Salud

Viruela del mono: guía con preguntas y respuestas para entender la enfermedad

Costa Rica indicó que investiga un caso por sospechas, en lo que el mundo ya confirma 550 casos en 30 países

La mañana de este miércoles, el ministerio de Salud anunció que investiga un primer casos con indicios sospechosos de viruela del mono o viruela símica. Se trata de una turista noruega de 21 años que ingresó al país el 22 de mayo y presentó síntomas cinco días después.

¿Cómo se maneja este caso? ¿Qué se hace con los contactos? ¿Cómo vigila Costa Rica la enfermedad? ¿Por qué se caracteriza este virus? ¿Cuáles son sus síntomas? ¿Cuál es el tratamiento? ¿Es una enfermedad de transmisión sexual?

Para responder a estas preguntas La Nación revisó los informes de la Organización Mundial de la Salud (OMS), los reportes de las autoridades de salud de los países donde se ha reportado el virus y las declaraciones de los médicos que atienden directamente los casos y los virólogos que estudian este patógeno.

Tiene 21 años y llegó de visita al país el 22 de mayo. Tuvo síntomas el 27: fiebre, malestar general y brotes en sus manos y pecho por lo que acudió a consulta a un centro médico privado.

Un caso sospechoso no significa que sea probable o confirmado, puede descartarse con pruebas de laboratorio.

Se le tomó una muestra y se envió al Instituto Costarricense de Investigación y Enseñanza en Nutrición y Salud (Inciensa). Allí se descartó que se tratara de herpes.

Se está a la espera de descartar otras enfermedades, al tiempo que se esperan resultados de muestras enviadas al Centro de Control de Enfermedades de Estados Unidos (CDC, por sus siglas en inglés). Las muestras deben ser analizadas en el extranjero porque en este país no existe la posibilidad de hacer un examen diagnóstico.

Ella viajó con otras seis personas y tuvo contacto con dos costarricenses. Ninguno de ellos ha manifestado síntomas.

Ninguno ha tenido síntomas, se les indicó que en caso de presentarlos acudieran por atención médica y notificaran sus manifestaciones.

Ante la alerta internacional, la Dirección de Vigilancia de la Salud del Ministerio de Salud, en conjunto con un grupo técnico interinstitucional, está en análisis permanente del avance de la situación mundial del virus y de la nueva información disponible, para trabajar lineamientos.

Además, los servicios de salud públicos y privados están preparados para identificar casos sospechosos y notificarlos a las áreas rectoras de salud y a la Dirección de Vigilancia.

Este tipo de protocolos son normales en estas situaciones internacionales. Ya el país tuvo en el pasado con otras enfermedades que no ingresaron, como ébola SARS y MERS.

Es un virus del género orthopoxvirus, al que también pertenece la viruela (o smallpox, en inglés), única enfermedad humana que se ha erradicado por vacunas. El primer caso en seres humanos se reportó en 1970 en la República Democrática del Congo. Desde entonces se han visto brotes en una decena de países africanos.

De acuerdo con Andrea McCollum, especialista en virus de la familia poxvirus del Centro de Control de Enfermedades de Estados Unidos (CDC, por sus siglas en inglés), hay dos subtipos principales: el del Oeste de África y el del Congo Basin.

Se estima que los casos actuales son causados por el primer subtipo, que usualmente genera síntomas más leves.

Esta enfermedad es diferente de su virus “primo hermano” de la viruela humana, que fue erradicada en 1980. Una de las ventajas es que la viruela del mono es menos agresiva que la viruela humana.

No es una enfermedad nueva. La viruela del mono ―o monkeypox, en inglés― ya es vieja conocida en países africanos, como Nigeria o Camerún, donde ha causado brotes desde hace años y los casos se ven constantemente.

En África, usualmente la letalidad es del 10%, pero debe tomarse en cuenta que en muchos lugares con presencia activa de la enfermedad, el acceso a los servicios de salud es más limitado y la condición general de salud de las poblaciones es más baja.

