Irene Rodríguez. 7 noviembre
Una campaña busca que las mujeres hablen abiertamente sobre la menstruación. Fotografía: Shutterstock
Una campaña busca que las mujeres hablen abiertamente sobre la menstruación. Fotografía: Shutterstock

¿Cuán normal es hablar de menstruación? Para Jimena Ruiz, de 16 años, María Fernanda Morera, de 22, Josephine Clausen, de 34, o la ginecoobstetra Mercedes Alfaro, de 49 es algo fácil y natural. Todas estas costarricenses tienen en común el que en sus hogares, pese a las épocas diferentes en las que les tocó crecer, siempre encontraron un ambiente para conversar de este tema como algo natural.

“Tal vez no me hablaron directamente, pero tenía hermanas mayores y era muy común oírlas hablar y verlas. Cuando me vino ‘la regla’ le dije a mi mamá y ella le contó a mi papá. Él me llevó a comprar todos los productos que iba a necesitar para esos días”, comentó Clausen, quien menstruó por primera vez a los 11 años y fue de las primeras de sus amigas en vivir esta experiencia.

No obstante, esto no es así de “normal” para toda la población femenina.

La mañana de este miércoles se hablaron de los resultados de dos investigaciones que exploraron las sensaciones de las mujeres con respecto a su período: el estudio Higiene y Salud y otro llamado Rompiendo Mitos. En ellos se encuestó a mujeres de 20 naciones, entre ellas México, España, Francia, Alemania y Estados Unidos.

Los resultados (presentado por la empresa Essity) indican que muchas aún se enfrentan a una serie de tabúes que las hacen llevar este proceso con pena, pudor y, por ello, evitan hablar públicamente sobre este asunto.

Por ejemplo, el 52% de las participantes del estudio Rompiendo Mitos dijo que preferiría pedirle a su jefe un aumento de sueldo que admitir en la oficina que estaba en su periodo.

Además, el 53% dijo que ocultan (a donde quiera que vayan) sus productos de higiene femenina y el 88% hace lo posible por evitar que otras personas se percaten de que ellas están menstruando.

“Vergüenza y pudor nos impiden hablar de estos temas, y esto conlleva al dolor. En algunos casos hasta pensamos que los dolores fuertes (que se sienten durante la menstruación) son algo normal y entonces acudimos tarde al médico (o no acudimos)”, destacó la psicóloga Patricia Odio.

Precisamente, el reporte Higiene y Salud mostró que el 77% de las mujeres reconocían que el dolor durante su periodo afectaba su capacidad de trabajar.

“Debemos apropiarnos de este estado. Vamos a vivir cerca de 40 años con él, no podemos estar peleando mes a mes con él. Debemos comenzar a hablarlo como algo normal, como lo que es: una parte de nosotras. Que si nos manchamos, que si se nos pasó a la ropa, es un proceso normal”, recalcó Odio.

La ginecóloga Alfaro complementó: “nuestra relación con la menstruación es muy emocional. En mi consulta lo veo en las diferentes etapas de la vida. Cuando tenemos la primera menstruación comenzamos a tener características de adulta sin la madurez de la adultez, cuando quedamos embarazadas la primera vez estamos ante algo desconocido. Y cuando llega la menopausia sentimos que la juventud se nos va, y no queremos que se vaya eso que tanto odiamos durante todos los meses”.

Y añadió: “no podemos estarlo viendo solo en términos de dolor o hacerlo equivalente a enfermedad. Es un ciclo natural y es saludable tenerlo”.

Jimena Ruiz, de 16 años, sí lo ve de esa manera e indicó que la menstruación nunca ha sido un obstáculo para ella.

“A mí me encanta la playa, me encanta el mar. Igual voy esté o no esté con la regla. No me limito. Si quiero ponerme un pantalón blanco me lo pongo, me cuido, claro, pero no tengo por qué no usarlo si quiero usarlo”, apuntó la joven.

tabú
tabú
hablar
hablar
Involucrar a los hombres
Jimena Ruiz de 16 años (derecha), María Fernanda Morera de 22 (camisa blanca) y Josephine Clausen de 34, brindaron sus testimonios con respecto a la menstruación durante el Congreso Médico Nacional. Fotos: Mayela López
Jimena Ruiz de 16 años (derecha), María Fernanda Morera de 22 (camisa blanca) y Josephine Clausen de 34, brindaron sus testimonios con respecto a la menstruación durante el Congreso Médico Nacional. Fotos: Mayela López

Tanto especialistas en salud femenina como las mujeres que dieron su testimonio de esa relación con la menstruación son enfáticas en un punto: no solo se les debe hablar a las niñas mientras van creciendo, también a los hombres. Ellos deben ver con la misma naturalidad este tema, para que los tabúes caigan a mayor velocidad.

“Mi mamá hizo un buen papel, nuestra relación es de mucha amistad. Eso hizo que viera todo con mucha normalidad y más bien celebré mi primera menstruación, después me dejó de venir como dos o tres meses y ella estuvo ahí para resolver mis dudas. Eso quiero hacer si soy mamá, que si tengo una hija encuentre ese apoyo, y si tengo un hijo, que él también tenga toda la información, porque él estará rodeado de mujeres en la escuela o colegio”, dijo María Fernanda Morera, de 22 años.

Por su parte, Mercedes Alfaro, quien es madre de dos varones dijo que habló sin tapujos a sus hijos desde niños para que vieran la menstruación como algo normal: “hablaba sin el menor problema de comprar productos de higiene femenina, incluso les enseñaba mis manchas para que vieran en qué consiste el proceso. Es eso: hablar sin asco, que se sientan libres de preguntar. La información es poder, y esto los hace entender mejor a sus compañeras”.

No obstante, aún queda mucho camino por recorrer en este campo.

El estudio de Higiene y Salud indicó que el 60% de los papás (hombres) no ha hablado con sus hijas sobre el período menstrual. La cifra aumenta al 70% cuando se trata de hijos varones.

“También les debemos hablar a nuestros hijos hombres, y los papás también deben involucrarse. El que sea solo la mamá quien habla ayuda a seguir perpetuando tabúes”, recalcó Alfaro.

En este momento, diferentes campañas a nivel mundial buscan desmitificar la menstruación y uno de los mensajes es ese: que los hombres sepan de qué se trata, qué viven las mujeres en esta etapa, cómo las afecta y cómo no. De esta forma el proceso se comenzará a ver como lo que es: parte de la vida de toda mujer.