Marvin Barquero. 24 enero
Las organizaciones de agricultores se quejan del freno al registro de nuevos agroquímicos en Costa Rica, mientras países competidores de la región ya tienen moléculas modernas y más adecuadas al ambiente. Foto: John Durán
Las organizaciones de agricultores se quejan del freno al registro de nuevos agroquímicos en Costa Rica, mientras países competidores de la región ya tienen moléculas modernas y más adecuadas al ambiente. Foto: John Durán

Agrupaciones agrícolas adscritas a la Alianza Nacional Agropecuaria (ANA) y a la Cámara de Exportadores de Costa Rica (Cadexco), denunciaron la inacción del Gobierno en políticas de apoyo a esos sectores, lo cual mantiene deprimida la producción.

Una agilización en el registro de agroquímicos para contar con moléculas nuevas y modernas, la activación de mecanismos de defensa comercial contra las importaciones, un supuesto “acoso ambiental” contra la producción y ausencia de apoyo para la reactivación de las exportaciones agrícolas figuraron entre las denuncias.

También se cuentan aspectos más específicos, como el programa de renovación y mejoramiento en café, agilizaciones en el Sistema de Banca para el Desarrollo (CBD) y un plan de mejoramiento en cacao, de acuerdo con la denuncia.

La denuncia fue presentada por la Cámara Nacional de Agricultura y Agroindustria (CNAA), la Unión Nacional de Pequeños y Medianos Productores Agropecuarios (Upanacional) y la Unión de Productores Independientes de Actividades Varias (UPIAV) –como miembros de ANA– y por Cadexco.

Las agrupaciones explicaron que las denuncias no son contra el ministro de Agricultura y Ganadería (MAG), Renato Alvarado, sino contra la inacción gubernamental. Alvaro proviene del sector privado y fue vicepresidente de la CNAA.

Empero, el actual presidente de la CNAA y exministro de Agriculrtura, Juan Rafael Lizano, consideró que Alvarado debería rodearse de mejores funcionarios, con más agilidad al realizar gestiones, como en el caso del Servicio Fitosanitario del Estado (SFE), para movilizar el registro de agroquímicos.

Ante la consulta acerca de una eventual falta de poder del ministro Alvarado en el Gobierno, Lizano y Guido Vargas, secretario general de Upanacional, coincidieron en la respuesta: el poder en el gabinete se lo hace cada ministro con sus acciones, proyectos y otros aspectos.

El expresidente de la Cámara Nacional de Productores Independientes de Banano (Anaproban), Édgar Quirós, estimó que debe darse un cambio en el rumbo del ministro. “(El ministro) da la impresión de que anda apagando incendios con grupos de pequeños agricultores. En la proyección grande, a largo plazo, cumpliendo problemas, como el de cambio climático y de mercado, por ejemplo, como que no los atiende”, detalló Quirós.

El ministro Alvarado explicó, por su parte, que es escuchado por el presidente (de la República, Carlos Alvarado) y por el gabinete y que cuenta con el respaldo del mandatario. “El señor presidente me ha dado todo su apoyo, escucha mucho al ministro del MAG; incluso, algunas veces he sido imprudente en cosas que he dicho”, especificó Alvarado.

Aseguró que están trabajando en proyectos para los sectores y que algunos aspectos, especialmente relacionados con la competitividad (ambiente, agroquímicos, carreteras y vías, entre muchos otros) no dependen solo de su despacho.

Denuncias

ANA y Cadexco ponen como ejemplo la falta de aplicación eficiente de los instrumentos legítimos de defensa comercial, internacionalmente reconocidos y avalados, así como una supuesta deficiencia en la verificación del etiquetado de productos agrícolas provenientes del extranjero. “Tampoco se controla que estos productos cumplan con la normativa ambiental o laboral, o si utilizaron agroquímicos no registrados en Costa Rica”, aseguraron la organizaciones.

“Cuando importadores están ingresando productos de la canasta básica afectando a nuestros productores, el país tiene que reaccionar. Se pierde productores y empleos, sobre todo en zonas rurales. Los importadores e intermediarios son los únicos que ganan”, detallaron los grupos agrícolas en un documento.

El caso más reciente de esa situación es una denuncia de los azucareros por supuestas importaciones baratas, presentada hace casi un año y que está en trámite en el Ministerio de Economía, Industria y Comercio (MEIC).

Los dirigentes de los agricultores consideran que hay un “acoso” ambiental, promovido por grupos ecologistas y aceptado desde el Ministerio de Ambiente y Energía (Minae).

Según el ministro Alvarado, esos dos ejemplos más el del registro de agroquímicos son de los que no dependen solo de su despacho. Recordó que en el tema de los plaguicidas la formulación de normas depende tanto del MAG como del Minae y del Ministerio de Salud.

Aseguró que han desarrollado programas para mejorar el acceso al crédito, para asistir a los cafetaleros, a los productores de palma, para reactivar comisiones con horticultores y en programas ganaderos, entre otros. Lo que falta, aseguró, es informar y dar a conocer lo que están haciendo.