Esta enfermedad tiene varios síntomas, no todas las personas presentan todos, algunas tendrán más o menos manifestaciones, en mayor o menor intensidad.

  • Brotes, que usualmente comienzan en las palmas de las manos o cara y que luego se esparcen por el cuerpo. Aparecen luego de dos o tres días de síntomas. No en todos los casos generan comezón. Al igual que con la varicela o sarampión, pueden dejar cicatrices.
  • Fiebre.
  • Formación de úlceras en diferentes partes del cuerpo, pero son usuales en boca y genitales.
  • Debilidad.
  • Malestar general.
  • Dolores musculares y de cabeza.
  • Escalofríos.

De acuerdo con el CDC, la enfermedad dura de dos a cuatro semanas.

Porque la primera vez que el virus fue descubierto, en 1958, se halló en monos. Es una población donde usualmente se ve, aunque también puede infectar a roedores.

En este momento hay brotes activos en varios países del continente.

  • Camerún, 25 casos y nueve muertes entre diciembre y el 1.° de mayo anterior.
  • República Centroafricana, ocho casos y dos muertes solo entre marzo y el 17 de mayo de 2022.
  • República Democrática del Congo, 1.284 casos y 58 muertes del 1.° de enero al 8 de mayo de 2022.
  • Nigeria, 46 casos y 0 muertes entre el 1.° de enero y 30 de abril de 2022.
  • República del Congo: dos casos solo entre el 21 y 23 de mayo pasados.

Para algunos especialistas, esta es una enfermedad olvidada a la que se le comienza a dar atención ahora que se presenta en países occidentales con mayores recursos.

“La ‘viruela del mono’ es ‘rara’ porque es relativa de regiones donde es endémica, ciertamente no es frecuente en la población global. Pero es ignorada, porque aunque es un virus emergente solo obtiene atención cuando se pone en el radar de países ricos cuando ocurren casos importados”, aseveró la viróloga estadounidense Angela Rasmussen.

La forma principal de contagio es de un animal salvaje a un ser humano, pero también se dan casos de humano a humano; en este brote hay varios de ellos, especialmente entre personas que viven en una misma casa. Lo visto hasta el momento hace pensar que no es altamente contagiosa de un humano a otro.

La transmisión se da principalmente por dos vías: a través del contacto piel con piel y a través de gotículas de saliva, como muchos virus respiratorios.

De acuerdo con el CDC, la transmisión ocurre cuando una persona entra en contacto con el virus a través de un animal, humano o materiales con el patógeno. El virus entra al cuerpo a través de heridas abiertas en la piel (aun en las más pequeñas y que no son visibles), tracto respiratorio o las membranas mucosas de los ojos, nariz o boca.

La transmisión de animal a humano puede ocurrir por una mordedura o rasguño, preparación de la carne, contacto directo con los fluidos o contacto indirecto con un material que tenía el virus. La transmisión de humano a humano ocurre principalmente por gotículas de saliva o de mucosidad.

“Este brote actual fue derivado principalmente por casos importados de personas que viajaron a lugares donde el virus es endémico (como Nigeria). Pero sí hay preguntas sin responder, ¿por qué se esparce globalmente ahora? ¿Es esto biológico (el virus es más transmisible), circunstancial (los humanos crean condiciones que facilitan la diseminación) o ambos?”, expuso Rasmussen.

Varios de estos casos han sido detectados en clínicas que atienden infecciones de transmisión sexual. Algunos de los pacientes han sido hombres que tienen sexo con hombres. Sin embargo, esto no quiere decir que sea una enfermedad de transmisión sexual, simplemente es una que se transmite a través de contacto físico cercano, algo que ocurre en las relaciones coitales, pero no únicamente en ellas.

“Típicamente se necesita un intercambio de flujos vaginales o de semen que tenga ese virus o patógeno para que sea de transmisión sexual. Una infección de transmisión sexual es causada por las relaciones sexuales, relaciones anales, relaciones vaginales, o sexo oral y no se necesita este tipo de contacto sexual para transmitir la viruela del mono. Un contacto cercano con la persona es suficiente”, concluyó Andy Seale, asesor en temas de infecciones de transmisión sexual para la OMS.

