Estrategia Patrimonial

La evolución de la Bolsa de Valores

Estamos viviendo cambios importantes en los sistemas financieros, bursátiles y las bolsas de valores no son la excepción

La tecnología, las redes sociales la globalización, entre otras, han generado un creciente interés y relevancia de las diferentes bolsas de valores del mundo. Por lo que vale la pena recalcar la importancia del mercado bursátil en la economía a través de la historia. Empecemos por destacar que es la figura que permite tanto a las empresas como a los gobiernos financiar proyectos productivos y de desarrollo, así como la generación de empleos, logrando poner en contacto a los inversionistas con los emisores en un sistema regulado.

Las Bolsas de Valores no son nuevas para el sistema financiero, se crearon como una consecuencia y una evolución a lo largo del tiempo en lugares comerciales. Hay que recalcar que ya en la antigua Grecia y Roma, existían normativas que se aplicaban a los intercambios y los mercaderes que se reunían a una hora fija para formalizar transacciones.

Con el auge de estos mercados, el volumen comenzó a ser cada vez mayor, dando lugar a la aparición de figuras como la del prestamista y los templarios.

Con la llegada de la revolución industrial y el cambio radical en las bases de la economía, la producción industrializada pasó a ser el principal motor del comercio; el auge de Inglaterra permitió la aparición de la bolsa de Londres entre los años 1760 y 1775.

A partir del siglo XIX, el rápido crecimiento de Estados Unidos levantó el interés de los inversionistas en este país, lo que permitió la creación de la Bolsa de Nueva York que empezó a funcionar en 1865 tras la guerra civil e hizo que se fuese desplazando poco a poco la bolsa de Londres como centro de referencia bursátil, absorbiendo así la Bolsa de Nueva York los mayores movimientos de capitales de la época.

En los últimos 20 años, la consolidación de nuevos mercados como el Nasdaq relacionados con Internet, y sectores tecnológicos, así como el acceso rápido y sencillo a los mercados, han facilitado en gran medida el acceso a la Bolsa, y han permitido la entrada masiva de los inversionistas particulares.

Actualmente estamos viviendo cambios importantes en los sistemas financieros, bursátiles y las bolsas de valores no son la excepción.

Los mercados bursátiles en el futuro cercano serán cada vez más digitales y sostenibles. Digitales, gracias a la innovación de tecnologías como ‘blockchain’, el asesoramiento automatizado y los algoritmos de trading; y sostenibles porque ayudarán a atraer cada vez más financiamiento verde y tendrán un enfoque en la sostenibilidad de sistemas eficientes y altamente preocupados por la protección de los recursos naturales, sin olvidar la ética y la responsabilidad social de las empresas que pertenezcan al sistema.

La innovación y la digitalización ofrecen una oportunidad sin precedentes para que los mercados de capitales aumenten su eficiencia, mejoren la gestión de riesgos y ofrezcan un mayor valor a sus clientes. Asimismo, algunos de los componentes que generarán cambios importantes son: el potencial de la tecnología ‘blockchain’ para mejorar la eficiencia en los mercados de capitales, el asesoramiento financiero automatizado mediante ‘robo-advisors’, generando economías de escala y disminución de los costos marginales de los servicios transaccionales, otra innovación llegará a través de los algoritmos de ‘trading’, que permiten procesar la información en negociaciones de alta frecuencia. Todos estos componentes nos brindan herramientas innovadoras, las cuales servirán para ser más eficientes en la gestión de los portafolios de nuestros clientes, evidentemente la tecnología impacta todas las industrias y la bursátil.

Grupo Financiero Mercado de Valores

Con el objetivo de facilitarle a los lectores la comprensión de la gestión sobre su patrimonial y de brindarle herramientas que lo empoderen en la toma de sus decisiones, creamos junto a Grupo Financiero Mercado de Valores este espacio informativo, el nuevo blog, “El Valor de su Patrimonio”.