Marvin Barquero. 4 marzo
Ante la falta de oferta de aguacate Hass mexicano, el mercado costarricense debió acudir al producto local, al peruano, chileno y colombiano de esa variedad. Foto: Melissa Fernández
Ante la falta de oferta de aguacate Hass mexicano, el mercado costarricense debió acudir al producto local, al peruano, chileno y colombiano de esa variedad. Foto: Melissa Fernández

El Ministerio de Comercio Exterior (Comex) no cuenta en este momento con los recursos presupuestados para financiar la defensa de Costa Rica en el proceso por el comercio de aguacate Hass, planteado por México en la Organización Mundial del Comercio, según advirtió la jerarca de esa cartera, Dyalá Jiménez.

Ante tal situación, la ministra Jiménez auguró que será necesario incluir los $500.000, que se calcula costará el proceso en su etapa de panel, en un presupuesto extraordinario.

Precisamente, la conformación del panel de árbitros se realizará este 6 de marzo en una reunión convocada por México, en el seno del órgano de solución de controversias de esa entidad multilateral. A partir de eso se realizará otro encuentro para definir el camino del panel, pero la investigación y la resolución final del conflicto se puede llevar de uno y medio a dos años, reconoció la ministra Jiménez.

La jerarca agregó que se están realizando evaluaciones a lo interno del Comex para buscar el financiamiento. También dijo que llevará el tema al Consejo Interinstitucional de Solución de Controversias, donde ese despacho participa con la vicepresidencia de la República, el Ministerio de la Presidencia y el Ministerio de Hacienda.

El conflicto por el comercio del aguacate Hass se abrió desde el 5 de mayo del 2015, cuando el Servicio Fitosanitario del Estado (SFE) cesó la emisión de permisos para importar la fruta de ocho mercados, entre ellos México, el principal productor y exportador mundial de esa fruta.

La medida se basó en protección fitosanitaria, pues el SFE adujo que en esos mercados está la enfermedad de la mancha del sol, que no está presente en Costa Rica. México calificó de inaceptables el proceso y la argumentación técnica, y a partir de ahí se abrió un conflicto entre los dos países, el cual ahora se va a dirimir en la OMC, por medio de un panel de árbitros.

Jiménez detalló que con los $500.000 Costa Rica financiará los servicios de peritos y los abogados del Centro de Asesoría Legal en Asuntos de la OMC. Este es un centro especializado de ese organismo multilateral que ayuda con tarifas menores a los países calificados como en desarrollo, cuando tienen que enfrentar conflictos.

En un conflicto solo uno de los países involucrados puede acceder a esos servicios, por lo cual la ministra Jiménez considera clave haber apartado desde el inicio ese centro para la defensa de Costa Rica.