El periodo de incubación (tiempo transcurrido desde el momento de la infección hasta el inicio de síntomas) puede variar de 5 a 21 días.

A diferencia de covid-19, en el que una persona comienza a ser infecciosa incluso antes de manifestar síntomas, con la viruela del mono la persona puede transmitir desde el momento en el que comienza con síntomas hasta que se recupera.

“El asunto aquí es que una persona se recupera cuando todas las lesiones en su piel se han sanado y ya tenemos una nueva capa de piel formada. Esto puede tomar tiempo, incluso varias semanas”, destacó McCollum.

No hay tratamientos específicos contra esta enfermedad, por lo que la mayoría de pacientes son atendidos con antivirales, como el cidofovir y ST-246. En algunos casos se dan tratamientos con inmunoglobulinas (un tipo de anticuerpos). También se pueden recetar analgésicos para disminuir o aliviar el dolor.

No existe una vacuna específica contra este virus, pero en España se está recomendando al personal sanitario que trabaja en primera línea y a quienes están en contacto cercano con los casos vacunarse contra la viruela, pues al ser un virus “primo hermano” podría dar cierta protección. Sin embargo, como la viruela es una enfermedad ya erradicada desde hace décadas la existencia de vacunas en este momento no es numerosa.

Como no es una enfermedad altamente transmisible, la prevención va enfocada principalmente a quienes viven con estas personas o deben darles tratamiento.

El aislar a las personas con la enfermedad y el uso de mascarillas y equipo de protección personal baja el riesgo de infección.

La (OMS) confirmó en conferencia de prensa este miércoles que ya hay más de 550 casos en 30 países donde la enfermedad no estaba presente anteriormente. El informe oficial más reciente es del pasado 29 de mayo.

Reportes elaborados por investigadores independientes hablan de que a este miércoles 1.° de junio, hay 610 confirmados, 4 probables y 53 sospechosos en 30 países. En América Latina, Argentina confirma dos pacientes y México uno. Brasil tiene dos casos sospechosos y Bolivia uno.

Esta es la primera vez que un virus del que tenemos noticias desde hace décadas, se esparce de esta forma en países donde se había visto solo en casos puntuales o no se hubiera visto del todo. Esto lleva a algunas personas a pensar si esto quiere decir que el virus mutó para hacerse más transmisible. La OMS indica que aún es muy pronto para tener esa hipótesis.

“Este es un virus ADN. El ritmo de mutaciones es mucho más bajo que el de los virus ARN (como el SARS-CoV-2, causante de la covid-19), entonces es un virus muy estable. En este momento no tenemos evidencia de que haya mutaciones en el virus”, manifestó en una transmisión de Twitter Rosamund Lewis, secretaria de investigación de viruela de la OMS.

Para poder tener certeza de si hay cambios, primero deben estudiarse las secuencias genómicas (análisis del virus gen por gen) para ver si hay diferencias con los anteriores. De momento, no se habla de nuevas variantes.

“Estamos comenzando a recolectar información. Estaremos convocando a nuestros grupos de virólogos que discutirán esta pregunta basados en la secuencia del genoma en algunos de los casos detectados en este brote”, añadió.

Irene Rodríguez

Irene Rodríguez

Periodista en la sección El País. Máster en Salud Pública con Énfasis en Gerencia de la Salud en la Universidad de Costa Rica. Ganó el Premio Nacional de Periodismo Científico del Conicit 2013-2014, el premio Health Systems Global 2018 y la mención honorífica al Premio Nacional de Periodismo de Ciencia, Tecnología e Innovación 2017-2018.

En beneficio de la transparencia y para evitar distorsiones del debate público por medios informáticos o aprovechando el anonimato, la sección de comentarios está reservada para nuestros suscriptores. El nombre completo y número de cédula del suscriptor aparecerá automáticamente con el comentario.