aumento de la competencia, tales como: aumento en el número de estaciones que amplía la posibilidad de elección, mayor amplitud de horarios al público, reducción de tiempos de espera, oferta de servicios complementarios, introducción de descuentos cuando no existe tarifa fijada”, añade el grupo en su informe.

Pese a esa conclusión, el presidente de la Cámara Costarricense Automotriz, José Carballo, advirtió de que Riteve SyC presta un servicio transparente. "He visto que es discplinado, con gente decente y profesional, con instalaciones adecuadas, limpias y bien ubicadas”, añadió.

Carballo, quien representa al gremio de importadores de vehículos usados, señaló que por una apertura se puede perder todo lo avanzado en este campo.